Crítica ácida

Desjarretados Siglo XXI

Escalofriante la conducta repetitiva de empresarios e industriales metidos a la política, que no han aprendido ni siquiera a cuidar su prestigio público, amparados en la costumbre de comprar conciencias, y robarse la plusvalía de los trabajadores. Los chistes del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro misógino, racista y clasista supremacista, en la delicada situación del voraz incendio de la Amazonía, son evidencia cierta Siglo XXI de la malignidad en los ultraderechistas.

Infelices declaraciones quedaron grabadas, y sepultan a este Bolsonaro émulo de Donald Trump que interrogado respecto a la gigantesca quema que afecta a Brasil más que a ninguna otra nación, su respuesta incoherente no varió su archiconocido comportamiento contra la naturaleza y los pobres, lo que avivó el desprecio mayúsculo del pueblo como nunca antes ocurrió con un Presidente de Brasil.

“Me solían llamar capitán Motosierra, y ahora me dicen Nerón incendiando el Amazonas”, referencia personal al fuego voraz, aduciendo con faz de imbécil, que es la temporada de sequía la culpable…, tratando de minimizar su responsabilidad y la magnitud del problema que se le escapó de las manos, mientras arremete contra la población más necesitada, y autoriza sin sanciones talas y quemas incontroladas.

Expertos le aclaran al ignorante Bolsonaro que su comportamiento le hace culpable de daños al “pulmón de la Tierra”, por implementar durante su gestión presidencial un modelo capitalista salvaje de desarrollo, basado en la explotación indiscriminada a la agricultura y minería, con destrucción de terrenos en el mayor territorio vegetal del mundo.

En Venezuela fue derrotado 2 veces un aspirante a la Presidencia que entre “metidas de boca” afirmó en campaña electoral que el “Plan de la Patria” de Hugo Chávez por el respeto a la humanidad y preservar el ambiente, era “pérdida de tiempo”. Capriles Ratonsky solo le interesaba salir de Chávez y luego de Maduro, tildando de “Capitán Planeta” al Comandante venezolano. Fracasado como Alcalde y Gobernador, se habría adelantado si hubiese sido electo Presidente, a los estropicios de un Bolsonaro.

Basta de candidatos y Presidentes desjarretadores, que les cortan los cascos a los caballos de sus adversarios, por castigo inhumano, incapacidad intelectual y ausencia de liderazgo. No necesitamos advertirle al pueblo hábil y gentil, aguantador de las injusticias salvajes de la “democracia representativa” que nunca los representó, sino que explotó a la población de menores recursos. Vaya y firme “No More Trump”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 391 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a281837.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO