Chigüires y babas: ¿en qué parte de la biblia dice sacrifíquenlos para ser buen cristiano?

¡El Chigüire no es un pedazo de carne, es un ser vivo!

Decretemos una veda absoluta a la cacería y creemos una nueva ley de fauna.

¿En que parte de la biblia dice: coman Chigüire y babas? Miles de animales mueren cada año, por una absurda tradición y falsas creencias. Supuestamente, para ser buen cristiano, debemos comer carne de Chigüire (Hydrochaeris hidrochaeris) o baba (Caiman cocodrilus).

La gran pregunta para los cazadores, traficantes y para ud en la ciudad, que es cómplice de este delito, si compra esa carne salada: ¿En qué versículo, capitulo o parábola bíblica hacen referencia a estos animales? En que comunicado, o documento oficial el papa o los líderes de las diferentes religiones cristianas, han indicado, que se debe comer estas carnes.

Tomado de www.animanaturalis.org

Además de esto ser buen cristiano es cumplir el mandato de dios, ser fiel a sus principios, no es un asunto de que animal comemos o cuanto diezmo o limosna damos a las iglesias. Esto es parte de las confusiones religiosas y de fé que fomentan algunos sectores.

Revisando la biblia y buscando referencias de animales, descubrí que en ninguna parte ordenan a los creyentes a comer chigüire o baba, solamente hay referencias a peces y corderos (ovejos). Al contrario se regula la utilización de ciertos animales considerando a los de pezuñas y a los carnívoros como animales impuros que no se deben comer.

Por supuesto que en el territorio asiático donde vivió Jesús no existían Chigüires, esto quiere decir que esta costumbre "religiosa" es algo reciente inventado por ciertos interesados en ganar dinero en Sudamérica.

Nadie dice que la costumbre real o lo recomendado en semana santa era abstenerse de comer todo tipo de carnes, no tener relaciones sexuales, ayunar, vivir como moderación y sobre todo mucha reflexión por nuestros estilos de vida, alejarnos del pecado y aumentar nuestra fé.

La Historia de la matanza de Chigüires en Venezuela:

Según el portal informe21.com/recetas/chigüire-semana-santa (que promueve la matanza de este animal) se lee lo siguiente: "Este animal se ha consumido desde mediados de 1800, cuando los ganaderos de los llanos decidieron exterminarlos porque pensaban que enfermaban al ganado vacuno y caballar. Comenzaron la cacería entre febrero y marzo, ya que era el periodo seco, para aprovechar que estos animales se concentraban en lagunas, ríos, etc. Debido a la gran cantidad animales que habían matado y la abundancia de carne, que tenían decidieron salarla y secarla para no perder tanta comida y de allí nació el consumo de esta carne".

Observen que nada tiene que ver con la religión, fue un asunto económico, los ganaderos invadieron los hábitats en los llanos con vacas y caballos, se robaron las tierras y luego pretendieron matar a los chigüires culpándoles de la transmisión de enfermedades, cuando en realidad los rebaños morían porque no existía suficiente atención, ni sanidad animal. Esto sigue ocurriendo en los llanos venezolanos, dejan morir a las reses.

¿Porque comer pescado en semana santa? ¿Quién inventó esto?

Es sabido que los católicos en todo el mundo honran la muerte de Jesús comiendo preparaciones a base de pescados, ya que según las enseñanzas de la iglesia católica, comer carnes rojas representa el cuerpo del Cristo crucificado.

Pero las sagradas escrituras hablan más bien, de un homenaje a lo deseos de Jesús, que de un sacrilegio por el simbolismo de su carne. En el evangelio de Juan (21:5) se lee: "Entonces Jesús les dijo: Hijos, ¿acaso tenéis algo de comer? Le respondieron: No. 6 Él les dijo: Echad la red al lado derecho de la barca y hallaréis pesca. Entonces la echaron, y no la podían sacar por la gran cantidad de peces.

De esta manera se busca honrar los deseos que tuvo Jesús en vida, el día de su muerte. También se hace referencia a este animal en el evangelio de Lucas (9:13), uno de los momentos más recordados de Jesús donde multiplica los panes y el pescado para un pueblo entero. www.angelocampione.com/ictiofagia-preferente-verdades-gastronomicas-tras-los-dias-santos.

En base a estos escritos de la Biblia, se acostumbra consumir pescado durante el miércoles de ceniza, el primer viernes de cuaresma y el viernes santo. El domingo, por el contrario se celebra la pascua, comiendo carnes rojas. En Venezuela, este acto de romper la abstinencia de comer carnes y tener sexo, consumir licores y darse ciertos gustos se le llama "quebrar la olla". Aunque siendo muy sinceros, ya en Venezuela desde hace años no se respeta la semana santa, la cual más bien pasó a llamarse semana sángana (o zángana) y se "quiebra la olla", con más intensidad toda esa semana en balnearios y playas. Incluso se "quiebra la olla" todo el año.

Historia religiosa o las mentiras que se han dicho para justificar la matanza de Chigüires.

Cuentan las tradiciones que una bula papal en España había permitido a los católicos comer carne y librarse de los rigores del ayuno y la abstinencia, a cambio que se diera una limosna a la iglesia. Esta norma fue llevada a los países de Hispanoamérica, por ser muy conveniente a los intereses de terratenientes y las clases altas del país.

La Bula de la Santa Cruzada había sido concedida a los Reyes Católicos por el Papa Julio II en 1509, a semejanza de las que otorgaron Urbano II e Inocencio III a los cristianos que fueron a recuperar la Tierra Santa vistiendo la roja divisa de los cruzados en el pecho. Es decir la bula consistía en permitir a los Reyes de España, dictar ciertas normas religiosas.

En 1966, tras el Concilio Vaticano II, Pablo VI suavizó las normas de ayuno y abstinencia para los católicos de todo el mundo. Mantuvo el carácter penitencial del viernes con la obligación de abstenerse de comer carne, e hizo más llevaderas las normas del ayuno cuaresmal. Ese mismo año, la Conferencia Episcopal anunciaba la desaparición definitiva de la tradicional Bula de la Santa Cruzada.

Es decir se eliminó esta bula papal y jamás la iglesia ha emitido ningún documento o norma que recomiende comer ninguna especie de animal silvestre, esto es totalmente falso.

Otra versión de porque se come el capibara venezolano según cuentos de los abuelos "una Semana Santa un indígena buscaba su alimento y el de su familia, solo pudo cazar un chigüire; un misionero lo vio y le dijo: "En la Semana Santa solo puedes consumir pescado" y el indígena le contestó viendo al animal y echándole agua: "Yo te bautizo pescado". Y, desde ese día, el Chigüire se convirtió en pez y puede comerse en semana santa."

El Chigüire se alimenta de plantas de río, y de estas la carne toma un olor que recuerda al pescado. Además vive en charcas o aguas estancadas por tanto su piel y carne mantiene ese olor. Tal vez, de allí viene la creencia venezolana de asociarlo el olor de esta carne con el pescado.

Otro cuento, habla de que el Chigüire era clasificado cómo animal de rio o acuático y por tanto, no se le consideraban carnes rojas o animales terrestres. Además, desde que se inició la cacería comercial en el país, la conservación de las carnes, en especial la silvestre se hacía con sal, lo que le da un sabor diferente a esta carne, pareciéndose más al pescado frito, que a la carne bovina.

El botánico e investigador Jesús Hoyos narra lo siguiente: "cuando los primeros misioneros llegaron a evangelizar en nuestras llanuras guariqueñas y apureñas, se sorprendieron con la existencia de un animal mamífero roedor, que los indios criaban o cazaban con flechas, que medía hasta medio metro de largo y llagaba a pesar ochenta kilos, pero que podía vivir catorce días debajo del agua. Era el Carpincho o Chigüire.

Tenía la cabeza cuadrada, ojos pequeños, hocico romo y orejas pequeñitas. Su piel era fina y los indios lo usaban para sus vestimentas y otros usos; su carne era exquisita, salada y muy apreciada entre los naturales quienes lo preparaban de diferentes maneras. Pero el problema radicaba en que como podía estar muchos días en la tierra como cualquier otro roedor mamífero, pero también podía permanecer muchos días y semanas debajo del agua, no se sabía si era pez y en consecuencia, si se podía comer durante la cuaresma. Ante la duda consultaron a sus superiores y después al Obispo quienes tampoco pudieron responder.

Entonces elevaron la consulta a las autoridades eclesiásticas de España y por último, a la Santa Sede. Después de estudiar el asunto, Su Santidad El Papa, emitió un "Breve Papal", mediante el cual declaraba que si el animal permanecía hasta catorce días debajo del agua, "era pez" y por tanto, sí se podía consumir durante la cuaresma. Esa es la explicación del por qué durante la Semana Santa el plato principal de nuestras mesas, es el chigüire." Tomado de germanfleitasnunez.blogspot.com (cronista de la ciudad de Maracay, edo. Aragua).

Este breve papal no se ha probado su existencia, dudamos de que sea cierta, y se debe recordar que el Chigüire es un mamífero, no es un pez; su carne es roja, es terrestre, aunque se incluye en el grupo de especies hidrobiológicas, es decir las que están asociadas al agua.

¡El Chigüire no es un pedazo de carne, es un ser vivo!

El Chigüire (Hydrochaerus hydrochaeris), que quiere decir puerco de agua en griego. Es conocido en otros países de Sudamérica como carpincho, capibara, capivara, chigüiro, ronsoco, poncho, jomo, piro-piro, etc. Es el roedor más grande del mundo y quién lo come literalmente se está comiendo una rata gigante; los machos pueden llegar a pesar hasta 60 kg y casi un metro de longitud. Su promedio de peso es machos 35 a 45kg y hembras 25 a 35kg.

La gestación dura 120 días donde puede tener 3 a 4 crías, excepcionalmente pasa de 6. Pueden parir dos veces al año; aunque lo común es que sea cada 8 meses. Los machos alcanzan la madurez sexual a los 18 meses, siempre y cuando su peso exceda de 35kg. Las hembras son fecundas a partir de los 12 meses y un peso de 25kg.

El chigüire vive en las sabanas inundables en ambientes acuáticos de aguas tranquilas o corrientes lentas, en el piso térmico cálido en altitudes que no sobre pasan los 300 m. de los estados Apure, Barinas principalmente y pueden encontrarse poblaciones menores en Portuguesa, Guárico, Cojedes, Monagas, Bolívar, Amazonas y Delta del Orinoco. En la zona sur del lago de Maracaibo, se encuentra una especie parecida; pero es más pequeña, puede pesar máximo 25kg y tiene cola, lo llaman Piro-piro (hidrochaeris isthmius). Se ha documentado sobre una población delictuosa en el Lago de los Tacarigua, estado Aragua.

Además de nuestro país, se encuentra en Colombia, Surinam, Guyana, Guyana Francesa, Ecuador, Perú, Bolivia y Brasil. También se encuentra en Paraguay, Uruguay y en la parte norte de Argentina.

Chigüires en Yaracuy y cacería colectivizada:

En 2007 presencie la matanza de un Chigüire cazado en el rio Yaracuy, en la población de la Llanada (municipio Veroes) y los habitantes indicaban que en los últimos años habían Chigüires en la zona, esto puede indicar un desplazamiento motivado a la perturbación en sus habitas originales o la cacería excesiva a la que son sometidos.

Los cazadores de esta región colocan escopetas en los juncales, atan el gatillo con un cordón, de tal manera que el Chigüire o cualquier otro animal pesado al tocar dicho cordón se le dispara el arma.

Es un sistema de cacería colectivizado; porque cada quien coloca su arma durante semanas y al escuchar el disparo, salen a revisar las trampas y en la escopeta donde se haya disparado, a esa persona le pertenece el animal asesinado.

Es de agregar que es una cacería sin ningún permiso, ni control y ningún funcionario o institución entra a la zona de Veroes, la cual es una tierra sin ley. El espíritu indómito de sus pobladores desde la época colonial, donde luchaban contra el esclavismo, continúa hasta hoy y hacen resistencia a muchas leyes, al pago de servicios, y a cualquier intervención de cualquier gobierno.

En esta zona se encuentra el mayor centro nacional de acopio, tráfico y venta de loros, pericos y guacamayas del país, a la vista de todos. Según narraciones hechas por los habitantes, al autor de este artículo, los cazadores y pobladores de esta zona se enfrentan a golpes y armas contra las comisiones de la policía y la guardia nacional que pretenden ingresar a las comunidades, principalmente de Barrio Oscuro. Así que el gobierno poco ingresa en este territorio y se hacen los ciegos, con los delitos ambientales cometidos aquí.

La matanza autorizada y no autorizada de Chigüires:

Sus hábitos gregarios lo hacen más vulnerables; pues vive en grandes manadas a la orilla de ríos, lagunas y esteros y se alimenta de hierbas y plantas acuáticas. Es perseguido a pie y a caballo durante la estación, seca, cuando baja el flujo de los ríos y se reduce el volumen de agua en lagunas y esteros, lo que provoca la concentración de las manadas de chigüires en esos espacios. Permanecen agrupados aun cuando los chigüireros o matarifes comienzan a matarlos; ellos no huyen, pues su instinto los hace mantenerse siempre juntos. Esto los hace una animal "muy fácil de cazar".

Esta especie se encuentra oficialmente incluida en un Programa de Aprovechamiento Sustentable (Resolución N° 172, Gaceta Oficial N° 38.380 de fecha 15/02/06) coordinado por el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, (hoy Ecosocialismo y Aguas MinEA) cuyo ámbito territorial incluye los estados Apure, Barinas, Cojedes, Guárico y Portuguesa.

Uso y Aprovechamiento:

Su cacería o masacre se inicia entre enero y febrero de cada año. Por lo general los chigüireros o matarifes, se mudan con su familia en las zonas de caza, arrean o juntan las manadas utilizando caballos y hombres a pie. Se forman grupos quedando las hembras en el centro con las crías y los machos en la parte externa tratando de proteger al grupo.

En algunas fincas los matan con escopeta y en otras siguen utilizando la maceta o garrote chigüireros, un palo de madera muy dura, con lo que le golpean el cráneo y la columna en varias oportunidades.

Si alguno trata de escapar le lanzan la maceta por las patas o el lomo para fractúraselo e inmovilizarlo; el animal moribundo en el piso es golpeado salvajemente, para rematarlo.

Imagen capturada del documental de Félix Rodríguez de la fuente sobre los capibaras. AnimaNaturalis https://youtu.be/ClccTTkFA0M

Otros peones van recogiendo los animales abatidos y en camiones, los llevan a las áreas de operaciones cerca del rio, descargando también sangre, restos de vísceras; aumentando la contaminación de estos cuerpos de agua. Se procede a quitar el cuero, cortar las carnes del dorso y el costado, la cual es extraída en una sola pieza. Esta carne es salada y colocada al sol durante varios días, por lo que se le llama salón.

Luego en teoría le colocan un precinto para marcar los salones y llevarlos a los mercados. Los Chigüires son cazados por su piel y su carne. El cuero marrón claro y con pequeñas manchas más claras, es especialmente apreciado en Argentina. Se fabrican guantes, cinturones, chaquetas de cuero, sillas de montar y bridas. La carne del Chigüire es consumida en varios países, en Venezuela se seca y se prepara como "pisillo", se consume especialmente durante los días de Semana Santa como falsa tradición explicada en párrafos anteriores.

Podríamos afirmar que a los mercados está llegando carne de Chigüire durante todo el año, y muchos salones vendidos en algunos mercados no portan ningún precinto, que indique que fue supervisada su matanza; lo que quiere decir que se estarían cazando ilegalmente muchos más animales de lo permitido y afectando las posibilidades reproductivas de la especie.

El investigador Carlos Gremone y otros refieren que en los años 80 y 90 se mataban alrededor de 60.000 animales por año, mientras que el portal oficial del MINEA creado en el 2012:

http://diversidadbiologica.minamb.gob.ve refiere que "En los últimos cinco años se ha estimado una cosecha anual promedio de 13.586 ejemplares". Esto se traduce en que han disminuido enormemente las poblaciones y su aprovechamiento debido a la sobreexplotación, la cacería excesiva, la destrucción y perturbación constante de sus hábitats. Además tanta presión de caza, por lo general lleva a eliminar los animales con mejor genética y fenotipo. Se explota comercialmente el Chigüire desde 1968.

Si se toma la última cifra de 13.586 animales por año y se multiplica por 49 años del programa, se obtendría el número de 665714 animales sacrificados. Según Gremone las cifras serian cinco veces más alta. Nada de esto ha redundado en generar seguridad agroalimentaria en la población, ni superar la pobreza en las regiones llaneras, ni generar riquezas al país, ni generar valor agregado en la cadena de comercialización.

El único beneficio obtenido es la realización de estudios y conteos exhaustivos de la especie; pero no se ha dotado al ente supervisor de los recursos logísticos y personal para supervisar, por tanto es este programa poco aporta al país. Solo contribuye a amenazar su biodiversidad.

Visiten a las sedes regionales del MINEA e Inparques en cualquier lugar de Venezuela y verán la flota de vehículos arrumada, instalaciones deterioradas, sin logística, sin recursos para imprimir, sin materiales de oficina suficientes; aunado a las necesidades salariales y laborales insatisfechas del personal.

Entonces de que sirve explotar un recurso, si la autoridad encargada no recibe los beneficios. Solo para enriquecer a los terratenientes y comerciantes, porque el pueblo tampoco ve los beneficios de esta barbarie. Pues la carne es sumamente costosa, para la semana santa 2017, su costo está entre los 16mil bs y 20mil bs (más de 53,3 Unidades tributarias U.T.=300bs) (según el portal www.notitarde.com de fecha 01-04-2017) en todo el país, pese a que no gastan, ni un bolívar en la alimentación o cuidado de los animales.

El presidente Maduro insta a comer Chigüire:

En el Programa Contacto con maduro del día 6 de abril de 2017, realizado en el Parque Vinicio Adames, de Caracas, el presidente insta a comer chigüire, diciendo que un llanero le dijo, que paren hasta 8 crías y que había que fomentar la comercialización de esta especie porque su carne es nutritiva y se reproducen tanto como los conejos. Insto a los coordinadores de agricultura urbana a incluir esta especie en los planes de producción y a enseñar a preparar su carne. Finalmente utilizo la técnica del influenciador o influencer diciendo: Cilia (la primera combatiente o primera dama) sabe preparar Chigüire, con la finalidad de incentivar su consumo entre la población.

Se debe aclarar que si podrían parir esa cantidad de crías, solo en caso de poca o mínima intervención del hábitat, garantizando buena alimentación y le ocurre a un pequeño porcentaje de las madres. El promedio es de 3 o 4 crías por parto.

No necesitamos fomentar la masacre de animales silvestres; al contrario estimular la agricultura tanto rural como urbana y orgánica, fomentar el bienestar animal y el buen manejo de rebaños, crear un plan nacional para mitigar el efecto del cambio climático y la sanidad animal.

Salvemos a este venezolano antes de que sea tarde:

Detengamos esta matanza innecesaria de animales, primero no existe una motivación, ni obligación religiosa para hacerlo; además el pueblo de Venezuela práctica sus cultos de manera muy indisciplinada y de manera general en el país existe anarquía e incumplimiento de las leyes como una práctica cotidiana de amplios sectores de la población.

Tras la eliminación de PROFAUNA se debilitó la gestión de fauna en el país, y más aún con los últimos cambios ministeriales, la biodiversidad ha bajado de rango, y se ha perdido autonomía operativa. El estado no tiene capacidad de supervisión. Los cazadores no respetan época de caza o de veda y por lo general se aprovechan más ejemplares de los autorizados; con el agravante de que muchos no tienen licencia de caza, ni permiso de porte de armas; por lo que cometen varios delitos.

Se genera una enorme perturbación al ambiente, se contamina cuerpos de agua, existen cazadores matando animales en diferentes épocas del año. En algunos municipios de Venezuela, como Simón Planas y Torres del estado Lara, los cazadores y bandas delictuales tienen nexos: por donde pasan cazadores al poco tiempo aumentan los robos en las fincas y el abiegato (robo de ganado)

La matanza de chigüires no resuelve el problema de seguridad alimentaria y la escasez de alimentos de la población, en vez de matar capibaras, se debería estimular una alimentación integral que incluya menú vegetariano, o hacer más eficientes y más ética la cría de ganados. Otra alternativa que debe evaluarse muy bien, es ensayar con zoo criaderos de Chigüire supervisados por el ministerio.

En todo caso los ambientalistas y en especial los veganistas, están opuestos a toda matanza de animales silvestres, con cualquier finalidad y menos, cuando los recurso obtenidos, no se reinvierten en más conservación ambiental.

No es carne para el pueblo; pues existe una gran especulación y solo se enriquecen las mafias. Los terratenientes deberían invertir más en protección integral de los hábitats y evitar la caza.

Es urgente y necesario reactivar Profauna o una institución autónoma, especializada en fauna, con capacidad operativa y logística, para poder proteger la fauna y vigilar los programas de aprovechamiento. En el pasado se denunció que los programas de chigüire y baba, existía sobreexplotación, lo que ha traído como consecuencia la drástica disminución de las poblaciones.

Exijamos nuevas leyes de fauna. La creación de la Jurisdicción Especial Penal Ambiental (J.E.P.A. tribunales ambientales) prevista en el artículo 136 y 137 de la vigente Ley Orgánica del Ambiente (L.O.A. del 22 de Diciembre de 2006 Número Gaceta Oficial N° 5.833 Extraordinaria), es una deuda que tiene el estado desde hace 10 años.

A esto se suma la necesidad de crear fiscalías ambientales en todo el país y contar con un servicio de policía ambiental o guardería ambiental autónomo, no controlado por ninguna otra fuerza pública.

Decretemos una veda absoluta o prohibición de caza a todas las especies, durante mínimo 5 años, para permitir que se recupere la fauna. El Chigüire ya aportó demasiado al país, se merece un descanso.

No seas cómplice de estos asesinos, no comas chigüire, ni baba, ni carne de animales silvestres.

Este programa de explotación en las actuales condiciones económicas y sociales del país, con la anarquía ciudadana, el contrabando, la acelerada degradación ambiental y la delincuencia existente es insostenible y terminara extinguiendo a la especie por sobreexplotación.

El chigüire es un ser vivo, no un pedazo de carne. Buen cristiano es el que cumple los mandamientos, no el que apoya la masacre de animales.

Fuentes:

Fauna de Venezuela Carlos Gremone y otros.

El aprovechamiento de la fauna silvestre en Venezuela. Alex Fergunson Laguna. Cuadernos Lagoven.

Santa Biblia. Reina Valera.

www.animanaturalis.org

El autor pertenece a la Fundación GUARDEAM Brigada Guardabosques Comunitarios de Venezuela

ecoinfante@gmail.com

guardeamvenezuela@gmail.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3099 veces.



José Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: