Por el derecho a votar nulo…

El proceso electoral que se avecina, viene aglutinando a una gran mayoría de los electores alrededor de partidos que representan los intereses de la burguesía. Ni rojos ni azules representan la defensa de reivindicaciones y salidas políticas que favorezcan a los explotados y oprimidos del País. Ambos bandos mayoritarios, están de acuerdo en aplicarnos un plan económico que incluye la entrega de nuestras riquezas, a través de las llamadas Zonas Especiales, el mantenimiento de los monopolios y de toda forma de explotación capitalista.

EE.UU en la continuidad global de su ofensiva imperialista por la reconquista de su hegemonía y mejor posicionamiento en el control de las riquezas energéticas y mineras que alimenten su aparato industrial y militar, avanza y profundiza su accionar en América Latina, apoyándose en el retroceso de las masas a nivel continental limpia el camino de gobiernos que en mayor o menor medida habían cuestionado la gobernanza del amo imperial. Siendo parte de su objetivo imperial querer asegurar su "patio trasero" para sí, en su confrontación con otros países capitalistas, no podemos mantener las ilusiones en cuanto a que ellos se van a conformar con migajas

El gobierno de Maduro vive en medio de las presiones del descontento social y las ansias de los monopolios, una situación producto de una colosal crisis económica, con la destrucción del aparato productivo fruto no solo de la crisis capitalista general sino de nefastas políticas, que colocan sobre los hombros de los explotados y lo más desfavorecidos el peso delos efectos de la crisis capitalista, creando día a día, las condiciones para la entrega del país al gran capital nacional e internacional.

En medio de toda esta situación, se presenta el proceso electoral del 21 de noviembre, en donde, todas las propuestas electorales se mantienen dentro del campo burgués, capitalista, unos reivindicando las inversiones de múltiples países como Rusia, China y otra las de los EEUU, acompañado con la intervención del tenebroso FMI para que ordene el aceleramiento del PLAN DE AJUSTE que se ha de aplicar, no para salir de la crisis, sino para entregar al país y su clase obrera de manos y brazos atados hacia la espalda , programa que el gobierno actual está aplicando eficientemente, como ningún otro gobierno a nivel mundial, sólo que le tomó tiempo y paciencia para llevarnos a las condiciones que nos tiene hoy.

Ninguna de las candidaturas roza ni por equivocación el asumir posiciones nacionalistas de expropiación de los bienes imperialistas, y su colocación bajo control obrero, principales responsables de nuestra crisis…, ninguna menciona ni por equivocación el desarrollo de las capacidades del movimiento obrero y popular para asumir el rescate y la conducción de las palancas fundamentales de la economía y del país. El pueblo, para todas las candidaturas es un ente pasivo, receptor de sus "salvadores". Ni se diga que estas candidaturas hablen siquiera de la masacre del pueblo palestino, y del mundo y su heroica resistencia,…nada positivo significan para la clase obrera y su marcha hacia la destrucción del capitalismo y la conquista del socialismo…

Nosotros, como revolucionarios, como socialistas sabemos que nada se nos regalara, todo será producto de nuestras luchas, que nos deben conducir al gobierno de los trabajadores y el pueblo, en una Venezuela socialista. Esta conquista no será por vía democrática y mucho menos lectoral sin embargo las elecciones son un escenario donde el conjunto de la población pone su atención y nosotros intervenimos para agitar nuestra propuesta política.

No nos sentimos representados por algún candidato, pues en sus programas de gobierno, no está en cuestionamiento el problema de la toma del poder, al contrario, asumen la defensa del capitalismo y todas sus forma de opresión y explotación, en medio de una crisis mundial que profundiza aún más la desmejora de todas nuestras condiciones de vida y trabajo y desconoce todas las conquistas que año tras año hemos logrado arrancarle a los voraces empresarios. De esta manera denunciamos que todas las opciones van en sentido de defender de una u otra manera el capitalismo.

No tenemos candidato que represente los intereses de la clase obrera, de los trabajadores y oprimidos., por lo que queremos expresarnos a través del voto Blanco, o en su defecto en el voto nulo. Pero, nos encontramos con el hecho de que las maquinas electorales, nos niegan la posibilidad de ejercer nuestro derecho al voto en ambos casos. Derecho que existía años atrás, y que incluso, a la hora de los escrutinios, eran presentados en el recuento nacional.

Queremos expresarnos, queremos nuestro derecho a ejercer el VOTO BLANCO, o en su defecto el VOTO NULO, como expresión de que los candidatos que pudieron presentarse no están vinculados a las propuestas del movimiento obrero y popular, que tiene que tener sus propias banderas clasistas en donde se encuentran -entre otros-, la lucha por la nacionalización de la banca y las finanzas, y el comercio exterior, nacionalización de todas las industrias básicas del país, todas bajo control obrero y sin indemnización., discusión de todo contrato colectivo, no más retardos procesales, libertad para todos nuestros compañeros sindicalistas presos por actividades sindicales; no más criminalización de nuestras luchas obreras y populares, no más desapariciones forzosas de compañeros luchadores; aumento salarial y congelación de precios; no a la entrega de nuestras riquezas a través de las zonas "especiales", no a la Explotación criminal del Arco Minero; por la construcción del partido de los trabajadores que nos guíe hacia la construcción del socialismo, con una dirección clasista, revolucionaria, marxista.

CSR-El Topo Obrero



Esta nota ha sido leída aproximadamente 610 veces.



El Topo Obrero


Visite el perfil de El Topo Obrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: