Otro 1 de mayo sin aumento salarial y ante un gobierno antiobrero

El pasado 1 de Mayo asistimos a unas jornadas con una clase obrera venezolana bastante golpeada. Pocas personas presentes en las distintas marchas, mientras el PSUV y la oposición tratan de secuestrarlas para sumarlas a sus actividades electorales.

Las consignas reivindicativas más escuchadas: "por un salario digno", "por la defensa de la contratación colectiva", "mejores condiciones laborales", "seguro de salud", "derechos laborales", "defensa de la educación pública", "por servicios públicos" etc siguen sin ser resueltas mientras el gobierno hace oídos sordos a las demandas laborales.

En la actividad partidista del gobierno, finalmente se anunció el aumento salarial de 130$ sin mayor explicación sobre su aplicación en ese momento. Independientemente de la confusión generada por la manera como el gobierno hace el anuncio, podemos afirmar que 130$ dista mucho del ingreso que sería necesario para garantizar un nivel de vida aceptable en una familia venezolana. El gobierno pauperisa los ingresos de los trabajadores y violenta todos los acuerdos contractuales ya establecidos. Por tanto nosotros rechazamos este aumento primeramente por ser insuficiente para resolver la dificil situación de las familias venezolanas.

En segundo lugar denunciamos la gran incertidumbre generada entre los trabajadores por la forma como se aplicará el aumento, aunque ya han salido funcionarios explicando la aplicación del mismo, aun aún hay dudas de la manera como será distribuido entre salario bono cesta ticket etc. Este desconocimiento es producto de la política de destrucción de las contrataciones colectivas, haciendo ajenas a las confederaciónes, federaciones y sindicatos del contrato laboral, siendo el gobierno quien decide de manera arbitraria, cuánto, cuando y como se aplican los aumentos sin que la clase trabajadora tenga participación alguna, ni siquiera los títeres de la CSBT tienen conocimiento.

En base a las declaraciones de funcionarios los siguientes días, el salario se pagará 90$ en bono y 40$ en cesta ticket, de esta manera no queda duda que NO hubo aumento salarial, el aumento tendrá forma de bono como ha sido la característica en los últimos tiempos. De esta manera el gobierno mantiene su política de destruir el salario hasta hacerlo desaparecer, quedando el aumento de sueldo a su discreción cuando decida implementar o aumentar un bono. Además tengamos presente que el acceso a estos bonos solo es posible a los trabajadores dependientes del estado, dejando a los pertenecientes a las empresa privada desamparados y expuestos al criterio del patrón.

Por las razones anteriores nosotros rechazamos el aumento por insuficiente.

Denunciamos el engaño de hacer creer al pueblo venezolano que se le está aumentando el salario cuando lo que aumentarán son los bonos.

Los trabajadores venezolanos debemos seguir sosteniendo la demanda del respeto a las contrataciones colectivas como derecho irrenunciable. Debemos seguir luchando por un aumento salarial, como propuesta lanzamos la consigna de escala movíl salarial dónde esté sea respuesta a la inflación y devaluación del Bolivar.

Hacemos un llamado a las distintas federaciones a pronunciarse contra esta burla de aumento y continúar la demanda de las conquistas laborales como primera tarea del movimiento obrero.

No a la bonificación del Salario!

No a la eliminación de las contrataciones colectivas!

Por la escala móvil de salarios!

No más ataques a las organizaciones sindicales!

No a la criminalización de la protesta!

Organicemos la lucha por mejores condiciones laborales!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 603 veces.



El Topo Obrero


Visite el perfil de El Topo Obrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: