Julio Escalona: ¿Tanto luchar para morir en la orilla y no poder distinguir entre bien y mal, entre verdad y mentira?

"Abandonen el sentimiento de juzgar"

Sukuinushisama

"Los venezolanos estamos bordeando la orilla, pero seguimos luchando por llegar a ella, cuando la orilla significa paz, salud, armonía, prosperidad, democracia y respeto a los derechos humanos para las venezolanas y venezolanos de todos los credos, opiniones, visiones, esperanzas y sueños. Por supuesto, la defensa y el respeto para la pródiga y generosa naturaleza que diariamente nos da la vida sin esperar nada a cambio."

Julio Escalona

"La buena gente en quien uno ha creído piensa podemos conformarnos ella nos diga, después de los discursos contra el imperialismo, las agresiones y nuevas amenazas de Trump, sin señalar responsabilidades concretas del lado del gobierno, sino seguir en lo de "sabemos se han cometido errores""

Eligio Damas

"¿Será que defienden lo indefendible solo porque necesitan resguardar sus privilegios y ruines intereses? O por qué han perdido la perspectiva de la realidad que nos abruma?"
Orlando Balbás

I.Introducción

Entre los articulistas de Aporrea , Julio Escalona(JE) es uno de mis favoritos. El constituyentista (JE) afirmó :"Una condición para resolver los problemas de Venezuela es que cese la agresión de EEUU".

Esa afirmación viniendo de JE me dejo perplejo. Me pregunté ¿como es posible que un revolucionario del calibre de JE escriba semajate falacia? ¿Es JE ingenuo?¿ Es JE nihilista? ¿decidió JE dejar de ser responsable? ¿o es simplemente que JE padece del sindrome del "Burn out"?

JE no dice si la condición es necesaria o suficiente,tampoco dice cuales son los problemas que hay que resolver. Al parecer sí se particiona el conjunto de los problemas que padece nuestra sociedad se obtienen dos clases :1. La clase formada por los problemas debido a la agresion, 2. La clase de los problemas no debidos a la agresión

Ahora yo pregunto:

  • ¿Quienes forman la clase 2 de la partición?
  • ¿Quienes forman la clase 1 de la partición?

Si el responsable de la clase 1 son los EEUU, ¿quién o quienes son los responsables de la clase 2?

Considero que JE es un hombre de fe y la fe tiene un contenido moral: la fe suscita y exige un compromiso coherete de vida;por eso la angustia de JE al ver que que Maduro y su combo confunden lo que hay con lo que es.

II Alguien es responsable de algo

Si analizamos la proposición "alguien es responsable de algo", lo primero que hay que decir es que este alguien o agente que tiene la responsabilidad de algo sólo puede ser una persona; si, por ejemplo, un gato cruza la calle justo delante de un metrobús y el conductor frena en seco de manera que se produce un accidente en cadena, el responsable de tal suceso es el conductor, no el gato, a pesar de que éste sea la causa del accidente. Al gato no se le atribuye la comprensión de la situación ni la capacidad de juzgar el significado de su conducta. Para que sea responsable, el agente tiene que ser consciente de lo que hace, es decir, saber lo que hace, tener la capacidad de interpretar o comprender la situación o escenario en el que se produce o deja de producir su acción; también poseer la capacidad de tomar la decisión de ejecutar o no la acción y, por último, la capacidad de controlar el inicio de la acción o el cese de la misma, si así quiere. Cuando se cumplen todos estos requisitos, podemos decir que una persona es responsable de algo.

El nivel de mayor o menor responsabilidad del agente depende de la fuerza o debilidad con la que cada uno de los requisitos anteriores se presenta. Se puede ser más o menos consciente de lo que se hace, así como tener una comprensión mayor o menor del perjuicio que se puede producir a los otros. Igualmente alguien puede tomar la decisión de hacer algo después de una profunda deliberación o, por el contrario, tomar la decisión con cierta precipitación. A veces, el dominio del inicio o cese de la acción está bajo el control del agente mientras que, otras veces, tal control es muy limitado como sucede cuando queremos dejar de fumar. Por tanto, entre la plena responsabilidad y la falta de responsabilidad hay una variabilidad de niveles que corresponde a las diversas maneras en las que se puede decir que una decisión o acción es un acto propio de la persona.

El agente es responsable de una acción y de sus consecuencias. La acción de la que ha de responder el agente no tiene que ser siempre una acción simple, como golpear a otra persona. A veces, la acción constituye un proceso complejo, compuesto de varios pasos diferentes, y abarca un largo espacio de tiempo; así, por ejemplo, la estafa a la Hacienda pública que el defraudador, después de planificada, va ejecutando durante varios años mediante apuntes contables falsos. Además, para que alguien sea responsable de algo, la acción y sus consecuencias tienen que ser portadoras de un perjuicio o beneficio para alguien o algo. Así, por ejemplo, no decimos que alguien es responsable de pasear por la mañana tomando el sol y, sin embargo, sí decimos que alguien es responsable cuando pasea tomando el sol en horario de trabajo y no atiende a quienes debiera hacerlo por razón de la profesión que ejerce.

En conclusión, la responsabilidad de una persona sobre algo implica la conciencia de la acción, la libertad y el control sobre la misma y la evaluación de tal acción como portadora de beneficios o perjuicios. Se dice que una persona es responsable cuando la acción es acometida y realizada de modo consciente, con intención de promover o aniquilar un valor y con voluntariedad, aunque cualquiera de estos requisitos se tendrán en mayor o menor grado. Y no existe ninguna responsabilidad cuando la conducta de la persona se produce de manera totalmente forzada y sin la menor huella de consentimiento o cuando se produce con absoluta falta de conciencia o está ausente la comprensión de su valor.

Las consecuencias de las acciones u omisiones que realiza una persona repercuten en los demás puesto que las personas están necesariamente ligadas a la naturaleza que hace posible la vida a las otras personas, a la comunidad en la que viven o a la humanidad a la que pertenecen.

La responsabilidad tiene una característica de enorme interés: la referencia a los otros. El Diccionario de la Real Academia Española da dos acepciones de responsabilidad:

"1. Deuda, obligación de reparar y satisfacer, por sí o por otro, a consecuencia de delito, de una culpa o de otra causa legal.

2. Cargo u obligación moral que resulta para uno del posible yerro en cosa o asunto determinado". Ambas acepciones, recogidas por el derecho y la moral, destacan el significado de responsabilidad referido a la existencia de un acto u omisión cometido por una persona, con consecuencias nocivas para otra u otras personas.

Desde el planteamiento anterior, la responsabilidad de alguien significa, primero, que es "culpable" de la realización de un estado de cosas de valor negativo y de la ejecución de una acción con consecuencias negativas o nocivas, por lo que el agente carga con un demérito por su delito. Segundo, el agente tiene la obligación de eliminar los daños ocasionados a los demás y ofrecer una indemnización, así como borrar el delito con el acto del arrepentimiento. Y tercero, el agente tiene que cumplir tal obligación. Si no la cumple, se carga con una nueva culpa.

Cuando el agente realiza un estado de cosas de valor positivo y ejecuta así un acto "bueno", adquiere un mérito. En tal caso, tiene derecho al reconocimiento. Si esto no sucede, se produce una injusticia, de la que son responsables quienes debieran reconocerlo.

Como se deduce de lo anterior, la afirmación "alguien es hecho responsable de algo" carece de sentido sin referencia al valor de la justicia que o bien tiene la función de restaurar, en la medida de lo posible, el orden justo que se ha destruido por la acción injusta o bien dar al «otro» lo que le es debido por su dignidad de persona o por su contribución al bien de la comunidad. Así se han entendido, en la cultura occidental, las diversas acepciones de la justicia. La justicia correctiva tiene la función de restaurar, en la medida de lo posible, el orden justo que se ha destruido por el acto o actos injustos. La justicia distributiva se satisface cuando cada persona recibe en proporción a su contribución al bien de la comunidad. La responsabilidad no se puede reducir a un asunto personal como intentan quienes afirman "soy responsable sólo ante mi conciencia".

III. Alguien asume la responsabilidad de algo

Esto significa que la persona carga con su deber. En el caso de que haya perjudicado a otro en algo, le reconoce el derecho a la reparación y comienza a dar los pasos para la indemnización por los perjuicios que le ha ocasionado. La persona responsable de una acción tiene que asumir la responsabilidad de ésta. Si lo hace y cumple con las exigencias que tal responsabilidad comporta, el agente descarga su culpa.

Hay otro sentido de asumir la responsabilidad: cuando alguien defiende un valor que es discutido por los demás o a una persona que no es suficientemente escuchada o respetada o a la naturaleza que es amenazada de destrucción. La asunción de la responsabilidad toma, entonces, la forma de un responder de ese valor o de la persona o de la naturaleza. La responsabilidad, en estos casos, no está referida a la cuenta que hay que pagar por algo que se ha hecho, sino a lo que se está dispuesto a hacer porque así lo pide la realización de un valor como, por ejemplo, la dignidad de la persona o la conservación de la naturaleza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3330 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: