Desde el conuco

La equivocación en el debate

Hemos adoptado la mala costumbre de molestarnos y responder de manera soéz cuando alguna opinión no resulta ser de nuestro agrado. En primer lugar el debate no debe llevarse al plano personal si no, a la arena politica. La conversa debe ser para intentar hacer aportes a fin de avanzar y corregir algun entuerto que se haga presente en el camino. Si de cada apreciacion no compartida, salta una ofensa como respuesta, al final será un chorizo de descalificaciones que indudablemente no nos llevara a nada productivo. Los asuntos no son personales son politicos y hay maneras diversa de ver la situación. Es simplista e irresponsable la descalificacion e impide la fluidez en el debate. Generalmente confundimos ser revolucionario con la altanería y el lenguaje soéz

Son muchos los factores que inscdieron en los resultados obtenidos y en una cuartilla no cabe un análisis de coyuntura pues esto se nutre de la realidades las cuales son variopintas y muy numerosas por demás. El bloqueo y las sanciones sin duda que son parte del análisis, pero porqué nos pica el cuerpo cuando intentamos revisar nuestro propios errores que justamente son sobre los podemos incidir por cuanto corresponden a nuestra responsabilidad. Porqué nos exaltamos, acaso no hay que revisarlo todo, y a este encuentro deben ser convocados todos los sectores revolucionarios pues la revolucion no es un coto exclusivo de los militantes de.PSUV.

Si no somos capaces de escuchar y defender nuestras posturas de manera decente, entonces le hariamos un flaco favor al debate creador para enriquecer esta historica necesidad de identificación del error y la debilidad para poder coorregir y avanzar. Tres cosas no deben faltarle a un revolucionario, humildad, honestidad y sabiduria.

Soslayar el debate sería un grave error que cometeriamos, asumir la descalificación como herramienta en la conversa causaria un grabe daño al espíritu del debate inteligente y de altura política. No es cosa facil a lo que nos enfrentamos, es el imperiro que de manera inteligente muta y se esconde en los discursos combativos. El mejor y más importante aporte que podemos hacer en este instante, es facilitar, darle fluidez y orientar el debate. Lo demas son meras soquetadas y no hay tiempo pá perder tiempo en la infecundidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 544 veces.



Toribio Azuaje

Campesino y Conuquero. Docente

 toribioazuaje@gmail.com

Visite el perfil de Toribio Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: