Nicolás Maduro tiene que ser reelegido presidente

Venezuela ya está inmersa en una nueva elección popular, en esta oportunidad es para votar para elegir al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela en el marco legal establecido por la Constitución en vigencia actual. Conocemos que está en la contienda electoral un candidato, Nicolás Maduro Moros, candidato de la izquierda venezolana, la sociedad nacionalista, el conjunto social anti-imperialista y independentista y una sociedad comprometida por alcanzar el equilibrio natural de toda sociedad en todo su espectro de la antropología social. Por ahora, no estamos en conocimiento de los nombres de otros posibles candidatos y, en su consecuencia, no podríamos suponer en cuál ideología se enmarcaría sí se presenta uno a varios candidatos de asociaciones políticas legalmente establecidas según la norma jurídica.

¿Qué significan las próximas elecciones presidenciales en el marco en curso del proceso revolucionario, bolivariano, chavista pero, fundamentalmente, nacionalista?

La contradicción que ha tratado de poner sobre la mesa la auto-denominada como "oposición democrática" fue, en primer lugar, "elecciones ya" para, posteriormente, expresar que "son fraudulentas y no las reconocemos ni participamos". La verdad, eso es esquizofrenia.

Otra de las matrices han sido exponer, públicamente, que es imposible que hayan votado más de 8 millones a favor de una de las propuestas en mesa sin aportar prueba alguna aún en considerando las facilidades, por ley, de presenciarse en el CNE para solicitar una auditoría no ya de los resultados por participantes sino para demostrarse a si mismos que, verdaderamente, esas fueron las cifras de las personas que participaron a favor de una de las opciones porque las matemáticas son, fácilmente, demostrables cualo, en última instancia, al Comandante le gustaba referirse de las matemáticas.

Es decir, que el tema no son los adenda referidos a lo que gira alrededor de las elecciones, como tampoco el CNE y su legalidad, ni a sus actuales autoridades, para nada, el tema es el concepto, por abstracción, de lo que significan, objetivamente, las elecciones; es decir, el proceso democrático que significan, que contienen en si mismas, todas las elecciones, en cualquier país donde se celebren las mismas. Es decir, que las lecturas propuestas por esos sectores políticos que representan a la oposición a la revolución van dirigidas, esas lecturas, a no reconocer ese concepto en toda su completa significación conceptual, es decir, el concepto "Democracia" y su definición, sea ella y se exprese, la Democracia, como una expresión representativa, como sea la misma una expresión de democracia participativa aún y considerando sus profundas diferencias inter-conceptuales.

Pero el concepto Democracia, históricamente, se ha manifestado y se manifiesta en ambas propuestas de representación y/o de participación aún cuando se le busquen justificaciones absurdas por ideológicas según sus cursos históricos (nos permitimos proponerle a esa oposición, en el marco de la obligada rigurosidad política, avocarse hacia el conocimiento teórico de intelectuales de derechas como Karl Popper e Isaac Berlin).

En última instancia, para nos, los representantes de la oposición social al proceso bolivariano-chavista-nacionalista, no creen mucho menos aceptan ese fundamental concepto histórico, "Democracia", sin discusión alguna, lo demás es sencillamente silogismos absurdos, sin bases algunas. Es decir, se puede adscribir a la Democracia representativa por ser capitalistas pero negarse a participar con todas las normas contenidas y aceptadas en Santo Domingo significan, en última instancia, el negarse a si mismos como "demócratas" stricto senso.

Pero tratemos de ir más allá. Podríamos "caer" en esa matriz de "elecciones", Maduro, podríamos pisar la concha e´mango de "libertad vs tiranía", podemos pensar que esa oposición de políticos de derechas tienen razón cuando infieren que son la solución de todos los males que ha producido "el régimen", en fin, cualquier "argumento superficial" que es utilizado para no exponer, por parte de ese sector político de oposición, para no ir al núcleo de su propuesta de entre-líneas, es decir, Capitalismo puro y duro, el más tradicional-histórico, el manchesteriano, o sea, el liberal.

El tema por fundamental no es "el comunismo", ya lo expresó Maduro Moros cuando preciso que estamos en el proceso de cambios profundos del Estado rentista como lo demuestran las políticas implementadas, en ese sentido, novedosas mundialmente, por cierto, una especie del "…si somos casi-suecos…".

El tema de fondo, el fundamental, es que ese sector de políticos de oposición se han adscrito a la geopolítica de Washington aún mucho más grave son sus adherentes a la actual geo-estrategia norteamericana por esa combinación del Pentágono con el Poder Político y Económico estadounidense y es ahí, justamente, cuando el Presidente Nicolás Maduro Moros expresa con seguridad que ese sector político de oposición son dependientes de las directrices procedentes desde Washington, es decir, en nuestras palabras, realizan, lo peor, continuamente, el "kow-tow" que es la más humillante de las humillaciones que se pudiera expresar "un sumiso" (en palabras de "aquel" como perritos moviendo cola). Es decir, están adscritos al concepto "Dependencia" en su actual reingeniería de la "Doctrina Monroe".

Los pueblos que nunca se equivocan como en alguna ocasión lo expresara Rafael Caldera Rodríguez tienen presente, están en conocimiento, en conciencia, que ese sector de políticos de oposición no se comunican ni comunican, no los sienten, realidad, por cierto, que "ha calado" en sus propios sectores sociales quienes, previamente, los adscribían y ello, ese rechazo e ignorarlos, es extremadamente muy grave porque ese sector social podría girar hacia un radicalismo de derechas por aquello que significa y está presente en el inconsciente de esos sectores sociales de su mayamarismo, su consumismo, sus alienaciones hacia lo sistémico que significa el capitalismo. Es decir, se está profundizando un importante vacío sicológico que, durante la Alemania de los años 30, fuera ocupando por esa ideología capitalista denominada "nazismo" con adendum "fascistas".

Es decir, en la actual encrucijada en la cual nos encontramos y se encuentra la sociedad venezolana se debe mirar hacia una propuesta que por novedosa es interesante; nos referimos a lo significado en profundidad del Carnet de la Patria con sus componentes, la muy interesante propuesta ya en curso del Petro, el sentido de Patria que se viene desarrollando desde la FANB, el rescate cotidiano de la Historia Patria que viene expandiendo el Centro Nacional de Historia, las manifestaciones de adhesión a las políticas gubernamentales que propone y ejecuta Nicolás Maduro Moros junto, curiosamente, a los contrasentidos expresados tanto por esos políticos de oposición quienes, aparentemente, no vienen representando a tan alto número de adeptos como ocurriera en tiempos pretéritos conjuntamente a esas sutiles homilías que se vienen exponiendo desde los púlpitos, por cierto, contraviniendo las normas ejecutivas impuestas por el propio San Juan Pablo II, precisamente, en momentos cuando visitaba Nicaragua.

Ello, en lo personal, nos recuerdan no solo los contenidos de las lecturas históricas sobre los momentos previos y durante la Guerra Civil española sino por nuestros párvulos caminares por "monumentos de la guerra", como, por ejemplo, El Alcázar de Toledo, monumento destruido por "los republicanos", donde para sobrevivir se encontraba la máquina de hacer pan en los predios de aquellas ruinas. Eso es ideología fascista.

Ustedes, respetadas y respetados, tienen la decisión en sus conscientes, la de adherirse a profundizar las políticas sociales, comprender reflexionando sobre los avatares actúales, el sentido de Patria e Historia y las herencias históricas de responsabilidades continentales, la comprensión profunda de la religiosidad nacional en todo sus sentidos y características bajo el manto del respeto hacia el Otro, los sacrificios cotidianos que no desmayan hacia el "legado de Chávez" y las propias responsabilidades personales por la nacionalidad en rechazo hacia la alienación al imperio norteamericano y euro-céntrico.

Son los actuales momentos, momentos históricos por cruciales, esos momentos cuales en tantas ocasiones se refiriera el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, son esos momentos donde la "sangre patriota hierve" de patriotismo y de responsabilidad ante la Historia, son momentos de unidad, lucha, batalla y victoria por y hacia una Venezuela de futuro y responsabilidad americana. Ustedes deciden por ese futuro, por sus futuros propios y familiares, en el marco de las responsabilidades personales y de las virtudes humanas.

Yo ya escogí suscribiendo la candidatura de Nicolás Maduro Moros como próximo Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 974 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259695.htmlCd0NV CAC = Y co = US