23 de enero del 58 en San Carlos Cojedes

A las 4am del jueves 23/1/1958, se oyeron las primeras consignas y gritos alusivos a la caída del General Marcos Pérez Jiménez. Don Pandares fue uno, si acaso no el primero en el barrio "LOS MALABARES", de San Carlos, que vocifero la nueva nueva, y reunió la gente que marcharía luego a la otrora más bella plaza Bolívar del país, tantas veces destruida y reconstruida para negocio de los contratistas de la "democracia representativa", adeco-copeyana.

9 a 10am, Con el volcamiento del vehiculo Mercedes del Dr. Volcán, se dio inicio del fin del gobernador de entonces Aldo Novellino y su comitiva que huyo bajo el ensordecedor recuerdo a sus progenitoras."ADIOS COÑOS È MADRES HIJOS DE PUTA".Con la huida de Novellino y su comitiva comienza el saqueo a la residencia conocida como del gobernador (vigente).

Muebles, cuadros y demás objetos de valor desparecieron de Ipso Facto en los hombros del soberano. Jamás mis ojos brillaron tanto como aquella mañana cuando abrieron el garaje y subieron una Santamaría y se derrumbo un cerro de juguetes escondidos de los que solía regalar el régimen cada diciembre..

Para mi amigo de infancia Cesar Pandares (ex pelotero AA del equipo vigilante en Caracas), no dejaba der ser curioso tantos insultos en la cara de quienes horas antes ostentaban y abusaban del poder. El vacío de poder, se hacía evidente y propicio para quienes quisieran saldar cuentas con aquellos ex. Funcionarios del régimen.

12 a 1pm. De la ex residencia de Erika Farías, nos dirigimos a la sede de la Seguridad Nacional (SN), ubicada en la Av, Bolívar c/c Ayacucho (vigente y a la espera de ser declarada Patrimonio).

De nuevo los insultos y gritos esta vez dirigidos a los esbirros de la SN que desde el fondo de un zaguán amenazaban rodilla en tierra con sus armas. Recuerdo que ante lo imposible de entrar por la puerta principal que da a la Al Bolívar mi hermano Jean Omar Acuña "el negro Acuña", se esforzaba por sacar los barrotes de las ventanas (calle Ayacucho), disque para sorprender por la espalda a los seguranales.

HORAS DE PÓLVORA, SANGRE DOLOR Y MUERTE,

El recuerdo de los juguetes se desvaneció con los gritos y las ráfagas disparadas por la SN para cubrir su huida. El carreron fue corto y rápido hasta un solar hoy (biblioteca Octavio Páez) (+), desde ahí vimos ver los vehículos de la SN que huían disparando dejando tras de sí sangre, muerte y dolor.

MI compañero de aula Melitón el hijo de Evelio Sosa (Luis), cayeron al parecer víctimas de una misma bala de fusil, mientras mi querido y admirado viejo Don Fonseca (padre de los apodados chivos en San Carlos), fue herido y rematado con un culatazo de un sin madre de la SN, luego supimos de otras muertes .En LAGUNITAS EL "catire Lerzundi, afecto al régimen y vecino nuestro. A Lerzundi lo vi en su velorio y pese a mi corta edad (11 años recuerdo que su rostro dibujaba por ironías de la historia una sonrisa.

A 6O años de aquel entonces, me pregunto si valió la pena TANTA SANGRE, TANTOS MUERTOS Y TANTOS DOLORES PARA SER BURLADOS BAJO UN PACTO Y UNA FALSA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA ADECA COPEYANA QUE SE NIEGA A MORIR.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 787 veces.



Hermes Escalona Acuña

Miembro del Periódico alternativo DIGALO AHI

 digaloahiprensa@gail.com

Visite el perfil de Hermes Escalona Acuña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274643.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO