Chile 1964-1973. Cualquier parecido a lo que anuncia Miguel Salazar es pura coincidencia

El Martillo y la Hoz estampada en la frente de nuestros niños

Nota de Aporrea: Cualquier parecido a lo que anuncia Miguel Salazar es pura coincidencia.
Tomado del libro MATÁNDO A LA ESPERANZA

Quizás nada produce mas descontento en la población que la escasez, las diaris molestias cuando uno no puede conseguir sus comidas favoritas, o la harina o el aceite para cocinar, el papel de baño, cubrecamas o el jabón o el repuesto que se necesita para que funcione el tv o el carro, o peor aún, cuando un adicto a la nicotina no puede conseguir un cigarrillo. Parte de la escazes fue el resultado de que Chile era una sociedad en transición: varias nacionalizaciones, experimentos con el control de los trabajadores, etc. Pero todo esto era poco comparado con el estrangulamiento de la ayuda y las prácticas de las omnipresentes corporaciones americanas. Igualmente diciéndoles donde extender los paros en Chile, que contaba con el fuerte apoyo financiero de la CIA para su prolongación.

En Octubre 1972, por ejemplo, una asociación privada dueños de camiones instituyó un paro destinado a descontinuar el flujo de alimentos y otros importantes rubros, incluyendo en sus embargos a los periódicos que eran subsidiados por el gobierno (sutileza no importaba en este ultra-polarizado país). Entonces vinieron a sumarse el cierre las tiendas burguesas poniendo su parte para acrecentar el malestar público, y cuando abrieron nuevamente muchos acapararon algunos productos , como los cigarrillos, para venderlos en el mercado negro a quiénes pudieran pagar precios mas altos. Luego la mayoría de compañías de buses se sumaron al paro, al tope de esto, varios profesionales y trabajadores de "cuello blanco", no afectos al gobierno desde tiempo atrás, dejaron de trabajar con o sin la ayuda de la CIA.

Mucha de esta campaña fué dirigída a colmar la paciencia del público, convenciéndolos de que "el socialismo no funciona en Chile". Peor aún, ya había habido escasez para la mayoría de la gente antes que en el gobierno de Allende hubiese carencia de alimentos, vivienda, salud y educación por ejemplo. Por lo menos la mitad de la población había sufrido de malnutrición. Allende, que era doctor en medicina, explicaba su programa de leche grátis señalándo que "Hoy en Chile hay más de 600.000 niños mentalmente retardados porque no fueron debidamente alimentados durante los primeros ocho meses de sus vidas y porque ellos no recibieron las proteínas necesarias.

La ayuda financiera no fué lo único que la CIA aportó al paro. Mas de 100 miembros del gremio de la Asociación de Empleados y Profesionales Chilena fueron graduados de la escuela manejada por The American Institute for Free Labor Development (Instituto Americano de Desarrollo del Trabajo / AIFLD por sus siglás en inglés), en Front Royal, Virginia. "La Pequeña Escuela Anticomunista" (The Little AntiRed Schoolhouse). AIFLD, la principal organización laboral en America Latína de la CIA, también colaboró en Mayo de 1971 en la formación de nuevos profesionales de la asociación: La Confederación de Profesionales Chilenos. Los especialistas en el área laboral de AIFLD tenían ya una década de experincia en el arte de fomentar revueltas economicas (o mantener a los trabajadores inmóviles cuando la ocasión lo ameritaba).

Los mercaderes de la propaganda de la CIA tuvieron un día de campo con los desórdenes y escaseses miéntras instigaban a ambos a las compras nerviosas. Todas las técnicas, la saturación en los medios de comunicación, las organizaciones habilitadas y creadas para la conveniencia y propósito de cada uno, eficientemente empleadas en 1964 y 1970, fueron facilitados con una virtualmente ílimitada licencia otorgada por la prensa: Encabezados e historias que corrían rumores desde lo malo de la nacionalización hasta carne mala y agua imbebible...."Caos Económico! Chile en el borde del desastre!" en el mayor tamaño de letra que uno no espera ver en un períodico... levantándo el espectro de una guerra cívil, cuando nadie lo hacía; literalmente....historias alarmistas que en cualquier otro lugar del mundo hubiesen sido catalogadas como sediciosas...lo peor del tabloide el Diario de Londres (London's daily) o del National Enquirer de EUA parecían tan serios como lo puede ser un períodico de cirugía dental, valga la comparación.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4541 veces.



William Blum


Visite el perfil de William Blum para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas