Alí Primera, reinventado ¿reeditado?

INTROITO

La expresión “reinventado”, considero yo, este humilde escriba, no necesita mayor explicación. Sin embargo, para mí no se justifica, porque algo que ya fue inventado, sencillamente no puede ser inventado otra vez. Por ejemplo, no se puede re-inventar la rueda.

IMPOSIBILIDAD FRUSTRANTE

Por consiguiente, Alí Primera, el cantor del Pueblo, no puede ser, es imposible, ser reinventado. Por más que quieran y lo pidan ellos, Servando y Florentino (sin apellido), y la cuerda de vende patria que los acompañan.

LA TRÁCALA FORMAL

La expresión “reeditar” tiene otras connotaciones. En el mundo académico y científico, editar es sinónimo de “corregir”, “actualizar”. Y en esencia esta es la definición correcta de esta palabra. Para los mercaderes de libros, los dueños de las “editoriales”, sin embargo, es sinónimo de “imprimir” ¿Por qué? Porque sencillamente si el autor del libro o artículo tiene que “corregirlo”, “actualizarlo”, eso lleva implícito un desembolso extra de dinero para el autor. La re-impresión no. En esto son especialistas los mexicanos y adivinen quién: los españoles. Cuando ellos “re-imprimen” alguna obra la llaman “re-edición”, cuando en realidad no lo es. Y peor cuando la obra original es en otro idioma. Los libros publicados en USA, por ejemplo, son traducidos al español.

Muy pocas veces la traducción es de la versión original. Hay que esperar la mano peluda del mercado. Entonces, digamos por caso que un libro de biología fue publicado por primera vez en 1960. Después que se hizo famoso algún mercader de libros decide traducirlo, digamos en 1970. Pero ya para fecha ha habido varias ediciones (recuerden: actualizaciones) de la versión original, sin embargo, este mercader escoge la versión original de 1960 porque es más barata.

Y así todas nuestras bibliotecas universitarias están llenas de libros textos de “última edición”, 2003, pero al compararla con la “primera edición” del año 1960, todo sigue igual, incólume, como si el tiempo no hubiera pasado. Como en las salitas de espera de los odontólogos. Y esos son los libros de donde aprenden nuestros estudiantes.

EDICIÓN VERDADERA

En gringolandia, y en general en los países desarrollados, la fábrica de libros es una empresa colosal, donde se editan de verdad verdad libros cada año. Los libros viejos, del año anterior, pasan a formar parte del inventario de los “garage sales” y “apartment sales” que se dan todos los fines de semana en los alrededores de los campus universitarios. Los compran los estudiantes de menos recursos. Pero en las bibliotecas públicas, de las universidades, de los liceos, de las escuelas primarias, tengan ustedes la seguridad que conseguirán la última edición. Es decir que la reimpresión de textos de estudio casi nunca se da. Siempre hay algo que corregir, algo que añadir o quitar, algo que actualizar.

En consecuencia, cuando uno habla de re-editar se refiere a cambiar, a modificar, algo, a alterar de alguna manera la obra original que ya ha sido editada previamente. Por lo general, las obras artísticas de literatura no se editan. Simplemente se re-imprimen. Digo por lo general, porque mi primo el abogado Jesús Torres Rivero, autor, entre otras obras, de la colección de cuentos “Los Encantados del Agua” (Monte Ávila), me dijo una vez que sí, que aquellos autores que tienen la oportunidad de “mejorar” su obra, pues lo hacen. Lo que pasa es que uno por lo general después que lee una obra literaria la coloca en la biblioteca (aún no siendo suya la susodicha obra), y allí se llena de polvo. Y cuando uno se olvida de que la tiene en su casa y vuelve a comprar una “nueva” edición ni cuenta se da si algo tiene cambiado. Claro, si Santos Luzardo se le aparece a Marisela en una Samurai Toyota full equipo, es muy difícil que esto pase desapercibido si uno ya ha leído la obra original. ¿No les parece?

MANICOMIO

De verdad que en estos tiempos, tormentosos por demás, uno tiene que acostumbrarse a vivir eventos que jamás en nuestra corta existencia se hubiera imaginado. Es posible, y muy probable además, que sucedan hoy, más tardecita, o mañana, o pasado mañana, eventos todavía más increíbles, insólitos, incomparables, automáticamente superables unos a otros, ya que en esta cruda realidad que se vive día a día, uno comprueba aplicando el sencillo método científico, que a los escuálidos y escuálidas, Chávez les volteó, giró, invirtió, retorció, la chaveta. Están locos, locas y relocas. Estas últimas son “los” del Opus Gay y Primero Nosotras Las Justicieras.

EL MUNDO AL REVÉS

Díganme eso: los escuálidos y las escuálidas escuchando y tongoneándose con la música de Alí Primera. Degustando a Alí Primera. ¿Habrase visto? La última moda en los mitines de los adecos es poner música de este patriota. ¿Es que no saben que Alí Primera nació y murió luchando por sacar a los adecos del poder? De seguro más de uno va con tapaoídos. Y muchos de estos recalcitrantes dirán “aunque si es para recuperar a las masas perdidas, pues vale la pena…

Olvídense del tango que ya Gardel murió. Ni con levadura de la importada van a recuperar esa masa.

OÍDOS CATATÓNICOS EN LA ECLESIASTÉS

Pero, ¿es que ustedes se imaginan al bobolongo Luis Ugalde, al desagradable y repelente ojos de serpiente Mikel de Viana, y al curita y monjas, fascistas todos, a quienes siempre Globovisión les hace close-up en las marchas de los escuálidos, con su sotanas impecables, almidonadas, olorosos a perfume Yardley o Atkinson, agarrados de la mano con unos carajitos (of course), cantando

“…si por qué si ya unieron el fusil y el evangelio
en las manos de Camilo…
…por qué no unirnos y cantamos como hermanos
viva Livia viva el Chema agarrados de la mano…”

No les digo yo, pues, que esto es digno de Ripley. Por otra parte, y de eso estoy completamente seguro, si llegan a cantarla alguna vez les saldrá llagas en la boca (a menos que cuando lean “fusil”, ellas y ellos piensen en otro tipo de “armamento”). Y seguro estoy que ni idea tienen de quienes son Livia Gouverner y José “Chema” Saher. De Livia le pueden preguntar al traidor Teodoro Petkoff, y del Chema le pueden preguntar al traidor Américo Martín. Estos dos si andan ahora agarraditos de la mano con la más oscuro de la ultraderecha fascista, golpista y terrorista venezolana. ¿o no?

LOS CAPELLANES: MISERICORDIA EN LA MATAZÓN

La vida en los cuarteles es extremadamente católica. De allí la exacerbada demostración casi fanática de muchos militares. Eso es parte fundamental de su formación. Pero esto evidentemente es una incongruencia. Una fenomenal y enorme incongruencia. No puede ser. Los militares son entrenados, entre otras cosas, para matar. Legalmente. Intocables. Mientras que Jesús el Mesías, el redentor de los cristianos, el líder espiritual de los católicos, abogaba por exactamente todo lo contrario. Vida después de la vida. Así que pa’ balanceá la cuestión se inventaron a los capellanes. Curas al fin y a cabo. Bendiciendo la matazón en Irak y en muchas otras partes de este mundo. Y así lo expresaba Alí Primera

… y rezan de buena fe y rezan de corazón,
pero también reza el piloto cuando monta en el avión
para ir a bombardear a los niños del Viet Nam…
aquí al final pudieramos poner “ a los niños irakies…”

Así que yo no me imagino a Rosendo y a González González, agarraditos de la mano con Baltasar Porras, Mikel de Viana y su combo, cantando esa canción. Por más que trato no logro enfocar la imagen.

DIVIDENDO VOLUNTARIO PARA LA COMUNIDAD

¿Ustedes se imaginan a los hermanitos Cisneros, a los Granier, a los primitos Mendoza, a Carlos Fernández, a Albis Muñoz, a Julio Brazón, agarrados de las manos, cantándoles a sus respectivas “Gran Familia” de sus industrias y empresas…

“…usted no lo va a creer,
pero hay escuelas de perros y les dan educación….
pa’ que no muerdan los diarios…
….pero el patrón…., hace años, muchos años,
que está mordiendo al obrero….”

EDICIÓN A LA VISTA

Yo opino que es necesario actualizar la letra de algunas de las canciones de Alí Primera. Y así, en el caso anterior, en vez de mordiendo, yo pondría “jodiendo”, aunque yo creo que Alí quiso decir eso. No nos extrañemos que siguiendo órdenes superiores Servando y Florentino “editen” la letra de las canciones de Alí Primera. Y nos salgan ahora con canciones inéditas o reencauchadas donde el Cantor del Pueblo habla de matar a Chávez, de arrasar con los cerros y sus habitantes, de que ojalá se quemen o se caigan las casas de cartón y se maten todos los que en ella viven, de que que bella es MarthaKolomina o Albis Muñoz, de alabanzas para la tétrada golpi-fascista-terrorista, de un nuevo himno para PDVSA donde se resalten los colores de la nueva bandera (Stars and Stripes), etc., etc., etc.

CODA

Ojo, pues. Alí Primera es nuestro, es de la Revolución.

LUIS RIVERO BADARACCO LGRIVERO@HOTMAIL.COM
MATURÍN, 26 DE MARZO DEL 2003.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5456 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas