¿Y después del 15-O, cómo se desarrollará la revolución?

Permítasenos aclarar el significado del 15-O. Concretamente refiérase a las elecciones para gobernadores de todas las provincia-estados del territorio de la República Bolivariana de Venezuela a celebrarse el próximo domingo en la fecha referida del presente año, 2017, en el marco legal vigente en la República Bolivariana.

Otra aclaratoria es marcar las profundas diferencias existentes entre los obligantes por histórica necesidad de los "cambios profundos" al Estado Rentista en su transformación en un nuevo Estado moderno con signos importantes sociales de profundo impacto en las estructuras estatales, por un lado, mientras es obligante considerar y tener presente lo significativo del concepto y sus contenidos de la realización de una revolución de carácter social, lo que significa, en última instancia, tener presente y considerar lo referido a la Historia, como referencia obligada, en su tránsito evolutivo y perfectible necesario, obligante y objetivo del "ser social" como órgano fundamental de la Historia en sus reales obligaciones naturales como "ser creado" aún y considerando las referencias lógicas de lo teológico y filosófico en su proceso de crecimiento conceptual y comprensivo en el marco de ese obligante desarrollo del "ser social" mundial y nacional lo que nos lleva a ese diálogo inevitable de "lo global" con "lo nacional"; es decir, la obligante presencia tanto del Estado-nación como de la conjunción regional-geográfica y sus relaciones global-mundiales.

El título de este presente escrito lo tomamos de una importante y difícil pregunta en inquietud que le realizara José Vicente Rangel Ávalos al periodista Eleazar Díaz Rangel en su dominical programa televisivo por Televen titulado: "José Vicente hoy", en fecha 08 de octubre (2017). Título tomado sin la consulta y aprobación previa.

Presentimos que la pregunta formulado por JVR a Díaz Rangel "lo agarró entre segunda y tercera" por lo que percibimos que su respuesta nos resultó más prudente que indecisa. Sería en el transcurso de la entrevista que Díaz Rangel consideró que la oposición podría alcanzar el triunfo electoral entre 7 a 8 gobernaciones "…pero nunca menos…" (Díaz Rangel) lo que significaría una muy seria derrota para la política gubernamental.

Ante ese escenario, en conociendo las mentalidades de esos candidatos como posibles ganadores, tanto el proceso de "cambios profundos" como el propio proceso revolucionario sufriría un profundo "set back" con lo cual, necesariamente, se desarrollará, en profundidad, "la lucha de clases" que el Comandante Chávez Frías trato con vehemencia evitar cuando promocionaba la paz, el diálogo, el entendimiento y cooperar con las fuerzas políticas y económicas de esa "ciega y soberbia" que se representa en la oposición sea ella "la oposición normal", sea ella la "oposición radicalizada", independiente como se la llame.

Pero vayamos a mayores profundidades especulativas según el posible escenario en descripción por Díaz Rangel en el programa en referencia más arriba.

Es evidente que al mencionar el posible número de gobernaciones que "caerían en manos de la oposición", considerada por nos como un sector de oposición radical, no precisó cuáles serían esas gobernaciones que perdería la Revolución Bolivariana y Chavista porque no es lo mismo perder, por ejemplo, en Táchira, Zulia, Bolívar, Lara, Carabobo, Aragua y Miranda, a título de muestra, que perder elecciones en provincia-estados como Apure, Guárico, Anzoátegui, Cojedes, Yaracuy; solo, reiteramos, por señalar como simple referencia.

Pero inmediatamente "nos tropezamos" con otro asunto aún mucho más delicado conceptualmente como sería tratar de especular quiénes serían los gobernadores y candidatos y candidatas perdedores de la Revolución que provienen del mundo militar con lo cual les daría la razón a aquellos factores políticos de oposición que repiten y reiteran, vehemente, que "…los militares no saben gobernar…" como también aquellos políticos de oposición que señalan que "…los militares deben regresar a los cuartes…", con lo cual la afectación principal, directa e inevitable, sería no solo sobre el proceso significativo de la Revolución Bolivariana sino sobre todo lo significativo supremamente importante de la "Doctrina Chavista", el "pensamiento chavista", sobre la "unión cívico-militar" y sobre el proceso de desarrollo tanto de la "nueva doctrina militar bolivariana-chavista" como en el desarrollo de la "Defensa Nacional" ante factores foráneos vecinos y no tan vecinos con lo cual, cuasi inmediatamente, la decisión de Barack Obama en su "Decreto", podría alcanzar niveles no precisos en vista de las decisiones actuales de Donald Trump ante las debilidades objetivas y presentes del proceso de "cambios profundos" como de los procesos de "unidad continental" y la Revolución como un todo.

Pero, además, otro factor "salta del tintero", necesariamente, como es la actual y profunda contradicción a nivel de "la estructura" según la "tesis histórico-conceptual marxista", según las variables desarrolladas desde la Política, cuales han impactado, directa y gravemente, al "ser social nacional" en todas sus clases sociales afectando tanto al proceso revolucionario, a los obligantes "cambios profundos" como así mismo e inevitable a la "conciencia revolucionaria", cual data, según nuestros modestos pareceres desde aquel importante año álgido de 1928.

Es, en ese marco referente, que sobre bases importantes y significativas, según nuestro propio proceso revolucionario, tener que recordar, necesariamente, aquellos y muy importantes sucesos históricos que marcaron a la Historia de la Humanidad cuando participamos en los "Cien años de la Revolución Bolchevique" como no dejamos en el olvido los "Sesenta y ocho años de la Revolución China" cuando la Revolución Bolivariana y Chavista debe conocer, aprender de aquellos momentos en revolución y comprender sus reales significados de las muy serias y profundas diferencias entre el proceso obligante de los "cambios profundos" frente al proceso revolucionario en nuestra Patria. Es decir, ante ciertas propuestas asimétricas entre una "revolución reformista" frente al proceso de "reforma y apertura" criolla, la Revolución Bolivariana y Chavista y la "unión cívico-militar" deben tomar, asumir, obligantemente, lo significativo de la conciencia revolucionaria criolla como venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 507 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a253432.htmlCd0NV CAC = Y co = US