El Pueblo debe estar alerta y en pie de lucha

¡BASTA DE IMPUNIDAD!

El pueblo, ahora más que nunca, debe estar alerta ante los ataques terroristas de una oposición desquiciada que está entre la espada y la pared. La concentración de cuatro pelagatos infofrénicos a las puertas de Globovisión y en algunos sectores del este capitalino, luego del llamado histérico de Alberto Federico Ravell, cuando se estaba procediendo a incautar equipos de microondas que eran utilizados de manera ilegal, es una muestra del disminuido poder de convocatoria de aquellos conspiradores que aún sueñan con reeditar el golpe de estado del 11 de Abril.

La escalada de acciones terroristas posteriores al perfecto derecho que tiene el estado de vigilar por el cumplimiento de las leyes, el caso de Globovisión muestra los niveles delincuenciales de estos pequeños pero poderosos grupos de comunicación, se ha venido advirtiendo al estado y la capacidad destructiva de sus objetivos que hasta ahora no han cobrado víctimas. Sin embargo, esto no excluye que exista la intención de planificar acciones sin importar la muerte de algún ciudadano cuando los intereses que están en juego son tan grandes.

En artículo anterior expuse sobre los vínculos que hoy se están evidenciando, de grupos mercenarios anticastristas (Comandos F4) que se mantienen activos en sectores gusanos en Miami; quienes estarían prestando apoyo a sectores golpistas venezolanos en materia de entrenamiento paramilitar, financiados por la Agencia Central de Inteligencia norteamericana.

Hay un personaje que ha estado de bajo perfil en la Gobernación del Estado Miranda, bajo las órdenes del fascista Enrique Mendoza. Hermes Rojas Peralta, discípulo de Posada Carriles y actual Jefe de la policía mirandina, conjuntamente con la cofradía de militares asesinos que han dejado sola la Plaza Altamira, apuestan por desestabilizar el gobierno de Hugo Chávez Frías mediante acciones terroristas conducentes a crear el caos y enrarecer el clima político.

La idea es muy clara. El referendo no es una opción política viable para derrocar al Comandante. El apoyo duro a Hugo Chávez es del 51% solo en Caracas, sin contar con el amplio apoyo del resto del país y tomando en cuenta aquellas famosa premisa que no acaban de tragar los opositores: ”Caracas no es Venezuela”. Esto lo saben cada uno de los desesperados maniobreros políticos que están al servicio de la oligarquía y solo les queda una vía que, definitivamente, es la más torpe pero no deja de ser la más peligrosa.

Por otro lado, no constituyó una sorpresa los pronunciamientos en respaldo de Globovisión, de algunas organizaciones internacionales y de los voceros siempre dispuestos a conspirar instalados en la Casa Blanca. Prestos a cualquier maniobra que atente contra la institucionalidad del país, saltan casi inmediatamente a bañarse de cámaras, luces y reporteros para despotricar en contra de Hugo Chávez y un supuesto atentado contra la “libertad de expresión”. No obstante, luego de evidenciada la mentira de la que hacen uso estos imbéciles delincuentes (me encantó la expresión del Comandante) y de la reacción cómplice de los imbéciles instalados en el exterior, la verdad les cae a coñazos y no hay una puta frase que pueda echar a un lado los motivos reales del ataque histérico de un delincuente, bocón, vagabundo, ladrón y baboso cancerbero del imperio, traficante de la mentira diaria.

El pueblo, repito, tiene que estar atento para ubicar cualquier acción terrorista y denunciarla de inmediato. Ellos saben que pueden hacer un daño extremo y ocultarse tras la máscara del “yo no fui” ó desviar a los sectores infofrénicos, acusando al estado de estar ejecutando estas acciones en su beneficio. Los canales privados, esto ya lo advirtió el presidente en el Aló Presidente del pasado domingo, son los abanderados de esta escalada de violencia. Son los artífices del golpe que está en proceso y no acaba de cuajar.

El estado por su parte, tiene que tomar medidas contundentes a abortar y eliminar cualquier acción terrorista que incluya el cierre de aquellos canales golpistas que participen en esta orgía golpista que no respeta la vida de los venezolanos. A los instigadores hay que ponerlos presos. El delincuente Alberto Federico Ravell es un instigador y debe abrírsele averiguación que culmine en un proceso penal. A todos los propietarios de los medios, deben abrírseles sendas averiguaciones por su participación en el golpe de estado y sus vínculos seguros con las actuales operaciones golpistas. Basta de impunidad, basta de tanta basura informativa, basta de tanta subversión y que se tenga muy en cuenta, que este pueblo apoyará cualquier medida que se le imponga a esta banda de coños de madre; a quienes no les importa asesinar para lograr meterle el guante nuevamente al país.

¡BASTA DE IMPUNIDAD!

marioaporrea.org
msilvagayahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2988 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas