Entre lo uno y lo demás está lo otro

IDENTIDAD-DIVERSIDAD CULTURAL…Hacia la segunda mitad de los años setenta y, también, los primeros años de los ochenta se hizo visible, y con fuerza, el tema de la identidad cultural. Una angustia intelectual, un sentimiento colectivo cultural, una nítida preocupación increpaba, con sonada presencia, el ambiente político, social y cultural del momento, a propósito del tema de la identidad, y particularmente su pérdida, su extravío. El choque y entrompe de las formas culturales tradicionales con todo lo que venía a través de los medios masivos de comunicación, particularmente la televisión, sin soslayar la fuerza de la radio, no era otra cosa que la industria cultural masiva con su poderosa carga de alienación, consumismo y producción de cambios de conducta. El tema comenzaría a tomar por asalto a los grupos culturales y de corte social, incluso a los camaradas radicales. Pero a los que habían sido acusados de revisionistas, ni siquiera les importaba el problema de la cultura, en general, menos el de los medios masivos de comunicación y nada que ver con los medios alternativos, apenas nacientes por aquellos trotes. Al plantear las cuestiones culturales un desprecio y un desdén por el tema copaba la escena. Fueron los mismos que más adelante le vendería el alma al diablo, si es que alguna vez tuvieron algo parecido al alma. Desde hace rato el problema hay que abordarlo desde un binomio básico y fundamental: Identidad-Diversidad, por allí van los tiros y las alcaparras…

LA TV APARECE EN VENEZUELA a principio de la década de los años 50. El 22 de noviembre de 1952, el entonces dictador, Marcos Evangelista Pérez Jiménez, inauguró la Televisora Nacional, en la frecuencia radioeléctrica del canal 5. La televisión apenas tiene 69 años, los cumple este año 2021. Sería bueno convocar un encuentro de medios comunitarios, institucionales, públicos y privados, alternativos y populares para emprender el análisis, la crítica histórica, ¿Estamos enfrentados a una oligarquía mediática, asquerosamente apátrida, conspiradora, entreguista, insufrible, maleante, enemiga de la patria de Bolívar? Los medios de comunicación social han adquirido lo que un especialista llamó conciencia de clase en sí. De esa manera, se constituyó una clase social mediática todopoderosa, avalada por los gobiernos de Acción Democrática y COPEI, en los quince primeros años de la democracia burguesa. Una década y media basto y sobro para que afinaran el perfil pro-imperialista.

TRÉVERIS, LA CIUDAD DE MARX. Hemos topado, quizás muy tardíamente, como en todo lo que hemos hecho, con la obra de David Mclellan, intitulada: Marx, su vida y sus ideas. Barcelona, 1973. Editorial Crítica. Este libro lo recomendamos ampliamente. Algunas lecciones sacadas de ese excelente trabajo: Karl Marx provino de una confortable familia de clase media. Totalmente judío en cuanto a sus orígenes. Protestante por necesidad a la par vivió en una región católica. Marx, no pudo tener un puesto de docente universitario, no había sitio para intelectuales disidentes. Nación en Tréveris, el 5 de mayo de 1818, del Siglo XVII. En el año 2021, se cumplen 203 años de su natalicio, deberíamos celebrarlo. Tréveris era la ciudad más antigua de Alemania. En los tiempos de Marx, tenía 15 mil habitantes, situada en el Valle de Mosela, rodeada de viñedos y de una lujuriante vegetación casi mediterránea. Fue considerada la Roma del norte y sirvió de cabeza de puente del más poderoso ejército romano. La Porte Nigra, a cuya sombra, literalmente, creció Marx y la enorme basílica del siglo IV, eran los monumentos de la gloria imperial de Tréveris. En la Edad Media, Tréveris fue asiento de un príncipe-arzobispo, cuyas tierras alcanzaron Metzm Tourl y Verdum. Se decía de Tréveris que tenía más iglesias que cualquier otra ciudad alemana de tamaño comparable. Sus habitantes eran funcionarios, comerciantes y artesanos. Pero no olvidemos los viñedos. Marx fue un gran pródigo en el consumo del vino. Tréveris fue una de las primeras ciudades de Alemania donde aparecieron las doctrinas francesas del Socialismo Utópico. Marx, sigue con la terquedad de su vigencia.

EL POETA HERNÁN SOTO…sucumbió al delirio de los edificios de Caricuao, transitó la urbe abatida de tanto júbilo de asfalto y concreto entre bellas féminas livianas; entre las esquinas dolientes de la capital; al grito implacable y hostil de quienes anuncian la venta ambulante de la alegría. El poeta, aquel diciembre dejaría sus sentencias como los hábitos de un monje desconocido y hambriento de tanto cielo disipado y maleante. Cada diciembre, por tu natividad y tu partida, te evocaremos como quien supo definir la tristeza al calor de los príncipes de la curda, los amoríos desbordados y el verso preciso y contundente. El poeta Soto soltó sus memorias: 1. La Educación Popular es un instrumento y herramienta para transformar la sociedad. 2. Soy un poeta prestado a la Educación Popular. 3.Uno comienza por enamorarse de los sonidos. 4. Hay un Hernán Soto inédito; un Hernán Soto que hace poemas de la rumba. 5. Es difícil definir como se llega a la palabra. 6. Uno llega a la palabra como el aire o es de todo el mundo o no es de nadie. 7. Poetas, huid de las Escuelas de Letras, en ellas todo es insípido e incoloro hasta más no poder. 8. A veces caemos en un esteticismo que seca al poema. 9. El tiempo se queda con lo esencial y el poema tiene sentido de pertenencia y potencia cuando el poema se sostiene por sí solo. 10. El poeta es una circunstancia humana que pasa.

BENDITA NATURA, BENDITA…Se ha llegado a afirmar: Resulta común la información sobre el comercio de narcóticos y de armas ilegales. Pero resulta impresionante saber que el tercer negocio de mayor lucro viene por la venta de especies exóticas. Las estimaciones por año alcanzan entre mil a 7 mil millones de dólares, Esta práctica horrorosa, despiadada y de extremo maltrato, al año es factible que se vendan 4 millones de aves, 5 millones de reptiles, 15 millones de pieles de mamíferos, 10 millones de cactus silvestre. Esto parece algo así como aquello de: Aunque usted, no lo crea… Junto a una Humanidad Doliente; también una Naturaleza Doliente. Hasta la próxima.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 610 veces.



Efraín Valenzuela

Católico, comunista, bolivariano y chavista. Caraqueño de la parroquia 23 de Enero, donde desde pequeño anduvo metido en peos. Especializado en Legislación Cultural, Cultura Festiva, Municipio y Cultura y Religiosidad Popular.

 efrainvalentutor@gmail.com

Visite el perfil de Efraín Valenzuela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Efraín Valenzuela

Efraín Valenzuela

Más artículos de este autor