En su mundo virtual los escuálidos no son tales (O soñar no cuesta nada)


INTROITO
Dicen los que saben de la materia (me refiero al Tema a tratar, no a lo que estudian los Físicos) que el ancestro inmediato más probable del Género Homo (“humano”, en latín), al cual pertenecemos todos, ustedes y yo, fueron unos individuos pertenecientes al Género Australopithecus (“antropoide sureño”, en latín). De estos habían dos grupos con algunas diferencias entre ellos pero que cohabitaron: los “delicados” y los “rústicos”. Los primeros siguieron evolucionando y sus genes los tengo yo y ustedes mis apreciados lectores. Los segundos llegaron hasta allí. Y todo por el bendito azar (lean mi artículo “Las Reglas del Juego”, publicado en Aporrea).

LA CASUALIDAD
Ésta es una expresión coloquial para referirse a lo aleatorio de las posibilidades futuras. Azar simple y sencillamente. Y así uno puede ser “futurista” y “planificar” su futuro de la manera más detallada posible. Que se cumpla es otra cosa. Pero uno no puede ser “futurólogo”. Uno no puede, ni nadie puede (aunque de esto viven muchos “vivos” a cuenta de muchos “pendejos”) predecir con certeza absoluta lo que va a pasar en el futuro.
Y solo debido al azar se reagruparon los genes: aquellos individuos con “características” genéticas más “favorables” para adaptarse al medio donde se desenvolvían (desenvuelven) son los que sobrevivieron (sobreviven), y por supuesto tuvieron (tienen) más posibilidades de construir nuevos portadores de estos genes (sus hijos), and son on.
Es decir que en el futuro solo sobrevivirán los individuos con más adaptaciones para “vivir” en “su” medio ambiente. Y fue por casualidad que los Australopithecus afarensis (los “delicados”) sobrevivieron a los A. robustus (los “rústicos”). Esto va contra la “lógica” que decía (dice): “...solo los individuos más fuertes sobrevivirán…”. Aunque parezca contradictorio, así fue.

UNA PEQUEÑA DIFERENCIA
¿Por qué los “delicados” sobrevivieron a los “rústicos”? Inteligencia. Los dos tenían cerebros morfológicamente iguales. Pero los primeros acumularon genes de inteligencia ¿Por qué David (“delicado”) venció a Goliat (“rústico”)? En esa carrera Goliat escogió a un burro como transporte (burro el tipo, ah?), mientras que David escogió una Honda Súper Hawk, dos cilindros en V, casi un litro de cilindrada, totalmente computarizada, que alcanza los 100 Km/H en menos de 5 segundos. Y por supuesto, jodió a Goliat.
La inteligencia se impuso a la fuerza bruta. Y así se ha ido construyendo nuestra sociedad. Aunque usted no lo crea.

LOS TRUCOS
Y así a los Australopithecus “rústicos”, más fuertes pero poco inteligentes, se los comieron los tigres dientes de sable. Y no dejaron descendencia. No educaron a sus hijos e hijas en cómo enfrentar a los tigres. No estaban en capacidad de hacerlo, mientras que los Australopithecus “delicados” comenzaron a observar el modus vivendis de los tigres. Así descubrieron que los tigres son unos cagones cuando oyen ruidos fuertes o cuando sienten mucho calor o cuando ven el fuego o cuando sienten mucho humo o cuando observan muchas figuras en movimiento. Y también descubrieron que los tigres tienen una excelente capacidad olfativa que los detectaba (a ellos, los humanoides) aún antes de haberlos visto. Y los Australopithecus delicados hicieron cultura y la trasmitieron (educaron) a su descendencia ¿Qué hicieron? Inventaron cómo hacer fuego. Con éste crearon calor y humo. Casi nada. Inventaron artefactos para hacer ruido. Crearon teatros de figuras, muchas figuras, muchísimas figuras, y les dieron movimiento. Por último, inventaron los desodorantes ¿Y qué le pasó al tigre dientes de sable? Simplemente desapareció de la faz de la tierra. Por allí andan los nuevos tigres, dando lástima (¿no vieron a Eduardo Fernández en el petarazo?).
Así como el tigre dientes de sable se asustaba con todo lo que inventó y descubrió nuestro ancestro “delicado”, resulta ser que eso tuvo un efecto bumerang: nosotros también nos cagamos. Y este descubrimiento fue entonces utilizado por los “delicados” “vivos” para joder a los “delicados” pendejos. Y todavía…

EL FASCISMO
El mantenimiento del poder de los dictadores, fascistas, se basa en dos premisas: educación parcializada, manipulada, y engaño (bueno serían tres las premisas: eliminación sistemática del enemigo). Así las “masas” se mantienen bajo control. Para mí la segunda premisa es la más peligrosa: el engaño. Porque funciona a mediano y largo plazo, y el daño, cuando se completa, conforma y reafirma, es casi irreversible. La propaganda subliminal. Las mentiras descaradas. El manipuleo de la información. Y por eso es que los fascistas siempre toman el poder o por la fuerza o por engaño. Nunca de buena lid. Y esas prácticas coñosdemadre lamentablemente funcionan. Por supuesto, “…with a little help from my friends…,” como dirían los Beatles. Y qué pequeña ayuda: la televisión, RCTV, VV, GLOBOVISIÓN, TELEVÉN, 24 horas al día dedicadas a lavar cerebros (lean mi artículo “Las Autodefensas de la Patria y el Vecindario”, publicado en Aporrea). Y un empujoncito reconformador de Teodoro Petkoff y su pasquín. Ambos no dan ya ni lástima. Tan bien que empezaron.

LOS ENGAÑOS
El ruido: Cacerolazos. En un edificio de veinte pisos en el este de Caracas casi siempre se ven de la calle unos veinte apartamentos, y de estos habrá cuando mucho 5 con gente en los balcones caceroleando ¿Qué muestran los 4 jinetes del Apocalipsis? Hacen close-up’s de estos escuálidos y le dan volumen al ruido. ¿Y qué cree el que no sabe? Si es escuálido dirá “…coño vale, con ese gentío caceroleando ahora sí se va…”. Y el que está dudoso dice “…pero por qué ese hombre no se va?...”. Y esto es lo que normalmente se ve fuera del país. Y se teje la madeja de la desinformación, del engaño…
Y en las marchas no solo tocan cacerolas: reparten pitos. Y a soplar se ha dicho. ¡Hagan ruido carajo¡¡ Así el enemigo creerá que somos un montón… Lo mismito que hacían los “delicados” hace millones de años para espantar al tigre dientes de sable.
Esta técnica del ruido para atemorizar fue utilizada con mucho éxito por el ejército cubano en la guerra en Angola. Sabiendo que el ejército enemigo estaba integrado en su gran mayoría (la carne de cañón) por unos muchachos pobresdiablos reclutados a la fuerza y uniformados y armados por la CIA, con todo sus temores (miedos innatos al ruido, a la oscuridad, a los fantasmas, al tigre, coño, a todo), los cubanos antes de atacar disparaban balas de salva con unos cañones que causaban un grandisísimo ruido. Cuando estos niños-soldados escuchaban eso pues a correr que llegó Humberto, y mientras corrían largaban todo: uniforme, armamento, para arrechera de sus comandantes. Solo quedaban estos: los mercenarios israelitas y gringos, pero estos al verse sin soldados no tenían más opción que retirarse. Y así se ganó esa guerra. Y por eso es que la CIA asesora a la Coordinadora Fascista: “…hagan ruido a ver si salen corriendo…”. Pero hay pocas nueces.

Figuras en movimiento: las banderas, pancartas, y todo tipo de cartón papel, tela, al batirse con el viento no solo da sensación de poder a los portadores: infringe miedo al enemigo. Y en las marchas estos artefactos “tapan” los huecos (vacíos) para hacer creer que hay un gentío. Diez personas con banderas grandes con mucho movimiento parecieran cien. Pregúntenle a Goehring.
El espantapájaros (y no precisamente el terrorista fascista Molina Tamayo) al principio era estático. Hasta que los cuervos y otras aves descubrieron que era un muñeco y hasta se cagaron en él. La subsecuente generación de espantapájaros incluyó banderas: al éstas moverse con el viento dieron (dan) la sensación de que es alguien vivo. Pero parece que ya los cuervos y otras aves se actualizaron. Y adivinen cuál fue el próximo paso en esta “evolución”: R-U-I-D-O. Cohetes, balas de salva (aunque más de una vez se han echao al pico a más de un pájaro pendejo). Seguiremos esperando actualizaciones de parte y parte.

La muchedumbre: así como los “delicados” inventaron muchedumbres virtuales para espantar al tigre, los asesores de los escuálidos han inventado una gentará que solo se ve en vivo y en directo en televisión. ¿Vieron Matrix Reloaded? ¿Vieron como el señor Smith se “multiplica”? Así mismo lo hace la TV comercial venezolana (por ahí me dijeron que Alberto Federico Ravell va a demandar a los productores de “Matrix”, porque ique utilizaron su idea sin su permiso). Y entonces los anunciadores hablan de los millones que marcharon. Y en ese mundo virtual, ficticio, los escuálidos se regodean “..somos millones…” dicen algunos. Pero otros más optimistas dicen “…millones no, millardos…”
¿Y cómo lo hacen? Con la tecnología digital todo es posible en el mundo de las imágenes. De fotos y videos de marchas anteriores (no solo de marchas de los escuálidos sino de cualquier marcha) copian, cortan y pegan. Rellenan huecos donde las banderas y pancartas no lo hacen. Y de una densidad de 0.1 persona por metro cuadrado producen una imagen que deja chiquita a aquella canción “…entren que caben cien…”. Y así a uno, bolivariano y todo, sentado en su casa viendo VTV, lo llama la vecina: “…vecino, lo acabo de ver en “El Vergajazo” en Globovisión…” No les digo yo.

LAS CONSECUENCIAS DE LA CULTURA ANCESTRAL DE LOS “DELICADOS” EN EL MUNDO MODERNO DE LOS ESCUÁLIDOS

(Lean lo que obtuve de una visita a unos ex gerentes de PDVSA, “Gentuza del Petróleo”, gracias a que en Hong-Kong me compré una libélula cibernética que tiene en su cabeza una minicámara digital que capta video y audio. Y por supuesto se maneja a control remoto).

En Maturín, justamente el 14 de febrero, el día de los enamorados, puse a volar a la ciberlibélula, y entró en el “hall” (así le dicen ellos a la sala) de la casa de unos de estos gerentes saboteadores terroristas. Y estaban reunidos todos los que habían pertenecido a esa gerencia (Recursos Humanos), y por supuesto todos eran ex (afortunadamente). Treinta y siete sicólogos. En PDVSA Maturín. Y faltaban doce que estaban pasando el estrés en Mayami. Y todos y cada uno tenía (tuvo) su secretaria, tremenda oficina, y pare usted de contar.
En el monitor en mi casa yo veía y oía (y grababa) lo que veía y oía la ciberlibélula: Bebiendo y comiendo el Gerente-Jefe explicaba por qué Chávez no había caído todavía. Pero que de seguro sí caería cuando ellos retornaran a PDVSA. Y como sicólogos que eran, todos asentían con la cabeza y exprimían sus neuronas para entender ese acertijo. Como a la libélula se le estaban acabando las pilas la aterricé en una cortina y la apagué, cerca de una lámpara.

EL DESDOBLAMIENTO (O LA MULTIPLICACIÓN DE LOS PESCAOS)
A la media hora la ciberlibélula volvió a volar (increíble: cargó las pilas con luz del bombillo de la lámpara), y los sicólogos (todos graduados en USA y sin reválida venezolana) estaban animados y conversando de cosas, hasta que el jefe les dijo que tenía pruebas irrefutables de la disociación del YO, del espíritu (refiriéndose al “desdoblamiento” que dicen algunas personas les acontece, en especial cuando están dormidas). Y que eso explicaba por qué uno conocía cosas sin nunca haberlas visto, o lugares exóticos sin haber ido jamás a ellos, y etc. Los subordinados todos, ya medio rascados, se enseriaron. Y escucharon al jefe:

“… Les voy a mostrar unas grabaciones en DVD de algunos de los eventos que se suscitaron durante todo el año pasado y enero de este año. ¿Recuerdan que hicimos innumerables marchas en todo el país y concentraciones en la plaza de la meritocracia en Chuao y aquí en Maturín? Bueno, yo obtuve grabaciones directamente de Globovisión y las pasé a DVD.
El tipo encendió una TV de 120 pulgadas, colocó un DVD en el reproductor incorporado, y agarró un micrófono. Yo, a riesgo de que la libélula cibernética se quedara sin pilas, le di el máximo de resolución al video y comencé a grabar. Esto es pa’ cogé palco:

“…¿te acuerdas Johnnycito de esta marcha? Esa fue el 12 de Octubre. Observen con detenimiento…” (el tipo le dio “pause” al aparato) “…allí estamos Johnnycito y yo cerquitica de Juan Fernández, tan cerquita que casi lo tocamos. Y más allá están Joe Peter y su mujer Airin, ¿los ven?
El tipo adelanta la grabación “…En esta marcha aparecemos Bryan Jordan y yo…” “…Y en ésta otra estoy con William Guillermo, ¿ven? Pues la prueba irrefutable del desdoblamiento del espíritu y que pienso escribir un libro sobre eso, es que cuando sucedieron esos tres eventos yo no estaba en el país. El 12 de octubre yo estaba en un curso en Niuyor. Y donde estoy con Bryan Jordan justamente él y yo habíamos ido a Tokio a una conferencia, y donde estoy con William Guillermo ambos nos encontrábamos en ese momento en Lisboa atendiendo una invitación del Colegio de Parasicólogos de Portugal… “



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4411 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas