Unión inquebrantable

El Gigante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías señaló un camino cuando escogió a un gran Señor, a Nicolás Maduro Moros como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, como en efecto así ocurrió por la voluntad del pueblo, de los venezolanos.

Chávez sabía que los políticos de la ultraderecha no estaban ni están preparados para cooperar y gobernar en circunstancias adversas, por el contrario esta clase de políticos es de los que traicioneramente se valen de las dificultades para atentar contra la estabilidad de una Nación y de sus ciudadanos.

Nuestro país merece responsables hombres de Estado, en lugar de atolondrados políticos de oposición, que solo ven con desesperación cómo Nicolás Maduro Moros asume con tanta fuerza y seriedad su rol; en tiempos difíciles de una desestabilizada economía mundial y de guerras internacionales orquestadas por una premeditada política imperial en contra de los países exportadores de hidrocarburos, disminuyendo sus ingresos, lo que en nuestro caso desfavorece a todos los venezolanos.

Ante esta gran dificultad, el Comandante Chávez estaba claro que Nicolás Maduro era el hombre indicado para hacer frente al tiempo de "vacas flacas". Esta realidad descubre a la derecha maltrecha como intermediaria y en nombre del imperio enfrentan con tanta complicidad al Gobierno Bolivariano, porque saben que Nicolás Maduro Moros va a darle solución y esto significa que se alejan de toda posibilidad de asaltar el poder.

La solución de los problemas que Nicolás Maduro va a lograr cuando culmine su mandato en 2019 lo pondrá ante todos los venezolanos y el mundo como el gran señor que es, como un hombre de Estado a quien se le cree sin demagogia, serio y firme.

Ni el presidente Rómulo Betancourt, como hombre de derecha que contaba con el apoyo irrestricto del imperio, ni Carlos Andrés Pérez, ajusticiado por sus propios partidarios, pueden compararse con la magnitud de los problemas que internamente y externamente enfrenta un hombre revolucionario de ideas, de izquierda, comprometido con un pueblo, que lucha históricamente contra una derecha, que no hizo más que repartirse el poder, que se desgastó por entreguista, que impidió todo desarrollo independiente, que no generó, ni fabricó un mínimo de medios de producción distintos al petróleo, sino que esclavizó a todo un pueblo con las ilusiones de carreteras para que en ellas anden los carros del imperio.

Estamos luchando para que Venezuela salga de esta dependencia que esclaviza, esta política no le conviene ni al imperio, ni a sus mayordomos. Para esto, los políticos opositores creen necesario borrar a como dé lugar de la memoria histórica y de la conciencia colectiva de los venezolanos, los dos millones de hogares de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que no quede nada de los logros de la Revolución.

Por eso podemos explicarnos el por qué de tanto afán por destruir a Nicolás Maduro, solo que ante este fallido intento, ahora hay una solidez granítica de una fuerza cívico militar bolivariana inquebrantable, que hace que se cumpla la Constitución que el pueblo se dio. Tendremos elecciones el año que viene y en el 2019, las presidenciales. Aquí en el estado Bolívar hay garantía de lealtad, de fiel cumplimiento y firmeza y de todas las instituciones a las que todas las mujeres y hombres de bien haremos que se cumplan



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1358 veces.



Hector Herrera Jiménez


Visite el perfil de Héctor Herrera Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: