Aporrea y la esperanza

Estos escritos no son hechos para la dirigencia de la oposición, de antemano se supone que no están dispuestos a dialogar, están cerrados a la posibilidad de encontrar salidas democráticas al conflicto que mantienen con el pueblo, que se ha convertido en guerra continua nuevamente; están dirigidos a las bases que es la parte humilde del pueblo, a todos los que creen en la posibilidad de construir una nueva patria por encima de sus espaldas, no es justo que los enquistados en el proceso que obstaculizan los cambios, se dediquen, a limitar el pensamiento, a tildar de antirrevolucionarios a los que ponen en practica el principio de la doctrina comunista, que es cuestionar, analizar, pararse frente a las dificultades con la intención de detectar a tiempo errores y corregir.

Los dirigentes rancios de la oposición tienen planes bien claros y son iguales a los que mantienen los enquistados del proceso, que se oponen a la profundización y quieren evitar que la revolución se termine de convertir en la propuesta que es y deje por fin de ser una extensión de la cuarta que no termina de arrancar.

Los “sesudos” del proceso tiene su preparación, sus estudios, sus análisis y no es a ellos precisamente que tenemos que dirigirnos; la dirección es necesaria que la aboquemos a reforzar al pueblo llano, a los que no tenemos esa “profundidad” en el conocimiento y lo único que creemos es que es necesario cambiar y los ejemplos que manipulan los enquistados no son los mejores para intentarlo.

Esta revolución se ha convertido en una competencia de análisis para demostrar inteligencia, cuando debería ser, una demostración de inteligencia para hacer análisis, que empiece a desarrollarse desde el individuo simple, el que busca desesperado salir de esta contradicción y las estructuras IV republicanas se lo impiden, cuestionándolo cuando se atreve a disentir de lo que no va por el camino que piensa es correcto y comete el error por falta de preparación de ventilar nuestras contradicciones, fuera de la interioridad revolucionaria.

Señores que visualizan futuro con estructuras anteriores, entiendan de una vez que no es posible seguir alimentando esa esperanza; que perdemos tiempo tratando, salvando lo que no tiene remedio, que es necesario la búsqueda del nuevo planteamiento y que el pasado sirva para referencia de abrir al futuro posibilidades, no estarlo utilizando como ejemplos a seguir, sabiendo que no funciona y no funcionara porque esto es una nueva propuesta, prevista para ser ejecutada por un hombre nuevo, con el menor daño posible de alineación y los esfuerzos tienen que estar fundamentados hacia ese objetivo, tratando de encontrar la nueva forma de poner en práctica el aprendizaje en colectivo, que es el fundamento de una revolución, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

machucamelo@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1717 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a49455.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO