Desde el conuco

La pátria eres tú

(Dedicado a la pájara Chowi, que lucha por preservar viva su vida)

La pátria es el reflejo de quienes la habitámos, es la hechura de su gente, ella no se hace sola, no se construye a propósito de la generacion espontanea, ni nace del rocío. La pátria es quienes la habitamos, la pátria somos todos. La pátria es el hombre, la mujer, el niño y el anciano. La pátria es la periodista o el maestro que después de tantas letras escritas en papeles de sueños, intenta tardiamente recomponer su vida en un pedazo de tierra que hay que moldear con profundo tesón y con fuerzas que se ha llevado el tiempo. La pátria es lo que somos nosotros, bien o mal. Pero la pátria siempre es grande. No se mide en fronteras, no se mide en superficie, se mide en voluntades.

Vivir es una gran responsabilidad, es asumir un compromiso, es cumplir, es sér un ser para los séres vivos. No es solo respirar, ir a la escuela y aprender unas letras. vivir no es solo transitar por el mundo haciendo lo que se nos ocurre. No es solo disfrutar lo que llegamos a tener. Vivir es algo mas que eso.

Hay quienes gastan el dinero heredado, hay quienes gastan el dinero robado. Hay quienes intentan estirar el dinero ganado, bien ganado. hay quienes buscan hacerce de riquesas con el trabajo ajeno, los que ven a su igual como proxima presa. Hay quienes con su trabajo diario, se forjan una vida. Hay quienes solo esperan el que me dán y hay quienes avanzan a pesar de todo eso.

Mientras el ríco es solidario con su igual, el pobre es envidioso e individualista. Los grandes capitales unen sus fuerzas para apretar mas fuerte. Mientras los pobres nos entretenemos tratando a solas contruir caminos. Así el andar es mas tupido, mas lento y menos transitable.

Gobernantes que salen de la nada y de repente pasan a poseer inmensas pertenencias. Se investiga al pobre, no a quienenes acumulan riquesas salidas del sombrero de un mago. Hay normas construidas a hechura y semejanza de bagabunderias. Cuanto gana un capitán, un diputado, un alcalde, un ministro, un campesino, un maestro o un médico. Y como vive un capitán, un diputado, un alcalde, un ministro, un campesino, un maestro o un médico. ¿De qué vive un político sin trabajo conocido, luego de dejar su curúl?

Cual es el objetivo de tantos ministerios, somos esclavos del burocratismo. Hasta ahora he contado ciento siete viceministros y sigue creciendo a discrepción un estado incontrolable, improductivo, corrupto y cada vez mas ineficiente. Todo perfectamente reglamentado, más todo es permitido.

Hay quienes juegan a ser presidente y hay quienes lo permiten. ¿Quién se lleva el premio de la irresponsabilidad? mientras un pueblo sufre atormentado y triste en medio de la desesperanza. Sombis transitando a la espera de la mesada ordenada a cambio de la docilidad. Y ahora nos obligan a cubrirnos el rostro, así, paso a paso vamos perdiendo nuestra personalidad.

Nos piden que votemos y solo consignas nos asoman de regreso. Nos piden no votar y sin banderas quieren arrianos hacia un sin destino. Irresponsables del poder, del poder económico que lo domina todo. Del poder militar que nos oprime con sutiles dósis de alianzas muy bien desbalanceadas. ¿Qué patria queremos construir?

Veo miles de candidatas y candidatos por doquier, no veo un solo proyecto para apuntalar un pais que se cae a pedazos entre bloqueos inhumanos y desidia. Entre guerra economica y festines lujosos de guardaespaldas con escafandras de motores sofisticados y costosos.

Veo emprendedores por montón sin conseguir el pie de amigo necesario para echar a andar su sueño familiar. Son presa facil del gran capital adornado de soles y de estrellas.

Veo campesinos sin apoyos, ni espacios donde comprar una herramienta a precios razonables. Cinco dólares por cuatro horas de trabajo es la matríz en que se cotiza una jornada laboral que resulta impagable. No se asoman salidas serias al problema de la siembra del conuco, de la pequeña y a su vez gran producción conuquera. La sumatoria de pequeños se hacen grandes. La agricultura a gran escala, la de los grandes ricos, absorven todos los recursos.

Resistimos, resistimos a un mundo globalizado que transita hacia niveles superiores de dominación, mientras nos distraemos o nos distraen, evitando que miremos mas allá del entorno minusculo de nuestro propio encierro. Algo importante ocurre en el mundo de hoy, que quieren que no nos enteremos hasta que sea ya tarde para actuar.

Mientras tanto, este pais es un lujo, donde podemos jugar ser presidente y salir ilesos de tamaña locura, siendo que, el único riesgo es volverse rico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 596 veces.



Toribio Azuaje

Campesino y Conuquero. Docente

 toribioazuaje@gmail.com

Visite el perfil de Toribio Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: