Así nuestro pueblo le cobró los crímenes a la derecha fascista

Postrecitos de Huevos Chimbos:

* Noviembre, un mes de grandes acontecimientos en Venezuela. Dos eventos trascendieron al mundo a mucha honra y orgullo para los venezolanos. El primero fue el récord Guinness, tras el magno evento de más de 12 mil músicos del Sistema Nacional de Orquesta Juveniles e Infantiles que se realizó en la Academia Militar y, el segundo, la gran victoria de la revolución en las megaelecciones donde se impuso la paz, la sensatez, la verdadera democracia, la Patria buena. Viva la Venezuela de Bolívar, Chávez y Maduro, la que le queda grande a la derecha fascista.

* Y por fin, los que comieron pan con mortadela fueron los opositores con el alma envenenada de odio, luego del anuncio del Guinness World Record confirmando que Venezuela tiene la Orquesta más grande del mundo, una marca superada en revolución para que más les duela a los enemigos de la patria, quienes no soportan los logros del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que ya el 20 de diciembre de 2018 tuiteaba: "El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, es referencia en el mundo, gracias al Maestro Abreu y al comandante Chávez. Ratifico mi compromiso, en aportar lo necesario, para su expansión y consolidación".

* Nadie cuerdo en el mundo puede tener una opinión favorable al imperio gringo. Aquí destaco un aspecto muy importante que así lo revela: la gente que no es política, pero que razona ¡y vaya cómo razona!, se expresa por las redes para criticar, por ejemplo, que esos genocidas no reconocen el triunfo de Daniel Ortega en Nicaragua, pero reconocen al ladrón más grande de la oposición venezolana, Juan Guaidó, que se declaró presidente interino en una plaza pública de Venezuela. Una barrabasada porque se creen dueños de toda América.

* ¿Vieron cómo se develó la mentira de la manifestación que supuestamente iban efectuar en Cuba? Lo gringos con la canalla mediática comenzaron a publicar una campaña internacional intentando que los hermanos de la isla salieran a protestar la revolución fidelista, pero cuando llegó la hora de la verdad, se cayó la mentira. Y los cubanos que salieron, lo hicieron, pero para apoyar el gobierno del camarada Miguel Díaz-Canel. Lo confirmó Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores del hermano país, quien señaló que no hubo marchas, manifestaciones, caída de Internet, ni la represión militar anunciada por medios de prensa estadounidense.

* Extraído del portal digital La Tabla: CITGO registró pérdidas. El conglomerado de refinación y distribución de combustible en territorio estadounidense, robada por la banda de Guaidó y el gobierno de EEUU, publicó los resultados del tercer trimestre de 2021, y la pérdida neta alcanza los 4 millones de dólares. El rendimiento total de las refinerías Lake Charles y Lemont fue de 698 mil bpd, lo que representa una reducción con relación al trimestre anterior… El gobierno gringo les dio 500 millones de dólares como seguro por la pandemia de Covid-19… Ahora leyendo esta nota me pregunto: ¿De dónde sacó la oposición dinero para la campaña electoral? Estoy convencido de que si hacen una investigación a fondo encuentran los dólares manchados de petróleo de Citgo y de fertilizantes de Monómeros.

2.- Así nuestro pueblo le cobró los crímenes a la derecha fascista… Chávez no aró en el mar. En las históricas megaelecciones del 21 de noviembre, se pusieron de manifiesto sus enseñanzas, sus horas de dedicación en los programas "Aló, Presidente", para que la gente no siguiera dejándose engañar por la derecha criminal. Tremenda lección le dio nuestro pueblo a los genocidas nacionales e internacionales. Venezuela demostró que está consciente de quiénes son sus enemigos, quiénes pretenden llegar al poder matando gente y destruyendo el país, quiénes intentaron asesinar al Presidente y les suplicaron a los gringos que nos bloquearan económicamente y financieramente. Las venezolanas y los venezolanos sabemos quiénes se roban el dinero de Citgo y Monómeros, la plata del tratamiento de los niños con cáncer; sabemos quiénes nos perseguían los buques cargados de combustible y de artículos básicos, los que se robaron el oro depositado en Inglaterra, recursos que el presidente Nicolás Maduro tenía con el propósito de importar las vacunas contra el covid-19. Los venezolanos y venezolanas sabemos quiénes manipulan el precio del dólar tendente a generar inflación, y se alían a los criminales de la oligarquía santandereana para hacernos daño; quiénes provocaron las migraciones y desataron la xenofobia en el exterior que ha dejado tantos compatriotas muertos. Por eso, nuestro pueblo se cobró con creces cada gota de sudor en las colas de las gasolineras, las horas sin electricidad, la falta de agua, de aseo. Ciertamente en la revolución se cometieron y se cometen errores que nunca se han negado, pero si la oposición terrorista no ejecuta tantos crímenes contra el país en complicidad con los gringos y sus países satélites, la situación fuera otra. Ganamos 20 cargos a gobernadores y más de 205 a alcaldes, lamentablemente perdimos tres gobernaciones y más de 100 municipios. Aunque no creo que perdimos esos espacios, los entregamos. Por eso, tal situación debe llamar a la reflexión, debe llamar a Chávez y Maduro. Hay que tener presente que una de las primeras condiciones de un revolucionario es la humildad, gobernar obedeciendo, entendiendo que la revolución bolivariana se debe al pueblo. Existen gobernadores y alcaldes que llegan al poder y se olvidan de quienes los eligieron. Se blindan en camionetotas y no miran más a la gente. Se creen omnipotentes. Se sienten en la cúspide, cuando la realidad es que están abajo, porque quienes se encuentran arriba son esos venezolanos y venezolanas que depositaron en ellos su confianza. No admiten ni aprenden de las críticas. No la utilizan para corregir. Para esos gobernantes la gente que critica es sencillamente su enemiga. Por eso se equivocan. Hay que escuchar el clamor del pueblo, porque el pueblo te pone, pero también te quita.

3.- El boomerang de la conspiración gringa… En Venezuela no se movió un dedo en contra de las votaciones del 21 de noviembre en la que no tuviera que ver el imperio norteamericano, por muy distante que se observaran de los actos criminales. Esa es su manera de actuar. Lanzan la piedra y esconden la mano. Los ataques al sistema eléctrico nacional, a las refinerías de Pdvsa, el intento de quemar la sede del Consejo Nacional Electoral en El Mariche, en todas esas acciones están implicados los genocidas del norte. Es más, me atrevo a decir que se encuentran involucrados en las pretensiones de empañar el magno evento del Sistema Nacional Orquestas Juveniles e Infantiles. Es muy miserable y desproporcional ese argumento de la mala comida de los músicos. Los EEUU nunca van a entender que mientras más silencio hagan con respecto al Gobierno revolucionario es mejor para ellos, porque cuando atacan a los chavistas, nos revuelven los sentimientos y respondemos en masa, tal como se hizo en las megaelecciones. El mundo odia a los gringos y, aunque se sabía que con el presidente Joe Biden la política exterior de agresión imperial no iba a cambiar, realmente se pensó que, por lo menos, guardarían las apariencias, pero no es así, siguen arremetiendo contra Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, hacia todos los países que no se les arrastran como Colombia, Brasil, Chile, Ecuador, en fin… Lo que sí está comprobado es que esa conspiración se les convierte en un boomerang que lanzan a los pueblos más débiles del planeta y les regresa cargado de odio. Nadie los quiere. Y los que se les arrodillan, se les arrastran por miedo e intereses particulares.

4.- La ardua conspiración electoral de la canalla mediática… Cada vez que hay una consulta popular en Venezuela, los medios de comunicación, al servicio de la derecha fascista, cumplen con su trabajo golpista. Les explico: en todos los comicios que se desarrollan en Venezuela, la canalla mediática, al toque de diana, sale a buscar cualquier detalle que le permita divulgar un escándalo, para hacer ver a la población mundial que Venezuela es un país violento con una dictadura feroz. Así desarrollan su trabajo conspirativo mientras dure la jornada. Y cuando no encuentran alguna discusión acalorada o alguna trifulca que, por lo general, se producen de forma aislada en este tipo de eventos, se posan sobre una escuela sin gente buscando deslegitimar la actividad. Y el domingo 21 de noviembre no fue la excepción. Teniendo en el país 300 observadores internacionales, efectuaron su cobertura en función de colocar sobre el tapete la mayor cantidad de irregularidades posibles, con el fin de intentar crear una matriz de opinión desfavorable que incidiera en la opinión de los veedores. Aunque en realidad, el descrédito contra estos comicios lo comenzaron desde que se iniciaron las actividades al respecto, conscientes del fracaso de la oposición, por cuanto la derrota de la oposición, era una derrota anunciada. Los medios de comunicación golpistas no tienen credibilidad en la Patria de Bolívar, cada vez cuentan con menos lectores, radioescuchas y televidentes, sin embargo, logran engañar a mucha gente en el mundo. Por consiguiente, continúan siendo un arma de alto calibre contra la revolución bolivariana. Y no solo de Venezuela, sino de todos los países que no les doblan la cerviz como Cuba, Nicaragua, Bolivia, entre otros.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3892 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: