El cyber-espionaje en vivo y en directo

Los mercaderes del "paro" cívico

PRE-INTROITO: NAVEGANDO EN “THE BLUE NOWHERE”

“The Blue Nowhere” es el título de uno de los últimos libros de Jeffrey Davies, el autor de “The Bone Collector”. Como en todas sus obras, Davies nos pasea por un mundo de suspenso que después nos deja casi sin respiro: Si a usted, emulando a Jasón El Argonauta, le gusta navegar en espacios virtuales desconocidos en busca de su vellocino de oro, le recomiendo encarecidamente este libro. Excelente.

Recuerde: todo lo que se guarde en una computadora, todo, cuando ésta se conecta a la Internet, puede pasar a formar parte de “the blue nowhere”, y en consecuencia ser vistillado y deletreado por ojos inmaculados y ser escuchado por oídos impolutos, y si guarda algo que pueda olerse, muy pronto también será husmeado.

INTROITO

Para un comerciante que se precie, todo, todo, gira en torno a un negocio. Un negocio que por supuesto le reportará beneficios económicos. Si no, ¿pa’ qué el esfuerzo, ah? Y así sus amistades, su familia, sus conocidos, toda su vida, pues, son vistos, aunque usted no lo crea, con una óptica de cuánto me voy a ganar…

Cuando Jesús El Mesías sacó a carajazo limpio a los mercaderes del Templo de Dios porque lo habían convertido en un mercado turco, la expresión “mercader” fue satanizada (y valga la expresión). Por eso es que ahora estos pilluelos se llaman “comerciantes”. Sinónimo. Si no que le pregunten a los catedráticos de la Real Academia Española.

Por supuesto, cuando los mercaderes se meten a golpistas lo hacen precisamente pensando en que ahora sí, el gran negocio…Y así los Carlos Fernández, los Pedro Carmona, las Albis Muñoz, los Julio Brazón, se sacrifican no por la patria de Bolívar sino por la patria de los Bolívares. Y desde mucho antes que Chávez asumiera la presidencia de Venezuela, ya tenían pensado su diabólico plan para reconquistar la que había sido su empresa más rentable: el estado venezolano, la cual mal que bien le había reportado pingües beneficios, y para eso había que matar al gobierno bolivariano, quien le había arrebatado la gerencia.

ESTRATEGIA

El Plan Recuperador, como lo llamaron, como en esas gráficas de ritmo cardíaco, había tenido su despertar el 10D del 2001. Una prueba. Y la pasó. Luego aparentemente se aplacó mientras se engrasaba la maquinaria, y el 11A del 2002 tuvo otro pico de acción. Siguió con picos y caídas más suaves pero activo. El 2D del 2002 inició un macro pico (en realidad, un “plateau”) que se mantuvo hasta el 2F del 2003, pero el paciente aguantó. No se murió. Todo lo contrario, el reposo en la aparente terapia intensiva, le permitió acumular fuerzas, descubrir infiltrados, destejer maniobras, afianzar criterios, y lo más importante, pasar a la ofensiva.

Así como la cúpula de los mercaderes se movía en las altas esferas del golpismo, en Caracas, en las ciudades del interior se movían sus tentáculos. Todo el comerciante que se plegó a la conspiración lo hizo (por supuesto!!!) con la mirada de cuánto me voy a ganar…No solo cuando fueran dueños nuevamente de la empresa (recuerden: el estado venezolano), sino mientras tanto a nivel de las acciones diarias de movilización, agitación y saboteo. Y así, por ejemplo, mientras Carlos Fernández llamaba al Paro Nacional, sus gandolas seguían transitando porque el transporte no se plegó a ese llamado. Otro pendejo. Y así pasaron los días.

Pero el comerciante-mercader criollo no tiene paciencia. Está acostumbrado a negocios rápidos y fáciles. ¿Bonos de la deuda pública? Dice. Que va chirulí, conmigo no cuenten…acota. Así que tuvieron que pensar en cómo recuperar lo invertido en su paro cívico. A todo nivel y en cualquiera instancia. Y así cómo los empresarios gringos inventan guerras para vender su mercancía, los criollos inventaron acciones para ver cómo re-repletaban sus cajas fuertes.

FESTÍN

Una de estas acciones, la llamada “Invasión de las Urbanizaciones y Edificios por las hordas chavistas”, permitió la reactivación y revitalización de empresas, tales como las de seguridad, vigilancia y protección, aunque en este caso solo momentáneamente. Recuerden: los vigilantes privados pertenecen a la clase marginal, en consecuencia era muy probable que fueran chavistas, por lo que se desechó esta idea y se prefirió organizar “Las autodefensas de la patria y el vecindario”. (Ver artículo de Aporrea con el mismo nombre, 18/03/2003). De esta manera se le dio vida a empresas de armamento y municiones, ferreterías, tiendas de telas (las banderas y tela de bandera!!!), supermercados, farmacias, clínicas privadas, entre otras. Y por supuesto, los zamuros buscando carroña. Valgan la pena algunos ejemplos.

THE DAYS BEFORE

Hago referencia a los acontecimientos previos al 23 de enero, cuando los “Guardianes de la Luz Zodiacal del Firmamento” (Asociación de Guardia y Custodia de los anti-chavistas de mi urbanización) con sus cerebros bien lavados estuvieron preparándose para el asalto final por parte de la chusma, hordas, pandillas, bolivarianas.

Antes de continuar con la detallización en vivo de lo que pasó ese día, me gustaría, si a ustedes no les importa, y estoy seguro que no, compartir algunos descubrimientos que mis parabólicas computarizadas de espionaje, contra y recontra-espionaje detectaron en “the blue nowhere”, el paraíso de los hackers. Por eso es que tuve y tengo (y me imagino que seguiré teniendo) acceso a informaciones super-recontra-ultra secretísimas de los “Guardianes de la Luz Zodiacal del Firmamento” (GLZF). Por ese nombre cultiven ustedes, mis confiados lectores, sus propias conclusiones. Y si vieran el logotipo. Pa’ cagase e’ la risa.

PRIMERA VISITA: IVORY HORSE (EL JEFE)

Esperé hasta la noche, que es cuando este vecino, de quien sospechaba era el líder, normalmente se conecta a “the blue nowhere”. Cuando entré, sin tocar la puerta, me recibió un papel tapiz insólito: el logotipo de PDVSA flanqueado por las caras sonrientes de Juan Fernández y Gustavo Cisneros. Abrí el “Explorer” y comencé mi escudriñadera.

El primer documento que logré acceder era una lista con posibles nombres para la asociación. El seleccionado estaba resaltado, y al lado, entre paréntesis “8 – 2”. Deduje que esa fue la votación: 8 a favor y 2 en contra. Otros nombres: “Gladiadores de la Democracia (1-9)”, “Vigilantes Iluminados de la Patria (1-9)”, “Portadores del Fuego Cristiano (6-4)”, “Defensores del Ígneo Escudo Católico (0-10)”.

Otro archivo que abrí se titulaba “Breves Lecciones para defenderse del ataque de un tiburón”, en la carpeta “Confidencial-23E”, sin bloqueo, y para que vean lo patriota que son estos carajos, el color de fondo del papel era la bandera de Venezuela pero con las estrellas negras. Y en la primera página de este folleto aparecía el dibujo de un tiburón con las fauces bien abiertas, pero la cara del tiburón era la de Chávez. El folleto original había sido bajado de la Internet www.sharks.com, aparentemente con la idea de traducirlo (digo aparente porque detecté que no lo habían traducido completamente). La palabra “shark” la habían sustituido con la palabra “chaves”, así como se ve y suena.

Este vecino es Ingeniero Electricista y trabajaba en PDVSA. Con eso lo digo todo. Tiene una buena computadora (of course!!!), y además de sus documentos personales relacionados con su trabajo (muy pocos por cierto, y eso que era Supervisor), tenía gran cantidad de informaciones sobre la guerra civil española, las guerras de los Balcanes, la dictadura de Pinochet (para él: “La nueva Independencia de Chile”), la “Creación de las defensas israelitas contra los usurpadores palestinos”, En Excel tenía varios “libros”: planillas de reclutamiento de personal, planillas de inventarios de armas y otros enseres defensivos y ofensivos, de insumos de primeros auxilios, etc., y al lado la empresa proveedora facilitada por la directiva local de fedecámaras y/o consecomercio.

En una carpeta nominada “UltraConfidencial”, bloqueada con una clave que descifré muy fácilmente (la placa de su Montero), encontré otro “libro” de Excel con la lista de los miembros del Klan. Pero solo iniciales de los nombres en la primera columna, de la profesión en la segunda columna, pero la dirección bien detallada, con teléfono y todo, aparecía en la tercera columna. ¿No les digo yo que estos carajos con título universitario y todo son unos estúpidos? En la cuarta columna se observaba “Rango”. Ésta fue la más difícil ya que cada uno de los miembros tenía tres iniciales.

También encontré otra carpeta bloqueada, “LB”, y la clave era el nombre de la única hija del vecino, Yumaira (smart the guy, ah?). Para mi consternación, en ella (la carpeta) se encontraba una lista de los bolivarianos, entre los cuales por supuesto estaba yo. Cada uno de esta lista tenía cruces: desde una hasta cinco. Yo tenía cinco, así que deduje que yo era un candidato de cuidado. Y en la columna del lado se observaban más iniciales, las cuales coincidían con algunas de la lista de los miembros del Klan. Me imagino que serían las de los ejecutores. A cada uno de ellos le “tocaban” varios de nosotros, ya que somos mayoría (como de 9 a 1). Me imagino que antes de repeler la invasión de la chusma bolivariana, estos excelsos ciudadanos eliminarían previamente cualquier resistencia interna (de la urbanización, me refiero).

En una carpeta que me costó mucho acceder (Clave: el número de cédula de su papá), sorpresivamente observé un gran número de fotos de Leopoldo López y Juan Fernández, en muchas poses, y también videos genéricos porno man-to-man. ¿Será que eso se pega? Guillo.

¿Y cuál era el negocio de este angelito? Vender las lámparas de emergencia. El condominio le compró varias para iluminar la urbanización en caso de que los invasores chavistas cortaran la electricidad. Por supuesto, las colocaron en las cercanías de las casas de los miembros del Klán. El papá de este querubín tiene una ferretería en Puerto La Cruz, y adivinen quien era su mejor cliente: PDVSA. Así que no es de extrañar que las lámparas que vendió en la urbanización hayan sido “recicladas” de PDVSA.

SEGUNDO QUANTUM LEAP: SPEED LIGHT ARROW

Después visité, sin permiso por supuesto, el disco duro de otro vecino. Vendedor de seguros. El protector de pantalla era un montaje de una foto de Patricia Poleo y el mensaje “Heroína” como una aureola. En la carpeta “Minutas GLZF”, que no me costó abrir porque no tenía clave, encontré, para mi sorpresa, más de 20 minutas de reuniones, casi todas distanciadas 15 días. Estos personajes ya tenían más de 10 meses preparándose!!! Claro, casi todas las minutas eran puras bolserías, pero otras eran dignas de enmarcarlas, ponerles un vidrio sin reflejo, y colgarlas en la pared de la sala. Unas obras maestras, pues. Las copié en mi disco duro. Si están interesados o interesadas just let me know.

Este vecino aparentemente no guardaba pornografía, pero si observé gran cantidad de fotos de autos de carrera y de misiles (?), y, sorpresivamente, en una carpeta bloqueada, videos resumidos de los últimos tres “Miss Venezuela”, con close-ups de las mejores candidatas en traje de baño. Esta carpeta no era ni de sus hijas ni de su mujer porque la clave era su número de cédula backward.

Me provocó denunciarlo a su comandante (“Caballo de Marfil”). Este carajo tenía copia de la carpeta “UltraConfidencial”, pero le había añadido una columna donde se observaban los significados de las iniciales de la primera columna (recuerden: los miembros del Klan). Así que pude completar y confirmar lo que mis neuronas habían comenzado a descifrar.

TERCERA VISITA: ROBOCOP VIGILANTE

Viajando en “the blue nowhere” aterricé en la computadora de otro vecino. Profesión: Corredor de Seguros. Jefe del anterior. El papel tapiz era una foto de Julio Borges abrazando a Ángela Zago, parados frente al edificio sede de la empresa aseguradora en Caracas.

Aquí lo que encontré, bajo clave secreta (las iniciales del nombre del vecino, PJAT) fueron unas series de recomendaciones facilitadas por los miembros del Klan. Si noté algunos manuscritos escaneados (por flojera de pasarlos a documentos). Algunos de estos manuscritos, aparte de los horrores ortográficos, son pa’ cagase de la risa (otra vez).

En uno de estos manuscritos, un tipo, que firmó con nombre y apellido sus lista de recomendaciones (es un heredero-ganadero semianalfabeta, con mucho dinero, cuyo nombre de batalla era “Bronco Salvaje”, muy coincidente, por cierto) expresaba “concidero que es muy nesesario estrenar a los perros para la lucha”. En ese momento rememoré que todos los miembros del Klan, sin excepción, tienen o dobermans o rottweilers. “Pero”, decía el tipo, “...no se les ocurra untarles los colmillos con “Campeon” porque yo lo ise y Suarsenegue” (así se llamaba su perro según sus propias palabras) se murió casi enceguida…”. Su idea era que cuando el perro mordiera a algún invasor bolivariano, éste se envenenara y se muriera. (“Campeón” es un veneno mata rata, fulminante).

Una recomendación de “Alma de Acero” (un vecino que compra y vende carros usados, así que se podrán imaginar cómo será su alma), y quien no tiene computadora, porque me hubiera gustado mucho conocer más de sus intríngulis, insistía en el bloqueo de la entrada de la urbanización con los carros más viejos, por si acaso los quemaban. La página era de su negocio, con encabezamiento, logotipo y todo. Propaganda gratis subliminal (pendejo el tipo, no?). Después supe de una fuerte discusión en el Klan porque se descubrió un complot entre “Alma de Acero”, “Robocop Vigilante”, y “Flecha de la velocidad de la luz”. El primero para aterrorizar a los vecinos con que les podían quemar los carros y la casa, y los segundos para venderles las pólizas de seguro. Con facilidades de pago y todo.

En un libro de Excel con la lista de los miembros del Klan (nombres y apellidos!!!) “Robocop Vigilante”, el corredor de seguros, había añadido en la parte inferior la lista de los bolivarianos, y en la columna del lado se observaba, según el caso, “Listo” , “Potencial Hablado”, “Potencial”, o “Negativo”. Cómo podrán imaginarse eran referencias como clientes de su aseguradora. Otro pendejo.

M-A-S-H

Los médicos de la Urbanización, un dermatólogo y un nefrólogo, se encargaron de organizar el hospital de campaña. Los visité varias veces (en “the blue nowhere”, por supuesto), porque pensé que podían ser más inteligentes que los demás. La paramedicina fue asignada a cinco mujeres y dos maricas que hicieron un curso sobre “Emergencias de último minuto” en la clínica “Sagrado Corazón de la Inmaculada Concepción”, de la cual son accionistas y directivos los dos hermanos menores del Obispo.

SANTO: EL ENMASCARADO DE PLATA

El dermatólogo, graduado en Guatemala (Universidad de Las Américas, privada por supuesto), había hecho postgrado en Honduras, pero no había revalidado su título. Apellidado Santo. De allí su nombre clandestino de batalla. La computadora, un clon de los más baratos, se colgaba con mucha facilidad, así que tenía que armarme de paciencia. La primera vez que exploré el disco duro (640 MB, así será de viejo), en la noche del 15D del 2002, resaltaron dos cosas: la primera que tenía Windows 3.1., y la segunda que su procesador de palabras era WordStar (versión 1.1). Así que se podrán imaginar lo actualizado que estaba este seudo-médico. Pero tenía archivado dos proformas de sendos laboratorios, en las cuales se detallaban toda una lista de insumos médicos: adhesivo, gasas, inyectadoras, anestesia, equipos de sutura, etc. Listo para ser despachados el 15/01/2003. El precio final era de Bs. 3.890.000. Según consta en recibos del condominio de emergencia de la urbanización (así se llamaba) estos insumos fueron adquiridos por Bs. 8.900.000. Pendejo el médico.

Me imaginé que vivía solo con la mujer, una vieja que le llevaba como 20 años (de hecho, muchos vecinos creíamos que era su mamá), porque en una carpeta sin bloqueo tenía montones de fotos de pacientes femeninas mostrando muslos, vientres (y más abajo) y nalgas con problemas dérmicos (No sean malpensados, de seguro las tenía para estudiar). Dije que me imaginé que vivía solo con la vieja porque lo más probable es que ésta no tuviera la más mínima idea de cómo entrarle a una computadora. De allí el no bloqueo de la carpeta.

LA PIEDRA EN EL RIÑÓN

El otro médico, el nefrólogo, se había graduado en México (Universidad Privada “Niño de la Salvación del Mundo”), pero por más que busqué no conseguí indicio de donde se había especializado. Tampoco tenía revalida. No tenía consultorio privado, y solo veía pacientes en un ambulatorio. Los miembros del Klán, me imagino, no le pararon mucho a sus opiniones, porque, como dijo “Caballo de Marfil” “…solo lo utilizaremos para que atienda a los invasores moribundos…Así se acabarán de morir más rápido…”

ULTRATUMBA

Según consta en documentos vistillados en vivo, también se contactó al vice-presidente de la Cámara de Comercio local, dueño de dos funerarias. Éste ofreció descuentos solo si se compraba al mayor y con todo el servicio incluido, fundamentado en que varias urbanizaciones de Maturín ya habían hecho encargos. Por supuesto, sobreprecio para los bolivarianos. Eso sí: ofreció conseguir en el hospital (el jefe de la morgue es su hermano, esposo de una sobrina del Obispo) algunas bolsas para cadáveres. A precios solidarios. Exigió un anticipo a consignación, pero 25% no reembolsable. Otro pendejo.

DESENLACE

Los “Guardianes de la Luz Zodiacal del Firmamento” patrullaron la urbanización toda la noche del 22 de enero, la madrugada del 23 y después todo el día 23, hasta la noche. No hubo tal invasión, ni asalto, ni nada. Como podrán imaginarse, hubo una gran arrechera entre los miembros del Klán. Unos porque no se les dio el negocio (los insumos médicos fueron devueltos, al igual que las lámparas de emergencia; nadie compró seguros, no se quemó ningún carro), y otros porque la adrenalina acumulada no pudo ser descargada como ellos esperaban: “…matando a un coño e’ madre de esos…”. También se supo de muchas féminas que tuvieron esta misma reacción. Y la pagaron con el pobre marido. Imagínense cómo…

CODA

Como buenos mercaderes, los fedecamareros y sus compinches, no se conforman con haber perdido su gran negocio. Insistirán. No se dan por vencidos. Utilizarán cualquier medio. Cualquier medio.

Por si acaso, solo por si acaso, debemos mantener activos, en “Stand By”, los métodos de defensa y ataque convencionales y los no convencionales. Esos carajos y carajas, como buenos fascistas, no dejarán a nadie vivo. Recuerden a los gringos en Mai Lay, o más recientemente a los Ariel Sharon en los asentamientos palestinos y a Dart Vader Bush en Irak.

LUIS RIVERO LGRIVERO@HOTMAIL.COM
MATURÍN, 2 DE ABRIL DEL 2003.

PD: Como dijo Isaac Asimov “…Yo no le tengo miedo a las computadoras…El miedo que tengo es que algún día no pueda contar con ellas…”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7070 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas