A mis hermanos y hermanas de la diáspora, dondequiera que estén

Usted me dirá que soy un fastidioso y quizás tenga razón

Miércoles, 21 de septiembre de 2022.- Usted me dirá que soy un fastidioso y quizás tenga razón.

Pero insisto, si usted se va de Venezuela, si usted se va a otro país, se va, pues, a probar en otra parte, usted tiene que hablar el idioma del sitio a donde va, o al menos tener nociones básicas para poder comunicarse, para poder relacionarse, para hablar con la gente, para conseguir trabajo, para explicar su situación personal, en fin, para poder operar más o menos normal en su nuevo ambiente.

Si se va a una nación donde se habla español, familiarícense con los modismos que se usan, con los giros lingüísticos que manejan y con el significado que le dan a diferentes palabras que suelen ser también diferentes cuando pasamos de un país a otro.

Hablar y entender qué es lo que está pasando alrededor de su persona es fundamental para su adaptación a esa nueva vida, lo es.

En la actualidad existen programas muy avanzados de traducción simultánea que usted puede tener instalado en su teléfono y que puede ser de gran ayuda, avances tecnológicos que no podemos negar, ni debemos desperdiciar, sin embargo, nada sustituye al contacto directo, a la comunicación fluida, espontánea y natural entre seres humanos.

Y para eso tiene que fajarse todos los días, oiga bien: fajarse con el nuevo idioma todos los días, constantemente y sin descanso.

Es la única forma de aprenderlo, de dominarlo, de sentirse cómodo con su manejo.

No hay alternativa, ya te montaste en ese tren.

La cosa es en serio, enseriémonos.

Si no lo haces, si no le entras con todo, estás muerto, prácticamente eres una especie de cadáver ambulante, que va de un sitio a otro, sin hablar, sin comunicarte, sin entender.

Estás en el sitio que querías, por el cual luchaste a brazo partido para llegar, tú sabes que superaste muchísimas dificultades o la vida te puso allí, o como sea, pero no te puedes comunicar.

Necesitas un plan agresivo para superar esa situación que no te permite avanzar.

Un esfuerzo sostenido y constante puede traer resultados que te sorprenderán, observa detenidamente a los atletas de diferentes disciplinas y ve como a través de un entrenamiento vigoroso, estricto, van mejorando sus marcas.

Igual sucede con el aprendizaje de una nueva lengua.

Hay que entrenarse, formarse y ponerse en manos de los mejores especialistas para lograr excelentes resultados.

Es un proceso que muchas veces percibimos como lento, lleva su tiempo, no es automático, requiere de tiempo, dedicación, disciplina y esfuerzo.

No abandone sus sueños, luche, trabaje duro, crea en usted mismo y mantenga una mente amplia y una actitud positiva.

Está aderezado, este proceso de aprendizaje, por fantasmas derrotistas que pululan en la atmósfera, sobre todo en la de los que no luchan, de los que están entregados, de aquellos que ven todo negativo, que están convencidos que no se puede y les fastidia moverse y nos mal aconsejan: déjate de eso, estás muy viejo para aprender, esto está muy difícil, no vas a poder, todos hablan muy rápido, no tengo tiempo, nadie me entiende, donde estudio me queda muy lejos y crean miles y miles de excusas más.

Ah, y nada de eso de andar para arriba y para abajo solo con venezolanos, hablando español todo el tiempo o con españoles o latinoamericanos simpatiquísimos, por muy bien que te caigan, por aquello de la empatía, de la mutua solidaridad, es que nuestros casos se parecen tanto, olvídense de todos esos justificativos.

Consigan nuevas amistades con los locales, con gente que no hable absolutamente nada de español, para que te veas forzado a utilizar la lengua que estás decidido a aprender.

Y por supuesto, si estamos hablando de irnos como una decisión firme, podemos y debemos irnos asociando con el nuevo lenguaje que nos espera, estudiarlo, oír música, ver películas, buscar todas las posibilidades que nos permitan avanzar en su aprendizaje.

Buen viaje y buona fortuna a dondequiera que vayas.

Y no se olviden que esta es su patria, su tierra y que aquí siempre habrá un lugar para todos ustedes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 482 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: