(Guerra avisada no mata soldado)

Es alarmante la forma acelerada del deterioro del poder adquisitivo de los venezolanos por la especulación

A este paso llegaremos a niveles inaceptables, en lo relacionado a los precios de los alimentos de primera necesidad.

Creo firmemente que los empresarios están jugando con candela y después, de nada valdrán los lamentos, en caso de un estallido social.

Estamos viviendo en forma continua y repetida, el alza desmedida en toda la rama alimenticia.

Debemos comprender que si no ponemos una real preocupación y una urgente solución, la misma se convertirá en menos que canta un gallo, en una bomba pendiendo sobre la gestión gubernamental en lo que respecta a la parte económica y social.

Como también los empresarios que juegan a la desestabilización, no deben olvidar que también pagaran sus culpas en caso de suceder algo que ninguno deseamos.

Somos testigos de aumentos insostenibles para los bolsillos de nuestra gente más humilde

en todos los rublos semanalmente.

Reflexionar que la gran mayoría de los trabajadores y empleados de nuestro país se rigen de un salario mínimo, donde el mismo es revisado anualmente y nunca llega a ser suficiente en comparación de la inflación acumulada en los doce meses pasados, y hoy pasea alegremente acompañada de una vergonzosa especulación galopante.

Han pasado sólo dos meses desde el aumento salarial aprobado por nuestro comandante y podemos decir muy responsablemente que se ha vuelto sal y agua, lo que nos obliga a recordar la penosa preocupación de pensar, que tenemos por delante 10 meses más ante una nueva evaluación.

A este paso si no ponemos medidas que si se quiere son urgentes, vamos en camino de un descontento generalizado, por culpa de empresarios irresponsables que a lo único que juegan es a la caída de nuestro comandante.

Somos testigos de aumentos desmedidos en lo que respecta también en las vestimentas necesarias para nuestra población.

La gran Mayoría esta percibiendo con tristeza que nuestro dinero cada vez tiene menos valor.

Responsablemente ser consientes que con los Mercales, y los Pdval implantados por PDVSA, tratando de paliar insuficiencias, no son ellos solos la solución, si no tomamos otro conjunto de medidas para acompañar a los mismos, para lograr el camino que nos llevará a la felicidad de los más desasistidos.

Tampoco podemos olvidar a la clase media tan sufrida en estos momentos, que acompañan a los de menos recursos en cuanto a la desesperación por la inflación y la especulación.

Alquileres de viviendas prohibitivos, colegios y transporte cada vez más inaccesible, seguros de hospitalización con precios espeluznantes, vestimentas “sólo regulares” con precios de 40 dls. Mínimo (y de ahí para arriba), cuando todos sabemos que la mayoría provienen de importaciones chinas donde cada prenda no pasa de 5 dls.....

No olvidemos que tenemos que lograr la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo.

Recordar la obligación de innovarnos, necesitamos ideas nuevas, frescas.

Tomar medidas ejemplarizantes de parte del Indecu, con seguimientos diarios en el control de la especulación, vigilancia por parte del Estado a las empresas en lo que respecta a las ganancias de las mismas, (porque si ya lo están haciendo, hay que reconocer que no están dando resultados)

Como gobierno revolucionario, estamos en la obligación de erradicar de cuajo a los especuladores que pretenden hacerse ricos a costilla del hambre de nuestro pueblo.
“LA CAUSA DE LOS PUEBLOS NO ADMITE LA MENOR DEMORA”

José G Artigas


jovarela33@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1253 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60668.htmlCd0NV CAC = Y co = US