En síntesis

Diálogo con reparto de botín

Tanto nadar y luego terminar ahogándose en la orilla, es la pregunta que muchos nos hacemos viendo con estupor lo que pareciera ser una especie de rendición a cuenta gota, o quizás el reparto de un botín de guerra. Ahora, comprendemos perfectamente porque dicen que en política no hay nada escrito, pues cuando se trata de una pugna por el poder, a los contrincantes poco les importa que la casa tenga el techo roto. Fue por ambiciones y ningún reparo a los caídos de la guerra social del Gral. Ezequiel Zamora, que el 23 de abril de 1863 se firma el Tratado de Coche, entre Pedro José Rojas , Secretario General del Jefe Supremo de la República José Antonio Páez, y Antonio Guzmán Blanco, Secretario General del Presidente Provisional de la Federación, Juan Crisóstomo Falcón. Un siglo más tarde, se firma otro infame acuerdo que echa por la borda todo lo que habían prometido cumplir antes de que huyera el dictador Marcos Pérez Jiménez. Los firmantes del llamado Pacto de Punto Fijo fueron Rómulo Betancourt, Raúl Leoni y Gonzalo Barrios (AD), Jovito Villalba, Ignacio Luis Arcaya y Manuel López Rivas (URD) y Rafael Caldera, Pedro del Corral y Lorenzo Fernández (COPEI). La reunión tuvo lugar en Sabana Grande ( Caracas), en la residencia del doctor Caldera, de nombre Punto Fijo. Y porque nadie sabe para quién trabaja, el Partido Comunista de Venezuela (organización que más se sacrificó en la lucha clandestina), esta vez, quedo fuera del pacto como guayabera, y según algunas opiniones su exclusión se debió a última hora a la dinámica de la Guerra Fría y el rechazo por parte de la iglesia católica y de COPEI.

Pero pudo más el interés que todo el amor que te tenía, habría dicho alguien con cierto aliento romancista. Por ello, al carajo el legado de Chávez con su cacareado socialismo del siglo XXI; que se mezcle el agua y el aceite, con tal de asegurar que corra la arruga para disfrutar un tiempo más de las mieles del poder. Así que no se extrañen, que en lo sucesivo, escucharemos discursitos cargados de hipocresía, cundirá la confusión viendo sonrisas forzadas entre contrincantes que se odian a muerte; y mientras tanto, el ochenta por ciento de los venezolanos, reafirmaran su convicción de que el PSUV y la MUD parecieran ser el mismo musiú con diferente cachimbo. ¡Cosa veredes Don Sancho!.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4917 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: