La Constituyente Universitaria ¿Cuando?


PRE-INTROITO
A raíz del artículo ¿Qué te han hecho mi Universidad de Oriente? de Milagros Machado y publicado en Aporrea, se me ocurrió escribir éste que le detallo a continuación, esperando que le sirva de algún consuelo a la colega. Yo también soy profesor de la UDO, jubilado (Monagas), y me duele tanto como a ella lo que los adecos y otros especimenes piratas han hecho con nuestra Casa Más Alta.

OTRO PRE-INTROITO
Evidentemente la creación de la Universidad Bolivariana de Venezuela les ha dado en la madre a los adecos y especimenes similares que están enquistados en las Universidades autónomas. El Plan Sucre los remató. Por ahí andan. Hablando como locos. Botando mierda por esa boca (yo creo que es que se le sale, ya que están “full”). Chávez de verdad los tiene locos.

INTROITO
Por ahí por los días post-golpe militar pre golpe PDVSA, yo me comunicaba vía internet con un colega también jubilado de la UDO (Anzoátegui), a quien por cierto no conozco personalmente, y nos pasábamos información y opiniones. Como veíamos que los golpistas seguían vivitos y coleando cual culebra, nos entraba una desesperación al ver la impunidad con que la TV privada hacía apología del delito y de los delincuentes, y que de parte del gobierno aparentemente no se estaba haciendo nada. En una oportunidad yo le dije a Eudes, que así se llama el colega, que Chávez no era ningún cojío a lazo, y que debíamos darle lugar a la duda. Que ya en Abril del 2002 Chávez había acabado con los militares enemigos de la Constitución y que pronto le tocaría a PDVSA. Pero entonces sucedió lo de la Plaza Francia y el grupito de monigotes disfrazados de militar. Yo esperaba, sinceramente se los digo, que el gobierno tomara esa plaza por asalto para que se acabara el peo. Lo mismo pensé cuando lo del barco petrolero (que ahora se llama honrosamente “Negra Matea”) anclado por los terroristas marineros Gentuza de Petróleo (recuerden: el petróleo es la mierda del diablo) en el Lago de Maracaibo. Pero no fue así. Hoy me pregunto que hubiera pasado si mis deseos se hubieran cumplido. El total es que después yo le decía a Eudes que ya los militares golpistas estaban neutralizados y que esos payasos (con el perdón de los payasos) de la Plaza Francia, si Chávez los ignoraba adrede era por algo. En Enero le dije que ya los golpe-fascistas de la gentuza de petróleo (“mierda”) estaban neutralizados y expulsados de la empresa. Es decir, los bastiones del país, PDVSA (poder económico) y los militares (poder armado), estaban bajo control del gobierno y de la Constitución. Que ahora le tocaba a los medios de comunicación, en particular a la TV privada (este era un tema que nos desesperaba y que aún nos desespera). Con la Ley de Responsabilidad Social de la Radio y la Televisión.
¿Y cuándo le toca a las Universidades?, me preguntó otro profesor en medio de una reunión con Luis Fuenmayor Toro durante el saboteo de Diciembre y a propósito de una posible intervención de las Universidades “autónomas”. Yo le contesté que las Universidades no le hacían ni coquito a Chávez (me refiero en el sentido de golpistas-saboteadores del proceso). “…Eso es como un mosquito picando a un elefante…”. Pero también le dije, como consuelo, que la respuesta que les iba a dar el Presidente era con la Constituyente Universitaria. Pero no en ese momento. No. Había cosas mucho más importantes y de mucho mayor prioridad.

EL CLAUSTRO UNIVERSITARIO
Se debería llamar más bien “La Rosca Universitaria” (o “El Toro Universitario”, rememorando “El Circo de los Toros”, artículo publicado en Aporrea). El claustro universitario, o colegio electoral, es quien elige a las autoridades: Equipo Rectoral y Decanos. Lo integran profesores de planta (“Ordinarios”), y los estudiantes (25%). Los estudiantes son elegidos por la comunidad estudiantil en cada universidad. De manera muy democrática. Eso no se puede negar. Las reglas electorales son abiertas y más o menos se apegan al concepto liberal de “democráticas”. Pero, y siempre hay un (o muchos) pero, no es de extrañar el manipuleo de los votos. Con respecto a los profesores tienen que ser, como dije antes, “ordinarios”, es decir, que no entran los contratados ni visitantes. Pareciera muy democrático pero no lo es.
Para ser profesor ordinario hay que ganar un “concurso” de oposición y/o de credenciales. Generalmente se evalúan primero las credenciales, y después si se considera necesario se va al “concurso de oposición”. Pongo un ejemplo: si uno de los concursantes tiene un doctorado y cursos y publicaciones y los demás no, pues lo más lógico es que éste sea el elegido ¿Para qué concurso de oposición? De todas maneras quien decide es el jurado. Y aquí empieza el “toro” (la rosca”) ¿Cuáles son las desviaciones?
Cómo la Universidad que conozco es la UDO pues hablaré de ella. Los adecos se apropiaron de esta universidad desde su nacimiento. La plana profesoral contratada para iniciarla era casi totalmente adeca. Como la UDO era “experimental”, cuando fue declarada “autónoma”, todos los profesores contratados (recuerden: en su gran mayoría adecos, pero no adecos “académicos”, no. Adecos militantes), pasaron a ser “ordinarios”. Eran (y son) una mayoría aplastante. Eso les permitió contratar más profesores adecos, la gran mayoría de ellos egresados de la misma universidad pero no de los mejores estudiantes (a veces, muchas veces, de los peores. Por allí hay un caso de uno que fue decano y vicerrector y que cuando se graduó ocupaba la posición 15 en un grupo de 16), y después que estos compañeros de partido “hacían” currículo (años de experiencia en la materia, algún cursito, etc.), les abrían el concurso de oposición para que pasaran a integrar el “claustro” y así aumentar el número de votos “duros” adecos. Por si acaso podía aparecer un advenedizo no adeco, peligroso para el concurso, entonces las exigencias para este concurso eran (son) prácticamente las que tenía acumuladas el “compañero de partido”. Lo único que faltaba era ponerle la foto y el número de cédula. Y para más seguridad el jurado evaluador era seleccionado e impuesto en la casa del partido (AD). Y cuidao si a alguno de estos jurados se le ocurría no aprobar al “compañero”. Esto lo hacían sin anestesia. Sin disimulo. De la manera más descarada. Y todavía. TODAVÍA. Cambian a un jurado si éste no garantiza la “aprobación” del compañero. Tal como recientemente me pasó a mí. Y valga la redundancia. Y así el “claustro” se fue “reforzando” con más adecos, corruptos, ignorantes, inmorales, piratas, deshonestos, flojos, torpes, ladrones, sinvergüenzas, etc., etc., etc. Y de estos claustros (suena como “antros”, ¿no?) es de donde han salido las “excelencias” (rectores, vicerrectores, decanos, etc.) que han dirigido y hoy dirigen a la UDO, UCV, LUZ, ULA, UC, y las demás que escapan a mi memoria. (Con decirles que uno de los rectores de la UDO, adeco por supuesto, fue acusado de ladrón, y por allí anda campante y muy orondo. Por supuesto, hay excepciones. Eso sí: hay que buscarlas con una lupa. Sin embargo, este mismo rector adeco, ladrón, inmoral, deshonesto, sucio, coñoemadre, corrupto, expulsó al Decano del Núcleo de Sucre -Luis Acuña Cedeño, actual diputado del MVR- por razones completamente inmorales. Y esto fue completamente legal. Inmoral pero legal. Injusto pero legal. Coñoemadre pero legal. La bendita Ley de Universidades apañó esta impudicia. Si el gobierno quisiera pudiera acabar con esto de un solo plumazo. Pero Chávez no es pendejo. Recordemos como actuó con los terroristas que pertenecían (afortunadamente pertenecían) a la Fuerza Armada y a PDVSA. Como el elefante a la hormiguita.

LA CONSTITUYENTE UNIVERSITARIA
La elección para ésta deberá ser abierta. Cualquier venezolano o venezolana, debidamente inscrito en el CNE, podrá votar para escoger a los miembros de esta constituyente. Un profesor jubilado, adeco toda su vida en la UDO, y ahora y que “chavista” (por supuesto le tengo más desconfianza quel carajo) es de la opinión que solo voten los profesores universitarios. Es decir los “claustros”. Pero es que este profesor es bien bruto (adeco al fin). Nos joden fácilmente. La gran mayoría de los profesores universitarios ordinarios son de la oposición (recuerden: ellos se han “acumulado”, como la mierda, en estos antros). Así que esta posibilidad debe ser descartada.
Como el futuro de la educación universitaria está íntimamente ligado al del pueblo venezolano, pues que éste decida. Que vote todo el mundo. Y estoy completamente seguro que ganaremos. Y tendremos autoridad para disolver los claustros (matar los “toros” diría yo) y abrir las puertas para que las Universidades se llenen de pueblo. El problema es cuando. Yo le diría a mi amigo Eudes que después que se neutralice la TV privada, Chávez va a ir con todos los hierros por la Constituyente Universitaria. ¿Los candidatos? Aquí si se va a poner un poco difícil la cosa. Si se va a discutir la Universidad, pues evidentemente que los candidatos deberán tener una preparación intelectual mínima. Que por lo menos sepan leer y escribir. Estoy seguro que cualquier egresado del Plan Robinson lo va a hacer mejor que el golpi-fascista Gianetto de la UCV, y los adecos (no se quien es el rector, así será) que dirigen (”manejan”) la UDO.

Luis Rivero Badaracco.
Maturín, 24 de Septiembre del 2003.
LGRIVEROB@CANTV.NET

PD: ¿Sabía usted, amigo lector, que los rectores, vice-rectores, secretario, decanos, tienen, además de su sueldo, “bonos” multimillonarios mientras las bibliotecas y laboratorios están sumidos en la miseria? ¿Qué estos personajes tienen gastos cual reyezuelo (o el equivalente femenino), con tarjetas de crédito doradas, viáticos “especiales”, llegan a hoteles 5 estrellas, viajan en primera clase, etc.? ¿Qué estos personajes duran 4 años en sus reinados? ¿Qué cuando se jubilan les contabilizan el bono como parte de su sueldo? ¿Qué después de jubilados mantienen el bono multimillonario? Inmorales es que son. Corruptos, deshonestos, indecentes, sucios, coñosdemadres, ladrones, sinvergüenzas. Agregue usted lo que quiera.

PD: El promedio de calificaciones en el pre-grado de la mayoría de los profesores del Núcleo Monagas de la UDO no llega a 7 puntos. Y muchos no llegan ni siquiera a 6.5. Inclusive hay algunos que tienen tantas materias repetidas que su constancia de notas lo que da es lástima. Todos los cargos directivos están en manos de adecos. Esa es la única condición que les exigen.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4512 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas