El Calvariazo

Hace poco Consultores 21, con fanfarria incluida en todas las televisoras privadas, anunció que Chávez no tenía apoyo popular. Afirmaban, estos señorones expertos en encuestas y manipulación estadística, que Chávez si alguna vez tuvo apoyo en la clase media, ahora lo había perdido totalmente y que (esto es lo mejor de esa encuestita), en la clase baja tenía menos de la mitad de simpatía popular. La oposición, incluyendo a esta empresa Consultores 21, no se cansa de repetir hasta la saciedad la misma historia: “Chávez no tiene apoyo popular”. Y lo más arrecho, es que esas repeticiones son estériles. Ellos lo saben, pero insisten e insisten, una y otra vez, hasta causar malestar en los mismos simpatizantes opositores. Tengo amigos que me han revelado su molestia a sabiendas de mi posición chavista. “¡Coño, Mario...! No entiendo esta vaina. Salimos a la calle, marchamos, nos reunimos y siempre nos dicen lo mismo... Chávez se va pronto, Chávez no tiene apoyo popular, Chávez se cae solito... ¡Nojoda! Pero cada vez veo menos gente donde nos reunimos. Nos jodieron en siete consultas populares y estos creen que nos chupamos el dedo, cuando nos dicen que va a salir con el referendo...”. Mi respuesta a mis queridos enemigos, siempre es la misma: Ustedes no tienen líderes; solo son fascistas. No pueden seguir apostando a ciegas, negándole al país los avances de las organizaciones populares. Mientras más ataquen la inteligencia del venezolano, más derrotas sufrirán ¿Por qué no tratan de trabajar y dejan la mierda esa de querer destruir a Venezuela?

Un ejemplo muy claro de la implosión que afecta a la oposición y su empeño en fenecer por brutalidad, es la convocatoria del presidente de la Asamblea Nacional a sesionar en El Calvario. Si Consultores 21 tiene la razón y el pueblo venezolano no apoya en su mayoría al Comandante Chávez ¿Por qué no asisten a esta sesión y convocan a ese pueblo que le “apoya” a El Calvario? Si Consultores 21 está en lo cierto, debería haber una asistencia multitudinaria en apoyo a la minoría opositora de la Asamblea. Sin embargo, nuevamente se cae esta maniobra publicitaria, cuando un Henry Ramos Allup le responde a Mingo en su programa mañanero, que ni locos asistirían a ese sitio por que no hay seguridad para sus vidas. Supuestamente, los Círculos Bolivarianos estarían esperándolos para atentar contra ellos. ¿Entonces? ¿Quién los entiende? ¿No tienen la mayoría? ¿No hay pueblo que los defienda? ¿Dónde están esos valientes “cowboys” que recientemente hicieron el ridículo en una callecita de Catia? ¿O es, acaso, una gran mentira esa tan cacareada propaganda sobre los “Círculos Violentos”?

Están desesperados y no saben a que aferrarse. Venían saboteando las sesiones de la Asamblea Nacional y la aprobación de leyes necesarias para facilitar los cambios que limitarían sus vagabunderías; incluyendo una muy importante, la Ley de Responsabilidad Social que le pondrá coto al más miserable de los ataques fascistas: Los Medios de Comunicación Privados. Llegaron a comportarse como carajitos peleones, echando papelillo al aire, reventando pupitres y, ¡horror!, un hijito de papá Caldera, Juan José, arremangándose las mangas del paltó y pidiendo a gritos que lo agarrén por que le va a dar unos coñazos a cualquier comunista que le toque los cojones. Un hombrecito que repite las instrucciones del Opus Dei, perdiendo el glamour balbuceando sandeces y gesticulando los puños, sin poder evitar la flacidez de músculos que no han hecho mayor esfuerzo en su vida, que firmar las corruptelas de su padre. Actitudes como la de este muñeco de ventrílocuo, demuestran la desesperación que impera en los conspiradores que pretenden dar un Golpe Parlamentario. Han perdido presencia en las calles; han perdido poder de convocatoria; han perdido la dignidad desde hace mucho y responden como matones a esa avalancha natural que viene imponiéndose con la fuerza de la razón. ¿Cuántas veces no le han mentido al pueblo, diciendo que la Asamblea no aprueba las leyes por culpa de los bolivarianos? ¿Cuántas veces no acudieron a triquiñuelas como la de inscribir sopotocientos oradores, para que las aprobaciones de la Asamblea se diluyeran en eternos discursos maricones que no conducían a nada, solo retardando esas aprobaciones? Salían de sus curules, riéndose de las leyes y de la tardanza provocada.

Hoy les falló la estrategia. Se jodieron. El Presidente de la Asamblea convocó a sesionar frente al pueblo y se cagaron. Les aterroriza la sola mención de la palabra soberano. Es más fácil joder dentro de la Asamblea, escondidos en su miseria, que participar públicamente frente al pueblo. ¡Llámalos pendejos!. Es así como hay que sesionar; delante del pueblo y que sea el soberano el que juzgue quien favorece sus intereses y quien obstruye o defiende a los poderosos. Todas las leyes que han estancado estos vagabundos, deberían ser debatidas en El Calvario, en el 23, en Catia, en Petare; incluso, deberían ser debatidas en plazas y espacios abiertos de todo el país, para desenmascarar de una vez a toda esta pandilla de apatridas. Que el pueblo, afecto o no al proceso, observe a quienes fueron puestos allí por votación popular y saque una idea real de la situación parlamentaria. ¡Ay Carajo! Que rápido se aprobarían las leyes.

Después, le encargaríamos a los señoritos de Consultores 21, que hagan otra encuesta... O que monten su empresita en Miami.

msilvaga@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3084 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas