El calentamiento global va contra toda forma de vida

Sí la humanidad y en especial los gobiernos no se ponen de acuerdo para contener el proceso de autodestrucción de nuestra Madre Tierra, no habrá Dios que valga. Es un imperativo ineludible que el género humano concientice que la naturaleza no es un coste económico que se puede destruir sin más miramientos que los beneficios que produce, al acrecentar los volúmenes del gran capital en perjuicio de la especie humana.

En nuestra Nación para contrarrestar la debacle del calentamiento global contrario a toda forma de vida en el planeta Tierra, el último objetivo histórico del Plan de la Patria incorpora el ecosocialismo como elemento fundamental del Socialismo Bolivariano frente a la crisis climática que ha generado el criminal capitalismo salvaje, un régimen fascista, depredador e insostenible.

Somos parte de la naturaleza y a ella nos obligamos, por eso hay que preservar la naturaleza contra todo riesgo que conlleve su destrucción y por sobre todo, debemos amarla como la única forma de garantizar toda forma de vida en nuestra Madre Tierra, ante la amenaza del criminal régimen capitalista que gradual y progresivamente está arrastrando a la humanidad hacia su exterminio total.

El Quinto Objetivo Histórico (2019-2025), está elaborado para contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

Los objetivos nacionales que conforman este objetivo histórico, son a saber:

1.- Construir e impulsar un modelo histórico social ecosocialista, fundamentado en el respeto a los derechos a la Madre Tierra y del vivir bien de nuestro pueblo; desarrollando el principio de la unidad dentro de la diversidad, la visión integral y sistémica de la participación popular, el rol del Estado Nación en la incorporación de nuevas tecnologías y formas de organización en la producción, distribución y consumo que apunten al aprovechamiento racional, optimo y sostenible de los recursos naturales, respetando los procesos y ciclos de la naturaleza.

2.- Proteger y defender la soberanía permanente del Estado sobre su patrimonio y riquezas naturales para el beneficio supremo de nuestro pueblo, que será su principal garante, así como una contribución a la vida en el planeta Tierra.

3.- Defender y proteger el patrimonio histórico y cultural venezolano y NuestraAmérica.

4.- Contribuir a la conformación de un gran movimiento mundial para contener las causas y reparar los efectos del cambio climático que ocurren como consecuencia del modelo capitalista depredador.

5.- Construir un modelo de ciudades, urbanismos y edificaciones ecosocialistas en consonancia con las variables geográficas, tradiciones y costumbres, dignos y eficientes para el desarrollo del buen vivir.

A manera de conclusión

Somos optimistas, en consecuencia podemos aseverar que en los más hondos estratos de la conciencia humana está cobrando inusitada fuerza, está germinando la aurora de un proceso profundamente consciente, un parto maravilloso del pensamiento que vendrá a asegurarnos la oportunidad de luchar en mejores condiciones que nunca, con las únicas armas del intelecto, por una vida donde el niño, la niña, el joven, la mujer, el hombre y nuestros abuelos y abuelas sientan verdaderamente una vida a plenitud y en toda su dimensión humana.

Tambien debemos tener presente que el Libertador Simón Bolívar tiene mucho que hacer todavía en NuestraAmérica. Ahí estará Él como fuente de inspiración para las batallas al lado de su invencible y epopeyico pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 645 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: