Miénteme más, que me hace tu maldad feliz

Miénteme más, que me hace tu maldad feliz.
(De la letra de un bolero)

A veces el silencio es más elocuente que las palabras y otras veces el tono de las palabras revela mejor lo que éstas quieren ocultar. Pero los hechos, en definitiva, son los que terminan por imponerse sobre el silencio que oculta y sobre las palabras que se niegan a reconocer.



A propósito del reciente reafirmazo promovido por la ¡y que oposición! estamos ante un ejemplo palpable de lo antes afirmado. Primero el ominoso silencio que se extendió la noche del primero de diciembre sobre muchas urbanizaciones del este de Caracas, verdaderos enclaves antichavistas, al concluir las jornadas de recolección de firmas, producto del estado catatónico en que quedaron sumidas al saber que no habían sido capaces de alcanzar su ansiada meta. Segundo, el tono de las palabras pronunciadas por los "líderes" de la "¡y que!" los cuales aun no repuestos del tremendo impacto recibido, pero ya con una estrategia trazada (¿El plan B?) pretendían imprimir a sus palabras un tono triunfal que estaban muy lejos de sentir y que sólo logró engañar aquellos que querían seguir siendo engañados negándose a aceptar la realidad. Y es que hay personas que prefieren vivir en el engaño antes que aceptar una realidad que rechazan.



Un paradigma de este comportamiento lo podemos encontrar en dos famosos personajes del foro nacional: el uno lo evidencia con su propia voz grabada en una conversación telefónica con su hijo y el otro, por la referencia que de él hace el hijo al padre durante la conversación, la cual puede ser oída en Aporrea.org. y la cual deberían oír todos los seguidores de esos seudo líderes que conforman el grupo "sin cogé". Allí puede oírse como estos personajes se auto engañan, afianzándose en sus propios deseos y rechazan la cruda realidad que los tiene a todos "cagados" -Ramoncito dixit-que no es otra que la admisión por parte de la empresa SUMATE de no haber logrado recolectar sino 1.900.000 firmas.



A todas estas, el único que parece tener los pies firmes sobre la tierra es Ramoncito, quien sugiere que las dos figuras más visibles del grupo de los "sin cogé" depongan sus ambiciones y declinen en Eduardo Fernández su representación como candidato único en unas posibles elecciones como única salida para evitar un nuevo triunfo de Chávez, lo cual es descartado por su padre por considerar imposible lograr que estos candidatos renuncien a sus ambiciones (yo agrego que es tan imposible como evitar el triunfo de Chávez).



Finalmente, el otro hecho revelador de la realidad admitida por SUMATE es que a estas alturas aun no se haya hecho entrega de una sola de las firmas recolectadas, lo cual se debe al desconcierto en que aun se encuentra sumida esta inefable "dirigencia", la cual después de haber logrado con sus mentiras crear falsas expectativas en tantas personas y agrupaciones que aun las mantienen en virtud de que quienes se las crearon y conocen la dura realidad (dura para ellos) no se atreven a decirles la verdad porque saben que quedarían enterrados para siempre y se mantienen a la espera de que ocurra un milagro o, lo cual no es descartable en absoluto conociendo sus antecedentes, están agazapados listos a lanzar un zarpazo agónico cuando menos se espere, lo cual no debe estar muy lejano porque se les acaba el tiempo y las firmas no aparecen. Así pues, hay que estar OJO PELAO ante la acechanza del ofidio que se encuentra enroscado a la orilla del camino, listo para inocular su mortal veneno, sin olvidar que en nuestro territorio existe también una camada del mismo a modo de quinta columna.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5425 veces.



Ño Leandro


Visite el perfil de Leandro Ño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Ño

Leandro Ño

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a6066.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO