Los defensores y los atracadores de la Quinta República

El Circo de los Toros

INTROITO

Desde épocas remotas el ser humano ha estado fascinado por las formas. Así dicen que cuando Eva se le apareció a Adán fue en la forma de una costilla asada al carbón. Y a Adán le gustó el sabor pero no la forma. Así que hizo su reclamación correspondiente y el Gran Hacedor Supremo lo complació. Afortunadamente. De aquí en adelante se pobló el mundo. Gracias a la nueva forma de Eva.

GEOMETRÍA

En la antigua Grecia los oligarcas de esa época se dedicaban a pensar en la inmortalidad de los cangrejos, mientras que los esclavos les hacían todas esas labores inmundas, típicas de la especie humana. Por supuesto, fornicar, comer y descomer no eran acciones traspasables. Pero, dicen los expertos, Fernando Bianco entre otros, que después de una buena fornicada lo que más pega es una buena comida. No al revés porque puede ser que cuando se esté viniendo en realidad se esté yendo y se quede allá. Y chao pescao.

Entre las actividades favoritas de los griegos antiguos (piensen en Sócrates, Séneca) estaban la de producir “pensamientos”. Pura paja, pues. Pero había otros que si justificaron sus sueldos y salarios. Pitágoras y Euclides, por ejemplo, crearon las bases para las matemáticas (sus pobrecitas mamás están en el Libro de los Records de Guinnes por ser las madres que más han sido mentadas). La Geometría, abstracción pura, fue “descubierta” por los antiguos egipcios, pero fueron los griegos Pita y Eu quienes la popularizaron. Ladrones de ideas, pues.

LAS FORMAS

Aún cuando la geometría, etimológicamente hablando, se refiere a “medir la tierra”, ha sido utilizada para crear problemas, problemitas, problemotes, más y más problemas (y más y más mentadas de madre para sus fundadores –los ladrones-). Y así a uno lo hacen, crece, se desarrolla, se reproduce y muere en medio de cuadriláteros (la cama, la urna, la mesa), triángulos (la esposa, el segundo frente y ustedes, asumiendo que quien lee esto es un señor casado), y los famosos círculos (el plato, la ponchera).

LA PERFECCIÓN

Unos pendejos dicen que el círculo es la forma perfecta. Mentira. Es la guitarra ¿cuál creen ustedes que fue el primer instrumento musical que tocó Adán, pues? El cuerpecito de Eva. Esa sí es la forma perfecta. 60-90-60. Pero para complacer a los eunucos, les diré que sí, el círculo es tan perfecto que es imposible conocer con precisión su área. Π.r2 (pi por erre cuadrado) ¿a quién se le va a olvidar esa vaina, si desde el primer grado se lo tienen metido a uno hasta los tequeteques? Pero “pi” es un número inexacto. De allí la imposibilidad de conocer el área real de cualquier círculo. Me acuerdo en Cumaná, cuando salíamos de Matemáticas I en la UDO e íbamos a tomarnos unas media jarras en la “Capilla” (llamada así porque era un abasto que vendía cerveza en el fondo, y tenía una rockola con la mejor música del mundo, y el nombre (del abasto, no de la rockola) era “Sagrado Corazón de Jesús”), y antes de emborracharnos hablábamos del “PROBLEMA”. Así, en mayúsculas. Una güevoná: LA CUADRATURA DEL CÍRCULO. Este “problemita” mantuvo en sonambulía permanente a más de uno.

SIN PRINCIPIO NI FINAL

Parece el título de una canción de despecho. Así son los círculos. Sin principio ni final. Pero estrictamente hablando, como gente seria que somos, los círculos son virtuales. Existen solamente en la imaginación. Hay cosas que tienen formas circulares. Esas si son reales. La famosa cinta de Noebius se parece pero no es, a menos que se le de forma circular. Y aquí sí es verdad que no hay ni principio ni final. Con cualquier forma que adquiera la cinta.

LOS OBJETOS CIRCULARES

Los anillos. Para las mujeres los más famosos son los anillos de matrimonio. Para los hombres son los de los pistones de los motores. Es muy común que la mujer de ustedes (asumiendo que quien lee esto es un señor casado), chismosa como todas, habiéndolos escuchado por teléfono ordenando unos anillos, pregunte hecha la pendeja ¿Mi amor, es verdad que me compraste unos anillos?, Y ustedes contestan en voz alta “No mi amor, son para reparar el motor del carro”. ¿Y qué pensaron pero no dijeron, ah?

LOS ANILLOS DEL PRESIDENTE

“Yo pertenezco al anillo más interno del Presidente”, dicen algunos jala bolas con mucho orgullo. Se refieren a la protección. Los anillos (circulares, of course) son barreras que rodean e impiden que alguien pueda acceder al interior (del anillo) sin el debido permiso. Pregúntenle a los dos Kennedy, a Martin Luther King, a Gandhi, si los anillos de protección que tenían fueron eficientes. Sí, como nié.

Y para reforzar la protección (el aislamiento, diría yo), crean anillos concéntricos. Y así los nombran: el primer anillo, el segundo anillo, and so on… Mientras más anillos, más protección y menos accesibilidad al protegido. Por eso es que Chávez habla y habla y habla y los anillos impiden el “feedback”. Y siguen los corruptos en todos los ministerios robando por bojotes, y siguen los terroristas de la gentuza del petróleo re-ingresando a PDVSA, y Chávez habla, y habla y habla, y siguen los golpistas golpeando con más saña, y Chávez habla, y habla y habla, y siguen los canales de TV comerciales repartiendo mierda a diestra y siniestra, y Chávez habla, y habla y habla, y siguen los anillos impenetrables. Sale la voz de Chávez, pero no entra la voz del pueblo, sino la que los “miembros” de los anillos quieren que Chávez escuche. Y como estos anillos es muy (altísimamente) probable que estén “infiltrados”, pues estamos jodidos.

LOS CÍRCULOS BOLIVARIANOS

La expresión “anillo” para referirse a esta barrera de protección, quizás le sirvió de base a Chávez para crear los “círculos bolivarianos”. Grupos de gente, generalmente súper-paupérrima, que defienden el proceso revolucionario. ¿A cambio de qué? Buena pregunta. Ellos escucharon a Chávez “…a defender PDVSA, coño…”. Y salieron estos desarrapados a defender algo etéreo para ellos. Pero si el Comandante comanda pues ellos obedecen (lean el artículo “Una sonrisa Giocondina….”, publicado en APORREA). Pero resulta ser que a Chávez no lo dejan escucharlos. Y por ejemplo en PDVSA se instauró una nueva aristocracia “La Nueva Gente del Petróleo” que está haciendo de las suyas. Y Chávez habla, y habla y habla, pero pareciera que no escucha todas las denuncias de la neo-corrupción pedevesera. ¿Hasta cuándo, Comandante? ¿Usted cree que la gente no se cansa? Rompa esos anillos, carajo!!!

La Clase Media en Positivo es otro anillo (círculo) para proteger al Presidente Chávez. Por supuesto, su directiva está más al “interior”, más “cerca”, del Presidente (ni pendejos que fueran). Aquí están muchísimos profesionales y empresarios, estos últimos de todo tamaño.

LOS TOROS BOLIVARISTAS

La primera vez que me enserié con la geometría fue en tercer año de bachillerato. Trigonometría. Pa´cagase. Y los puñalitos del salón, el ahora Diputado por el MVR Luis Acuña Cedeño (a quien por cierto le decían “Gustavo” en su casa, vaya usted a saber por qué. Nunca le pregunté), Carlos (“el flaco”) Delgado, Mireya Meneses, y yo (modestia aparte). Y por allí apareció el “Toro”. Del latín Torus. Una tripa de caucho, una dona (“doughnuts”), son ejemplos clásicos de un “torus”. Un anillo con “cuerpo”. Las fórmulas del área lateral y del volumen se las dejo como tarea para el próximo encuentro.

Yo planteé en un artículo anterior publicado en APORREA (“La corrupción en la Quinta República”) que la “Revolución” se había contaminado hasta los tuétanos con seudo-revolucionarios, corruptos. Y estas alimañas se ubicaron en puestos claves y formaron no sus círculos, sino su Toros. Unos señores Toros. Bien gorditos. Y allí están. Y Chávez habla, y habla y habla, y los “toristas”, bolivaristas, llenándose los bolsillos. Y hasta apología televisada para uno de estos. Y Chávez sordo como una tapia (sordo no, es que no lo dejan oír (eso espero!!!)).

LOS TONTOS ÚTILES

Eso es en un español decente. Una cuerda de güevones es que son (somos). Mientras estos miembros de los Círculos Bolivarianos arriesgan su vida (que de paso es lo único que tienen para ofrecer al “proceso”) y se restean con su Comandante Chávez, los miembros de los “toros” gozan una bola y parte de otra. Y roban. Y roban. Y roban. Así como gozaron Luis Miquilena, Ángela Zago, Leopoldo Puchi y demás cagadas, Botellita e’güisqui Alvarenga, el gordito Rosendo (tremendo toro), y etc., etc., etc.

¡Qué lástima me da!!! Y qué arrechera….

EL CIRCO

¿Y que forman tienen las pistas de los circos? Redonda. Circular. Y uno con los ojos de carajito embelesado retrocede en el tiempo y recuerda al Circo Razzore en Cumaná. Elefantes, camellos, dinosaurios, y sobre todo a los trapecistas (¡¡¡cuidao que se cae, gritábamos). Y los payasos. Y el desfile final con mucha música. De verdad que es duro salir de ese mundo. Pero, ¿qué se va a hacer? Enfrentemos la realidad.

EL “PARAÍSO” TERRENAL

Yo diría que mientras todos los miembros de los círculos bolivarianos están dispuestos a todo para defender a su Comandante, esperanzados en que éste les pare bolas y les construya escuelas y los eduque, les construya hospitales y los sane, y les construya una vida decente, un buen número de miembros de la Clase Media en Positivo están como caimán en boca e’caño. A cambio de nada, por supuesto. Ni que fueran pendejos. Haciendo los correspondientes cálculos para instaurar sus “Toros”. Eso sí: donde haiga… Cómo diría el otro “…quítate tú pa’poneme yo…”.

CODA

Y así uno, sentado en primera fila, en el palco preferencial, ve con toda comodidad a los payasos y maromeros de esta Quinta República. En el Gran Circo Bolivariano los Toros Bolivaristas embisten a los pendejos de los Círculos Bolivarianos. Clase Media en Positivo incluída. Y se los están llevando en los cachos…

Maturín, 16 de Junio del 2003.

Luis Rivero Badaracco.

LGRIVEROB@CANTV.NET

PD: ¿La Clase Media en Positivo tontos útiles? Ojalá que no. Pero también espero que no formen sus toros bolivaristas (aunque por los vientos que soplan, parece que sí). Qué esperanza, Dios mío…

Otra PD: A las “donas” también le dicen “rosquillas”. De “rosca”. ¿Se dan cuenta?

LRB



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4081 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas