Los Abogados del Diablo y los Sacerdotes del Demonio

INTROITO

Dicen por allí que el Diablo no existe. O sea, realmente. Pero mucha gente cree en él. Inclusive muchos ateos creen en él. Hasta los Masones creen en él. Que ya es decir bastante. De fanáticos religiosos está lleno este mundo cruel. Pero no importa. La vida es muy corta, así que ¿para qué perder tiempo en to believe or not to believe? Eso se le dejamos a los que se la pasan rascándose ustedes saben donde.

CUENTO

“..Esteraunavez que San Pedro andaba de ronda revisando la pared que dividía al cielo del infierno y consiguió un pedazo caído. Temeroso de que los diablos se fueran a colear en el cielo, llamó a un representante de estos y le reclamó muy fuertemente, asumiendo de antemano que el derrumbe había sido propiciado por ellos, (¿no son diablos, pues?), y exigiéndole la reparación inmediata del paredón. Pero el representante del diablo dijo que ellos no habían sido (¿ustedes qué creen, ah?), y después de una amarga discusión decidieron llevar eso a los tribunales. Al otro día el diablo se apareció en el TSJ como con 3000 abogados, cada uno como con tres o cuatro ayudantes. Y el pobre San Pedro se apareció íngrimo y solo y se comprometió a pagar la reparación de la pared. Y cuando el diablo le preguntó por qué se había rendido tan rápido San Pedro le contestó “No tengo quien me defienda. Al cielo no llegan abogados..”

MORRIS WEST

Este excelente escritor australiano escribió un famoso libro, pero que con base a lo que yo visto y oído, más famoso se hizo el título de ese libro, y así muchos seudo-eruditos se la pasan hablando del abogado del diablo, sin saber siquiera cual fue, o era, la intención del señor West. De paso les digo que el título en inglés (“The Devil´s Advocate”) no dice nada de un abogado. Pero quien hizo la traducción al español, que de paso no se quién es, de seguro algún abogado le echó una tronco e’ vaina y esa fue su manera de vengarse. Y así pagaron justos por pecadores (¿habrá algún abogado “justo”?).

La verdad es que Morris West estuvo en una “Hermandad” (fue lo que uno llama “medio cura”) y por lo tanto adquirió conocimientos de los trasfondos de los curas católicos y sus enredos en este paraíso terrenal. Y así, en su libro, el señor West expone que al cura que escogen para que sirva de Fiscal en el juicio para subir a alguien de categoría y convertirlo en santo, no es ningún pendejo (me refiero a que no es un cura que se la pasa rezando y no haga más nada). El cura que va a servir de devil´s advocate es una persona muy terrenal que no cree en pajaritos preñados. Extremadamente honesto y objetivo. Incomprable. Porque su función es precisamente la de demostrar que los “milagros” que se le achaquen al protosanto no eran tales. Yo no soy tan ingenuo como Morris West y me atrevo a asegurar que en la lista de santos y santos hay más de uno o una que fueron ascendidos por favores recibidos (y/o otorgados). Imagínense ustedes en la época de los Borgias, cuando los papas y las papas, curas y curitas, eran uña y sucio de la oligarquía (casi igual que hoy, con muy contadas excepciones, Camilo Torres, por ejemplo).

EL PODER

Por allí se comenta que al Papa que eligen siempre es el más pendejo de los Cardenales. De esa manera los más vivos manejan a su antojo esa gran empresa que se llama “Vaticano S.A.”. Yo recuerdo al Papa Pío XII, quien se hizo el loco con las matazones de judíos y comunistas en la Europa de Hitler y Mussolini. También recuerdo a Juan XIII y a Pablo VI que jamás abrieron la boca para criticar el neo-imperialismo europeo y USAmericano. Se dedicaron más a las cuestiones divinas. Por eso fue que los seleccionaron y coronaron. Con Juan Pablo I creo que los Cardenales se equivocaron, y por eso fue que lo mataron. ¿Y a quien pusieron? La decisión fue más política que otra cosa. El papa actual se metió a cura siendo ya un adulto (asimilado diría yo), y siempre fue un anticomunista confeso. Y era (es) polaco. Justo en la mitad del centro del medio. ¿Y quién comenzó con el pujo de acabar con el imperio Ruso en la Europa oriental? ¿y quién comenzó a hablar de la independencia de las repúblicas soviéticas y de sus “satélites” (Polonia)? Hasta que llegó el pendejo de Gorbachov y le puso en bandeja de plata la disolución del Imperio Rojo. Y así USA pasó a ser la Única Potencia en “The third rock from the sun”. Con una pequeña ayudita de Juan Pablo II y sus compinches. Y todavía.

VENEZUELA ES SUYA, MÍSTER

Así es. La iglesia católica llegó a Venezuela con los conquistadores españoles. Siempre de la mano con la oligarquía. Y se hicieron los locos con las matazones de nativos. Y hasta trajeron esclavos negros para “aliviar” el trabajo de los nativos. Qué hipocresía. Y mientras tanto los barcos se iban llenos de oro y piedras preciosas para España (¿Se acuerdan como se llamaba la reina? Isabel La Católica), y de España parte de ese botín iba para las arcas de El Vaticano S.A. Y cuando Bolívar decide liberar a Venezuela uno de los principales oponentes (por no decir el principal) fue la iglesia católica, y por supuesto la oligarquía. Y dicen por allí que Bolívar mandó a fusilar a más de un cura. Bien hecho. Pero que va. Ganaron. Y así lograron dividir a la Gran Colombia. Y mataron a Bolívar y a Sucre. Y pontificaron a Páez. Y siguieron de uña y sucio con la oligarquía. Y todavía.

UN ESCALÓN MÁS ABAJO

En El Vaticano S.A. la lucha por el poder es maquiavélica (recuerden: Maquiavelo era asesor de curas y Cardenales). Y los embajadores, oficiales y no oficiales, son seleccionados según el color del cristal con que se mire el país. Y así los Cardenales son la mano derecha del Papa en cada país. Independientemente del Nuncio Apostólico, quien es el embajador “oficial”. Y por eso es que la gran mayoría de los curas se matan por llegar a la cima de la escalera. Poder. Poder y más Poder. Si no, ¿para qué joderse tanto? Y para eso se valen de todo lo que esté a su alcance. En el amor y en la guerra todo es permitido, dicen. Los curas por lo general tienen una cultura general muy limitada, muy circunscrita. Para no contaminarse. Pero los “F-18”, que son los curas que se mueven en el “fast track”, dominan muchos temas de lo humano y de lo divino. Políticos (¿Se acuerdan de los “cucos”?). Y me imagino que se reirán de esos curas de pueblo, aparentemente sin aspiraciones personales, que se dedican noche y día a llevar el evangelio. A cumplir con la Palabra de Cristo. Pero todo tiene su límite. Y cualquier curita que medio se alebreste, pues pa´ juera. Y los curas “vivos” crean sus “toros” (lean mi artículo “El circo de los Toros”, publicado en Aporrea). Y se van acomodando en los puestos claves.

Por otra parte sería bueno preguntarse de un manera profunda por qué Ignacio Velasco saltó varios peldaños en la meritocracia eclesiástica y fue nombrado Cardenal antes que otros curas con más antigüedad y currículum. Si hacemos la analogía con el Vaticano S.A., los curas “vivos” (Baltasar Porras, por ejemplo) cabildearon para nombrar a algún cura bobalicón, de esos que creen de verdad verdad en el cielo y en el infierno, sobre todo en este último (cagones que son). Para ellos, los vivos, los “cucos”, seguir manejando la parte política, “the big business”. Por eso es que Chávez, cuando dijo que esta dirigencia del catolicismo en Venezuela era un tumor, tenía toda la razón. Pero estoy seguro que él no se refería a Ignacio, no señor. Todos los “Tomahawk” estaban dirigidos a Baltasar y su combo. Y éste (estos) lo sabía(n) y lo sabe(n). De allí la radicalización de estos golpistas el 11 A. ¿Ignacio? Un pobre diablo (*). Con eso lo digo todo. Pero el desconocimiento de la ley no es excusa para no ser castigado.

Y así Baltasar Porras se subió en la batea, y allí está, esperando. Pero algo le salió mal. Yo estoy seguro que Baltasar sabía del cáncer de Ignacio Velasco, y en consecuencia sabía que éste iba a durar poco tiempo “después del golpe” (me refiero al golpe contra Chávez el 11 de Abril). Y por eso le cedió el paso para la firma del decretuelo de Pedro El Efímero. Vivísimo: si el golpe no se afianzaba diría “yo no firmé” (Solidario, no?), pero si triunfaba él se sentaba a esperar que Ignacio se muriera para luego él ascender al trono (lo que son las cosas de la vida: al cura del libro de Morris West lo mata un cáncer). Y se murió Ignacio. Pero Baltasar no va pa´el baile de los Cardenales de Lara.

Según acuerdos bilaterales entre Venezuela y El Vaticano S.A., cualquier arzobispo asignado para Venezuela puede (P-U-E-D-E: ¿leíste bien Baltasar?) puede ser vetado por el gobierno. Y como tú te portaste tan bien con Chávez la madrugada del 12 de Abril (me refiero a tu sonrisa coñoemadre de placer cuando el fascista sicópata González González insultó al Presidente y prácticamente le arrancó el uniforme), pues espero y aspiro que te veten.

Además, tienes unos competidores en el fast track que si te descuidas te dejan en la primera parada de pits que hagas. Pedro el de Freites, por ejemplo. Este hábil piloto en la vía ultra rápida, saltó desde Maturín casi directamente a la casa matriz en Roma. Donde se bate el cobre. Es el compra.sánduches, el sancochero, el parrillero, de Rosalío Castillo Lara. Siempre le lleva lapa y dulce de lechosa. Así que cuídate.

LOS ABOGADOS DEL DIABLO

Y así los curas reaccionarios, al convertirse en los asesores espirituales de la Oligarquía más rancia y coñoemadre de Venezuela, se ganaron el título de “Abogados del Diablo”, pero no en el contexto que planteó Morris West. No. No. Me refiero a que son abogados que le sirven al Diablo. Son unos vulgares asalariados, cobraletras, “ambulance chasers”, del bufete “Infierno, Candela y Brasa”. Así que imagínense. (No se por qué, pero me vino a la memoria Mikel de Viana).

En mi pueblo Cumaná decían (y dicen) que estos curas reaccionarios, vendepatrias, vividores, hipócritas, eran (y son) los Sacerdotes del Demonio. Y los cumaneses pendejos no nacen. O se mueren chiquitos. Modestia aparte.

Luis Rivero Badaracco.

lgriverob@cantv.net

Maturín, 27 de Julio del 2003

PD: Yo fui monaguillo e “Hijo del Sagrado Corazón de Jesús” en la iglesia Santa Inés de Cumaná, por si acaso. La iglesia quedaba a una cuadra de mi casa, y era nuestro sitio de reunión en las tardes. Y no pelábamos una misa los domingos. Claro, eso hace más de 40 años. Y todavía retumban en mi cabeza las campanadas del reloj de la iglesia. Y los curas, todos españoles (capuchinos y franciscanos), con un aliento mata tigres, estaban allí de pasantía. Su meta era “más allá” (a lo mejor más de uno estará ahorita “más allá” con la calefacción a millón. Ustedes saben donde).

Otra PD: Es público y notorio el incremento de denuncias sobre abuso sexual de curas católicos en todo el mundo. Yo estoy seguro que siempre han existido estos “escapes” sexuales de los curas católicos, pero que antes la gente no las denunciaba. Por miedo (“hija mía. Si comentas esto con tu madre pues irás derechito al infierno”). Por ignorancia (“hijo mío. Es muy natural que me lo toques”). Pero quizás lo más grave es que si se hacían denuncias, éstas nunca se procesaban, a menos que se hicieran públicas y notorias. Y aún así. Cuídate que yo te cuidaré, se dicen entre ellos. Tremendo Toro tienen formado.

Otra PD: En Cumaná el Seminario de curas católicos “urbano” estaba localizado en el Colegio “San José”, en la avenida Badaracco Bermúdez. Y al lado, justo al lado, los dos pegaditos, en la calle Bolívar, estaba el Convento de monjas. Una cuadra de por medio. Y los malalengua decían que había un túnel que los comunicaba. El Seminario de curas “rural” estaba localizado en la carretera hacia Cumanacoa, lejos de Cumaná. ¿Ya se imaginaron donde estaba localizado el Convento de monjas “rural”? Sí señor. Casi al frente. (No sean mal pensados. La cercanía les permitía a los curas confesar a las monjas y novicias todos los días).

Otra PD: En una sesión de espiritismo me confirmaron que la fuente de información de Baltasar son las mujeres que se confiesan con él. Hecho el pendejo les va sacando información. Por eso es que él creía firmemente que Chávez se iba el 11 A. Lo que no sabía es que las esposas de los golpistas militares, ex pedeveseros y fedecamareros, que se confesaron (y se confiesan) con él poseen tres cromosomas 21 (**). Si hubiera confesado a Lina Ron o a la Fosforito otro gallo hubiera cantado.

Otra PD: Si se llegara a plantear un conflicto de intereses entre la República Bolivariana de Venezuela y El Vaticano S.A., ¿con quién creen ustedes que se cuadrarían estos sacerdotes del demonio, ah? Por eso fue que el antisemitismo echó raíces. Los judíos no creen en la nacionalidad. ¿Y los curas católicos? Pa’ mi que la gran mayoría se cuadraría con el rey Juan Pablo II. Así que mosca Comandante Chávez. Recuerde que los intereses que están detrás de su “tumbada”, “asesinato”, etc., etc., son los mismos.

Notas aclaratorias:

(*) La expresión “pobre diablo” es paradójica. Pero es de uso muy común para referirse a alguien sin aspiraciones en la vida, un “looser”. Pero en el fondo es extremadamente descalificadora, ya que se da por supuesto que todos los diablos son “vivos”. Si no, no son diablos. O sea.

(**): Las personas “normales” tenemos (modestia aparte) 23 pares de cromosomas en cada célula somática. Y estos están numerados. Hay personas que nacen con 47 cromosomas. Uno de más. Si este cromosoma es el número 21 se dice que hay “trisomía 21”. ¿Y cuáles son las consecuencias: “Síndrome de Down”. Mongolismo pues.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6114 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas