Mens sana in corpore sano. Venezuela Bolivariana en los Juegos Panamericanos



INTROITO
El deporte individual se inventó cuando el primer australopiteco le lanzó un mango y a la compañera y ésta lo quechó antes de que dicho mango cayera al suelo y se rompiera. Y la hembra, coqueta al fin, le dijo mientras se lo devolvía “…si lo agarras te daré lo que más te gusta…”, mientras que el deporte colectivo existe desde que el primer autralopiteco le dijo a su compañero de cacería después de haber vistillado un mamuth “..¿por qué no lo rodeamos, le ponemos una zancadilla, le damos una patá en las bolas y luego lo amarramos? (así ellos atraían a la hembra para ordeñarla. En esa época no había ni vacas ni chivas ni algo parecido, mucho menos la Nestlé).

CEREBRO Y MENTE
La mente está en el cerebro, y éste no es más que un montón de materia orgánica en actividad constante, activado eternamente por la glucosa. Su color es grisáceo, de allí la expresión “materia gris “…A ti te falta un poquito de materia gris…”, y que le decían los respectivos maestros a los directivos y líderes de la Coordinadora Antidemocrática, AD, COPEI, MAS, etc. Yo agregaría “un poquito no. Bastante…”
La mente es virtual. Por más máquina que inventen jamás la encontrarán. Esa mente es producto de la interacción de los genes y del medio ambiente. Y genéricamente el comportamiento animal (la mente animal) se mueve entre el altruismo y el egoísmo. Los fascistas-golpistas-terroristas de la llamada “Gente de Petróleo” (todos los que se han empeñado en derrumbar esta revolución bonita) son egoístas. Su “mente” no es sana. Podrán tener un corpore sano, pero la mente jamás. Esas “mentes” insanas nos gobernaron por más de 40 años. Y muchas todavía están infiltradas en el gobierno revolucionario.

MENTE CORRUPTA (MENS NON SANA)
Una de las señales más evidentes del daño de estos dirigentes de mente insana, corrupta, es el abandono en que tenían al deporte. Los presidentes del IND todos fueron unos corruptos que jamás se preocuparon por el bienestar de nuestros deportistas. Los Equipos, Clubes y Federaciones nunca tuvieron la ayuda necesaria. Todo se manejaba en “la casa del Partido”. Además que el escaso presupuesto asignado era malbaratado en eventos insípidos y nadie rendía cuentas ni nadie las pedía. El “turismo” deportivo estaba en sus máximos niveles, donde por cada deportista asistían más de 5 personas, entre ayudantes, ayudantes, ayudantes, ayudantes, y ayudantes, que solo iban a pasear. Estos cupos se vendían en las Federaciones. Y no había ningún control. Y así mientras los deportistas eran hacinados en las famosas “villas olímpicas”, los “dirigentes” y ayudantes llegaban a lujosos hoteles y comían en restaurantes de alta calidad, ya que sus viáticos y otros gastos de vida eran a todo dar. Mens insana. ¿Cómo carajo iban a formar una mens sana? ¿Con esos ejemplos? ¿Con esas muestras de “solidaridad”? ¿Con esas muestras de “altruismo”?. El coñísimo e’ su madre a toditos ellos. Corruptos. Mentes torcidas, clientelares, mercenarias. Quién sabe si más de una vez vendieron medallas. No me extrañaría. Mentes podridas. Y todavía las tienen.

CUERPO “INSANO” (CORPORE NON SANO)
Estos corruptos que dirigieron nuestro deporte compraban comida no adecuada, ya que se robaban los dineros y compraban solo bazofia y de la peor calidad. Y así mientras en los presupuestos aparecían gastos de comida para desayuno, almuerzo y cena, 7 días a la semana, solo se servía un pobre almuerzo de lunes a viernes ¿Medicinas? Sí como nié. Pero aparecían facturas por consumo de medicinas. ¿Médicos? Una beca para un compañero de partido, que jamás asistía a los deportistas (estoy seguro que ésta es una de las razones de la rabieta golpista de los médicos adecos, copeyanos y masistas).
Equipos no adecuados, obsoletos. Instalaciones paupérrimas en muy mal estado. Y los dirigentes deportivos. Ay los dirigentes: barrigones, irresponsables, piratas, con una autoestima subterránea ¿Cómo carajo podían formar un “corpore sano” en esas condiciones?

REALIDAD PALPABLE
Por eso es que yo digo que los atletas venezolanos que sobresalieron y brillaron a nivel mundial fue, en muchos de los casos, producto de unas ganas inmensas individuales, de una “mens sana” innata en un “corpore sano” innato. Pero no puede decirse que fueron producto del “Estado”. Cómo ejemplo pongo al paisano Francisco “Morochito” Rodríguez. La única medalla de oro olímpica. Morochito se hizo en la calle. En Cumaná, en el barrio “El Salao”, cayéndose a coñazos todos los días. Hasta que Heli Montes (el hacedor de boxeadores campeones, como Alfredo y Pedro Gómez, Antonio Esparragoza, etc.), otro paisano, lo recogió y lo “pulió”. Pero ya el morochito era un diamante en bruto. Y los demás que han brillado a nivel mundial, como por ejemplo los nadadores, han sido formados fuera de Venezuela. No por el estado venezolano. Y yo digo que el éxito de un Estado se refleja en los deportes colectivos, no en las individualidades. Y Venezuela jamás figuró, hasta la semana pasada, en este tipo de deportes.

MENS SANA
La Revolución Bolivariana es para los altruistas. No tiene cabida los egoístas. El deporte ha sido particularmente favorecido, y así los dirigentes deportivos, aquellos de corazón, han sido “reencauchados”, estimulados, y su autoestima se ha elevado muchísimo. Los Clubes y Federaciones están siendo atendidos con eficacia y prontitud. Y por eso es que se están viendo los primeros frutos de esta política bolivariana. Hay una gran proactividad mental. Altruismo y más altruismo. Opacar a los egoístas. Se están construyendo mentes sanas. El equipo está primero que el individuo. Pero todavía falta mucho por hacer. Por eso es que la mayoría de las medallas vinieron de individualidades. Pero el triunfo, por demás de excelente calidad, del equipo de voleibol, es una luz al final del túnel. Hacia allá vamos.

CORPORE SANO
El nuevo IND ha hecho especial énfasis en la alimentación de los deportistas. Perfectamente balanceada según la especialidad. A tiempo. Siempre. La asistencia medica-científica es a todo dar. Se han modernizado los equipos y las instalaciones. Poco a poco. Pero el triunfo en Santo Domingo es un claro indicativo de que vamos bien, y mejorando. “…Otra arrechera más!!!”, diría el mata curas, Leo Castillo, en Globovisión.

CODA
Recuerden que según Juan Pablo Pérez Alfonso, el petróleo es la mierda del diablo. La gente que nos dirigió en la cuarta república, y todos aquellos que siguen empeñados en acabar con esta revolución (a los que yo llamo “Gente de Petróleo”), no tiene el cerebro de color gris. No señor. El color es marrón en todas sus tonalidades (desde amarillo claro hasta casi negro) ¿Saben por qué, no? Como diría Juan Luis Guerra y su 4.40: “…me sube la bilirrubina…”.


PD: El color del excremento humano se debe a la bilirrubina, entre otras cosas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3699 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas