No somos masoquistas

Para quienes no están familiarizados con el término, un masoquista es un enfermo que disfruta con el maltrato y humillación o de situaciones desagradables y dolorosas propiciadas por otra persona. Esto lo traigo a colación en el presente artículo como consecuencia de los resultados electorales del 15-o.

No soy politólogo, tampoco internacionalista y mucho menos analista de nada, de lo que siempre me vanaglorio es de mi título de doctor en ignorancia. En verdad, no es necesario ser un augur o un veterano encuestador para predecir lo que iba a suceder en la elección de gobernadores. Para mi no fue sorpresa  la abrumadora victoria del PSUV y del Polo Patriótico, por una razón sencilla: a los venezolanos no nos gusta asumir el papel de víctima y mucho menos adjudicarse el papel de masoquista. El aguantar golpes consuetudinariamente durante cuatro meses fue suficiente para salir a votar, primero para la elección de la ANC para alcanzar la paz y tres meses después, para elegir a los gobernadores para complacerse con la meliflua venganza. ¿Acaso la gente no les iba a cobrar a los zánganos de la MUD las mentiras, los maltratos y las humillaciones a los que sometieron a millones de venezolanos? En verdad se creyeron estos analfabetos en política que los perturbados por los ignominiosos ultrajes e iniquidades no reflexionarían en el acto del sufragio. No entiendo el porqué de las sorpresas, tan solo un masoquista podría premiar a su verdugo.

Lo anterior no es retórica barata e insulsa, basta revisar los acontecimientos vividos y cada quien podrá extraer sus propias conclusiones. A manera de interrogante es bueno preguntarse a qué persona le gustaría:

Que le mientan descaradamente y de seguido como lo hacen los políticos de la derecha venezolana, los diputados de la AN, los medios de comunicación de masa nacionales y extranjeros.

Que lo mantenga secuestrado dentro su urbanismo durante más de tres meses, a él o ella y a su familia.

Que le impida ir a trabajar y que sus hijos no puedan asistir a sus colegios y universidades, simplemente porque unos malvivientes se lo imposibilitan en forma airada en nombre de la democracia y la libertad.

Que un bellaco le cobre peaje por circular dentro de urbanización.

No asistir a una consulta médica o para acudir a una clínica por una enfermedad grave de un familiar, meramente porque su urbanización se mantuvo cerrada por orden de uno iletrado de la política. 

Ver sumida su urbanización en un caos debido a las cotidianas jornadas de violencia, intimidación y locura propiciada por personas ajenas a su entorno.

Observar de nuevo en la tv o en las redes sociales escenas de corte fascista, de marcadas tendencias racista, donde incineran viva a una persona por su color de piel, o religión, o por  ser o parecer de una determinada tendencia política.

Acudir a una farmacia o a un automercado a comprar una medicina o alimentos y que no pueda obtenerlo debido a la guerra económica estimulada por los partidos de la derecha y activada por empresarios nacionales extranjeros.

Concurrir a una entidad bancaria para solicitar cierta cantidad dinero y no obtener el efectivo necesario, todo consecuencia del contrabando de extracción monetaria auspiciado por los partidos de la derecha en alianza con agentes extranjeros ubicados en Brasil y Colombia y en complicidad con la banca.

Ver inmiscuirse en la política venezolana a agentes extranjeros conminando al pueblo a pasar hambre y necesidades. Todo debido a las sanciones económicas respaldadas por políticos de la derecha venezolana y ejecutada por gobernantes extranjeros que nada tienen que ver con el desenvolvimiento de nuestra democracia participativa y protagónica.

Mantenerse en una sempiterna angustia pensando en la invasión militar multinacional solicitada por miembros de la MUD y anunciada por el bocazas de Donald Trump.

Solidarizarse con unos apátridas que acuden al norte y hacia Europa ofreciendo a Venezuela como mercancía de saldo, a cambio de ayuda para instaurarse en el poder. 

Podría seguir enumerando las causas por las cuales la oposición venezolana perdió un caudal electoral a cambio de los desmanes y errores cometidos durante los últimos seis meses del años en curso.

Y si a lo anterior le agrego los socios internacionales que se buscó la MUD para derrocar al presidente MM, más eslabones le debo agregar a la cadena de pifias. Por ejemplo, Santos el presídete de Colombia quien tiene en su haber la invasión a Ecuador con sus respectivos asesinatos, los falsos positivos, el aumento del comercio de la cocaína, las fosas comunes, etc.; Temer el presidente de Brasil quien llegó al poder por un golpe parlamentario, sus allegados están ligados a la corrupción y cuyo senado mantiene en sus curules a hombres como Aécio Neves con denuncia por cohecho y obstrucción de la justicia, sin dejar de lado las conculcación de los derechos de los trabajadores brasileños; de Rajoy no me voy a referir más de lo que está sucediendo en la Cataluña y la eliminación de los beneficios sociales de la población a petición del FMI; de Macron el presiente francés parece no recordar que su país todavía mantiene colonias como Nueva Caledonia en Oceanía y la Polinesia francesa (Venezuela no es su feudo), a esto debo agregar las manifestaciones de los obreros franceses protestando la aprobación de una ley, sin pasar por la aprobación del congreso, que vulnera los derechos de los obreros; de Macri el presidente Argentino  basta leer la prensa para conocer el prontuario de este empresario y sus allegados quien llegó al poder para enriquecerse más, acabando los logros de los gobiernos de Cristina y su esposo, así mismo, de los asesinatos, persecución y encarcelamiento de  líderes sociales; de Donald Trump no me voy a extender, dado que este mal payaso se ha ganado con creses el desprestigio de la comunidad internacional por misógino, racista, ignorante en la política, guerrerista, bocón, agresor sexual, incapaz, entre algunas perlas que la prensa de su país y del mundo le achacan y del abominable Almagro no escribiré nada, interpreten mi mordaza. Los otros  aleados de la MUD y quienes se la pasan opinando sobre las actuaciones del presente MM no difieren en mucho de los nombrados neoliberales. Por todo esto y por otras “sutiles minucias” la oposición perdió en las elecciones de gobernadores.

Los entendidos del negocio petrolero y del gas están al corriente de la importancia de Afganistán desde el punto de vista de los recursos energéticos. Su situación geográfica le permite convertirse en la ruta de paso de los sistemas de conducción de las exportaciones, tanto de petróleo como de gas desde Asia central  hasta el mar de Omán. Consecuencia de esto EEUU llevó la barbarie  y a la destrucción a este pueblo, al igual que lo hizo con Irak, Libia, Siria y Yemen. No hay duda, EEUU y las grandes empresa energéticas globalizadas tienen presencia donde hay petróleo y/o gas, por esto es la importancia y el interés de las corporaciones de doblegar el gobierno chavista de MM. Parece que la MUD espera en el Caribe una guerra contra Venezuela. 

Estoy seguro que de la lección del 15-o los políticos de le derecha no aprendieron ni aprenderán nada y seguirán en su intento de derrocar al presidente MM. Pero como afirma Newton en una de sus leyes a “a cada acción le corresponde una reacción”. No nos dormiremos en los laureles.  Tengo duda de si homúnculos como Borges, Freddy Guevara, Ramos Allup, Luis Florido…entre tantos, conocen la frase de nuestro insigne Simón: “El amor a la patria es primero”. Estoy seguro que no. Lee que algo queda. 

                                                                                                

 

       



Esta nota ha sido leída aproximadamente 576 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a253982.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO