¿Empresarios, mendigos o chulos?

            El desarrollo de una nación se da producto del trabajo,  la mística, la educación y la inventiva de sus ciudadanos.   Para generar este avance, se necesita que el estado sea incentivador de todo lo anterior,  pero ese incentivo debe tener un limite que llega hasta la etapa en la cual el empresario o los empresarios,  asuman la inversión del capital en la fabricación de productos acabados desde la etapa del diseño, pasando por el de troqueles,  moldes hasta llegar a la etapa de colocar el producto final a la venta  (conste que no he hablado de empresarios capitalistas o socialistas).   En nuestra Venezuela saqueada, la clase empresarial (esa que constantemente reclama dólares y aduanas francas)  no se conoce el verdadero espíritu emprendedor y generador de productos a partir del diseño y la ingeniería.  Esos empresarios( autocalificados),  se han dedicado a la actividad de importar hasta los palillos de dientes.  Éllos son tan inútiles y obtusos, que ni siquiera tienen la ocurrencia de intentar fabricar una maquinita sencilla y práctica para hacer palitos de dientes a partir de un rolo de leña.  Es esa misma clase empresarial,  la que critica al gobierno,  cuando este toma la iniciativa de pactar con otras naciones, para instalar en el país, fabricas de maquinarias o de productos acabados.

      Si nuestra querida patria posee en su suelo, hierro, cobre , magnesio, en fin todos los minerales necesarios para fabricar objetos desde los mas sencillos hasta los mas elaborados, si tiene fuentes de energía limpia y barata, si tiene materia gris,  en suficiente cantidad y calidad generada por nuestra idiosincrasia y  universidades ¿ por que tiene que importar productos que se hacen a partir de la materia prima que exportamos?  Las respuesta es sencilla:  tenemos unos señores que se hacen llamar empresarios, pero que no emprenden un carajo.  Se dedican a rebuscar por el mundo lo que otras naciones que con menor capacidad que la nuestra, fabrican.  Para luego ellos comprarles barato y luego vender acá bien caro.  Ese es el ¿espíritu? De estos capitalistas mediocres y eunucos cerebrales. Cuando un gobierno no les da lo que mendigan al estado, se ponen bravos y conspiran para tumbarlos.  Ese es el panorama empresarial de Venezuela.  Diariamente veo y oigo al presidente hablar y hacer acuerdos con otras naciones que desean apoyar a nuestro país en su desarrollo,  pero miro a unos ¿empresarios?,  que solo se dedican a sacar cuentas y márgenes de ganancia de sus operaciones,   se desentienden del impulso y desarrollo de la investigación, científica y técnica, que requiere la nación para ser independiente,  solo piensan en comprar, traer, pedir , mendigar y reclamar.  Yo no se de donde estos seres  se dicen ser empresarios ¿ será que no conocen el significado de esa palabra? Porsia,  les digo señores chulos, pedilones y explotadores:  empresario deriva de emprendedor, emprender, que tiene iniciativa, que hace, se abastece o busca los mecanismos para generar sus propias fuentes de desarrollo y fabricación, a partir de la investigación y posterior implementación de los resultados de esa investigaciones en moldes, piezas, partes y unidades de producción primarias hasta llegar a las de acabado o punto final. ¿ es muy difícil eso?

    Si Uds. nunca han estado en capacidad de emprender, ¿entonces que es lo que reclaman?.  Nuestra nación se ha caracterizado hasta ahora por ser un país con una alta dinámica de puertos, pero a la inversa de lo que debería ser:  para que salgan por ellos productos acabados,  con alto contenido de agregado de mano de obra nacional y de investigación nacional.  Pero Uds. ¿empresarios nacionales? tienen la pirámide invertida,  por conveniencia y por incapacidad de generar cosas propias,  lo demás, es que también el origen de la mayoría de Uds. es de otras fronteras (que sin ser chauvinista)  parece que no les conmueve la tierra que generosamente los cobija.  Hacen sus capitales fáciles aquí, y se van a las grandes centros de distracción capitalistas a derrocharlos,  sin impórtales los bajos salarios  y lo mucho que maltratan a la mano de obra del trabajador.  Este no es el caso solo de Venezuela.  Toda América latina esta plagada de esta clase de empresarios maulas y mequetrefes.    ¿hasta cuando?


javiermonagasmaita@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1680 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: