Crítica Acida

Medi-carni-pollo-cidio asesino, crisis prefabricada

Advertencia, se ha determinado que al colectivo nacional, le basta un poquito de conciencia ciudadana superando el ofensivo desajuste personal del fanatismo polarizado, para darse cuenta que los "ajustes" de precios ordenados por grandes industrias, que han dominado el espectro alimenticio, farmacéutico y del comercio en general, utilizan los aumentos de sueldo mínimo decretados por el gobierno en defensa del salario, para desafiar la ley y especular, robándole al pueblo el derecho al desenvolvimiento normal. Criminales en potencia y en esencia por su conducta, no encuentran qué hacer, para convencer. Supuestos honestos empleadores en industrias y empresas de promocionada "honorabilidad", con su conducta provocan muertes al practicar el remarcaje diario a las medicinas, alimentos de primera necesidad, artículos de limpieza o de cualquier índole, quedando en entredicho por su inmisericorde elevación del costo a toda mercancía, que desaparecen de los anaqueles la esconden en depósitos, y acaparan. Lamentablemente pese a la actuación de la SUNDDE, no van presos ni son multados, porque compran al funcionariado igual que en tiempos de aquel adecopeyanaje anterior a 1999, que hoy ansía volver al poder hablándonos de libertad perdida...

Los aumentos exagerados, gigantescos, desproporcionados, esencialmente impuestos por mafias de la carne y el pollo, la industria porcina, las de detergentes y productos de toda índole, día a día aumentan con una diferencia abismal, que no guarda relación lógica ni aquí ni en ninguna parte del mundo, donde se haya padecido hiperinflación, en nuestro caso vulgarmente fabricada. Se pasaron de vivos, el pueblo gallardo y digno los conoce y los señala, dejándolos sumidos en la amargura de su terror psicológico fracasado, fecha tras fecha luego de anuncios catastróficos. Cómo va a aceptar el venezolano consciente, llamar Presidente a un simulador, írrito y payaso, que lo único notable en su vida política para llamar la atención, fue bajarse los pantalones y enseñar los glúteos, acompañando a otros muchachos hace varios años. La población no come coba ni traiciona la soberanía patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 490 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274742.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO