Ucrania: La mirada desde adentro (III)

Esta es la última entrega del artículo de Jacques Baud sobre "La situación militar en Ucrania" publicado el 14 de marzo en el portal del Centro de Investigación de Inteligencia Francesa (CF2R).

TERCERA PARTE: CONCLUSIONES

Como antiguo profesional de inteligencia, lo primero que me llama la atención es la ausencia total de los servicios de inteligencia occidentales en representar la situación durante un año. En Suiza, los servicios han sido criticados por no haber proporcionado una imagen correcta de la situación. De hecho, parece que en todo el mundo occidental, los servicios han sido abrumados por los políticos. El problema es que son los políticos los que deciden: el mejor servicio de inteligencia del mundo no sirve de nada si el que toma las decisiones no lo escucha. Esto es lo que sucedió durante esta crisis.

Dicho esto, mientras algunos servicios de inteligencia tenían una imagen muy precisa y racional de la situación, otros tenían claramente la misma imagen que la propagada por nuestros medios.

En esta crisis, los servicios de los países de la "nueva Europa" jugaron un papel importante. El problema es que, por experiencia, encontré que eran extremadamente malos a nivel analítico: doctrinarios, no tienen la independencia intelectual y política necesaria para apreciar una situación con "calidad" militar. Es mejor tenerlos como enemigos que como amigos. Luego, parece que en algunos países europeos los políticos han hecho caso omiso deliberadamente de sus servicios para responder ideológicamente a la situación. Por eso esta crisis ha sido irracional desde el principio. Se observará que todos los documentos que se han presentado al público durante esta crisis han sido presentados por políticos sobre la base de fuentes comerciales.

Algunos políticos occidentales obviamente querían que hubiera un conflicto. En Estados Unidos, los escenarios de ataque presentados por Anthony Blinken al Consejo de Seguridad fueron sólo fruto de la imaginación de un Tiger Team que trabajaba para él: hizo exactamente lo mismo que Donald Rumsfeld en 2002, quien así "pasó por alto" a la CIA y otros servicios de inteligencia. Servicios que eran mucho menos asertivos acerca de las armas químicas iraquíes.

Los desarrollos dramáticos que estamos presenciando hoy tienen causas que conocíamos pero nos negamos a ver:

  • A nivel estratégico, la expansión de la OTAN (que no hemos tratado aquí);
  • En el plano político, la negativa occidental a implementar los Acuerdos de Minsk;
  • A nivel operativo, los continuos y repetidos ataques a la población civil de Donbass durante años y el dramático aumento a finales de febrero de 2022.

En otras palabras, por supuesto podemos deplorar y condenar el ataque ruso. Pero NOSOTROS (es decir: Estados Unidos, Francia y la Unión Europea a la cabeza) hemos creado las condiciones para que estalle un conflicto. Mostramos compasión por el pueblo ucraniano y los dos millones de refugiados . Está bien. Pero si hubiéramos tenido un mínimo de compasión por la misma cantidad de refugiados de las poblaciones ucranianas de Donbass masacradas por su propio gobierno y que se han estado acumulando en Rusia durante ocho años, probablemente nada de esto habría sucedido.

Si el término "genocidio" se aplica a los abusos sufridos por las poblaciones de Donbass es una pregunta abierta. Este término generalmente se reserva para casos más grandes (Holocausto), sin embargo, la definición dada por la Convención de Genocidio es probablemente lo suficientemente amplia como para aplicarse. Los abogados lo apreciarán.

Claramente, este conflicto nos ha llevado a la histeria. Las sanciones parecen haberse convertido en la herramienta preferida de nuestra política exterior. Si hubiéramos insistido en que Ucrania respetara los Acuerdos de Minsk, que negociamos y respaldamos, nada de esto habría sucedido.

La condena de Vladimir Putin también es nuestra. No tiene sentido quejarse después del hecho, tuvimos que actuar antes. Sin embargo, ni Emmanuel Macron (como garante y como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU), ni Olaf Scholz, ni Volodymyr Zelensky han respetado sus compromisos. En definitiva, la verdadera derrota es la de los que no tienen voz.

La Unión Europea fue incapaz de impulsar la implementación de los acuerdos de Minsk, al contrario, no reaccionó cuando Ucrania bombardeó a su propia población en el Donbass. Si lo hubiera hecho, Vladimir Putin no habría necesitado reaccionar. Ausente de la fase diplomática, la UE se distinguió por alimentar el conflicto.

El 27 de febrero, el gobierno ucraniano acuerda iniciar negociaciones con Rusia. Pero pocas horas después, la Unión Europea votó un presupuesto de 450 millones de euros para suministrar armas a Ucrania, echando leña al fuego.

A partir de ahí, los ucranianos sienten que no necesitarán llegar a un acuerdo. La resistencia de las milicias de Azov en Mariupol provocará incluso un aumento de 500 millones de euros para armas .

En Ucrania, con la bendición de los países occidentales, los que están a favor de una negociación son eliminados. Este es el caso de Denis Kireyev, uno de los negociadores ucranianos, asesinado el 5 de marzo por el servicio secreto ucraniano (SBU) por ser demasiado favorable a Rusia y por ser considerado un traidor. El mismo destino está reservado para Dmitry Demyanenko, ex subjefe de la dirección principal de la SBU para Kiev y su región, asesinado el 10 de marzo , porque era demasiado favorable a un acuerdo con Rusia: es asesinado por la milicia Mirotvorets ("Conciliador").

Esta milicia está asociada con el sitio web Mirotvorets que enumera a los "enemigos de Ucrania", con sus datos personales, dirección y teléfonos, para que puedan ser hostigados o incluso eliminados; una práctica punible en muchos países, pero no en Ucrania . La ONU y algunos países europeos han exigido su cierre... rechazada por la Rada.

Eventualmente, el precio será alto, pero es probable que Vladimir Putin logre los objetivos que se propuso. Sus lazos con Beijing se han solidificado. China emerge como mediador del conflicto, mientras que Suiza entra en la lista de enemigos de Rusia. Los estadounidenses deben pedir petróleo a Venezuela e Irán para salir del impasse energético en el que se han metido: Juan Guaidó sale definitivamente de escena y Estados Unidos debe revertir lastimosamente las sanciones impuestas a sus enemigos.

Los ministros occidentales que buscan colapsar la economía rusa y hacer sufrir al pueblo ruso , incluso pidiendo el asesinato de Putin, muestran (incluso si invirtieron parcialmente la forma de sus declaraciones, ¡pero no en el fondo!) que nuestros líderes no son mejores que los que odiamos. Porque sancionar a los atletas rusos de los Juegos Paralímpicos o a los artistas rusos no tiene absolutamente nada que ver con una lucha contra Putin.

Así pues, reconocemos que Rusia es una democracia ya que consideramos que el pueblo ruso es el responsable de la guerra. Si no, ¿por qué estamos tratando de castigar a toda una población por la culpa de uno? Recuerde que el castigo colectivo está prohibido por los Convenios de Ginebra…

La lección que se extrae de este conflicto es nuestro sentido de humanidad de geometría variable. Si estábamos tan apegados a la paz en Ucrania, ¿por qué no la alentamos más a respetar los acuerdos que ella había firmado y que los miembros del Consejo de Seguridad habían aprobado?

La integridad de los medios se mide por su voluntad de trabajar según los términos de la Carta de Munich. Habían logrado propagar el odio hacia los chinos durante la crisis del Covid y su mensaje polarizado conduce a los mismos efectos contra los rusos . El periodismo se despoja cada vez más del profesionalismo para volverse militante.

Como dijo Goethe: "Cuanto mayor es la luz, más oscura es la sombra". Cuanto más excesivas son las sanciones contra Rusia, más resaltan nuestro racismo y nuestro servilismo los casos en los que no hemos hecho nada. ¿Por qué ningún político occidental ha reaccionado a los ataques contra la población civil de Donbass durante ocho años? Después de todo:

¿Qué hace que el conflicto en Ucrania sea más censurable que la guerra en Irak, Afganistán o Libia?

¿Qué sanciones hemos adoptado contra quienes han mentido deliberadamente ante la comunidad internacional para librar guerras injustas, injustificadas, injustificables y asesinas?

¿Tratamos de "hacer sufrir" al pueblo estadounidense que nos había mentido (¡porque es una democracia!) antes de la guerra en Irak?

¿Hemos adoptado siquiera una sola sanción contra los países, empresas o políticos que están alimentando el conflicto en Yemen, considerado el " peor desastre humanitario del mundo"?

¿Hemos sancionado a los países de la Unión Europea que practican las torturas más abyectas en su territorio en beneficio de los Estados Unidos?

Hacer la pregunta es responderla... y la respuesta no es gloriosa.

Nota al margen: Ayer 16 de marzo del 2022, el presidente estadounidense Joe Baiden anunció que su país brindará más ayuda militar a Ucrania por un valor total de 800 millones de dólares. Suma que eleva a mil millones de dólares -en una semana- la "inversión" USA para "desgastar a Rusia" en su propósito de cercar a China. "Este nuevo paquete (que incluye 800 sistemas antiaéreos; 9.000 sistemas antiblindaje; 7.000 armas ligeras, como ametralladoras y lanzagranadas; 20 millones de cartuchos de municiones y drones) brindará, por sí mismo, asistencia sin precedentes a Ucrania", señaló el mandatario estadounidense. Como dije en uno de mis artículos sobre Ucrania, Estados Unidos lleva "invertidos" en Ucrania, desde 1991, más de 10 mil millones de dólares para armar y entrenar a su Ejército, su Guardia Nacional y sus batallones de mercenarios para la "limpieza étnica" de los ruso-parlantes del territorio ucraniano. Esto, sin contar la "inversión" de sus principales socios: Reino Unido, Alemania, Canadá, Polonia, de la Unión Europea y de los países nórdicos; de la CIA, USAID, la NED; de George Soros y otros mil millonarios; de los CEOs de la "big tecnología". (rubén ramos-alizorojo)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 857 veces.



Rubén Ramos Alizorojo

Sociólogo y educador peruano, postdoctorado en Filosofía, Política e Historia de las Ideas en América latina por la universidad del Zulia-Venezuela

 ruby_7872@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Ramos Alizorojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: