Justa Arrechera


Se me ocurre escribir nuevamente; ahora con menos diplomacia. Se me ocurre escribir por que estoy arrecho y por que la emoción del 13 nos envuelve y nos pone ciegos. Se me ocurre escribir perdiendo amigos y no me importa por que a mi me basta el pueblo.

A veces me pregunto ¿por qué la oposición aún patalea después de haber llevado más golpes que malandro de barrio en la Policía Metropolitana? Digo: Si la oposición ha sido evidenciada como un atajo de fascistas ¿por qué aún tiene el poder de seguir jodiendo, incluso aupando por medio de personajes siniestros como Shapiro, una confrontación con Colombia y, acaso, una intervención norteamericana post-Irak en nuestro país, todo con el propósito de deponer al Comandante Chávez? Y me respondo que no somos todos los que estamos y estamos todos los que no somos. El pasado Foro Mundial fue un éxito, sin lugar a dudas. En perspectiva macro, fue un evento del carajo ¿Pero, qué pasó con los verdaderos participantes de ese 13 de Abril?. Quisiera hacer un poquito de historia reciente que involucra algunas tendencias intelectuales que han apartado al verdadero protagonista: El Pueblo Venezolano.

Recientemente se hizo una reunión de Círculos Bolivarianos en Nueva York. Nadie ha explicado por que en ese evento, se fueron a las manos varios participantes que querían intervenir en esa asamblea y esto provocado por la exclusión de los organizadores a quienes consideraron de una importancia irrelevante. Este rumor a voces, nunca fue aclarado y se repite en el Foro Mundial, cuando la intelectualidad excluye nuevamente al actor principal de eventos trascendentales para su formación política e ideológica. No critico los foros y la importancia de un pronunciamiento internacional de solidaridad con la Revolución Bolivariana; pero si critico que las organizaciones populares de base, esas que fueron a Miraflores y que también estaban expuestas a un bombardeo de los fascistas, no participaran libremente de estos foros. De hecho, critico que estos foros no se hubieran efectuado a cielo abierto en lugares extensos, en el que los barrios, los resteados del proceso, tuvieran oportunidad de expresar sus inquietudes y sus sueños. Se pierde, por exclusividad de algunas organizaciones elite, la oportunidad de profundizar ideológicamente en el pueblo. Al pueblo solo le reservaron el palco de la Avenida Bolívar para bailar con el Grupo Madera y rockear con las Casas de Cartón.

En un artículo reciente y tratando de no desbocar mi estado de ánimo, decía yo que está avanzando peligrosamente una mutación de la burguesía que ostentaba el poder en la IV República a una burguesía “revolucionaria” que pretende maquillar los avances impuestos por un pueblo arrecho y en pie de guerra. También expresé que hay ciertos movimientos en la PDVSA conquistada por quienes les importó un carajo el peligro al montar sus trincheras en frente de las instalaciones de nuestra industria nacional, muy conciliatorios con aquellos que participaron en el paro de Diciembre y Enero. Existe un anillo que está informando lo que le interesa al Comandante y ocupa posiciones para boicotear el proceso revolucionario. Si esto lo callamos; si esto lo mantenemos en silencio por esas vainas de obedecer a supuestos lineamientos de la revolución, permítanme decirles que la estamos cagando en extremo y lo menos que pudiera pasar, es atrasar los objetivos trazados, tal y como pasó con el traidor Miquelena; por no decir que estaríamos repitiendo los errores de la democracia betancourista.

La oposición se mantiene como un reptil a la espera de vernos cometer errores, para clavarnos los colmillos y buscar la forma de partirnos los sueños de libertad. Tenemos frentes que deben ser atacados de inmediato. No solo atacados, también rescatados, vencidos y conquistados. La Administración Pública es uno de los más importantes. Pululan allí una serie de sujetos que boicotean la labor del gobierno como un cancer y no ha sido posible erradicarlos. Nada hace Chávez con nombrar a un ministro o director de un ente gubernamental, si estos no son obedecidos por quienes desean trazar planes necesarios para la transformación. Incluso, algunos nombrados terminan sucumbiendo a esta burocracia expansiva que tiene sus propias reglas. SAVIR es otro instituto que aún, después de cuatro años de gobierno, sigue en manos de un familiar de Caldera y, peor aún, se pelean esta especie de caja chica algunos partidos afectos al gobierno para tener alguna entrada que les mantenga la organización. El Banco Central de Venezuela, es otro frente que debe ser abordado y así varias instituciones que son manejadas por “afectos” al proceso que no tienen empacho en continuar este golpe a la revolución.

Siempre hemos contado con el pueblo para la emergencia vanguardista. Lo utilizamos, lo alabamos y le pedimos respaldo para consolidar un ideal; todo esto en momentos de apremio. Pero, no están claras las maniobras de una clase media que juega a un futuro sin Chávez. No está claro lo que pretenden expresar en altisonantes recursos retóricos y lo intelectual se disuelve cuando no contamos con esa masa humana que ha adquirido un instinto extraordinario para oler el engaño a mil kilómetros de distancia. Estoy arrecho por que hay que atender el reclamo de ese pueblo sabio que no está dispuesto a cambiar por cuatro espejitos, sus conquistas que con sangre ha logrado atesorar.

Por esos descalzos hoy estoy arrecho. Por los cerros es que hoy escribo. Por quienes creen que me van a joder con conciliaciones estratégicas. Estoy arrecho y no es mía sola esta arrechera. Atiendan que pa’ luego es tarde.

msilvaga@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3410 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas