En síntesis

Miedo a la calle

Dice el refrán que perro que ladra no muerde, y algo de eso pasa con el bocón de Jesús Chuo Torrealba, a quien la MUD no deja ladrar porque mete la pata; pero tampoco muerde porque su próstesis es de muy mala calidad. Como ya es costumbre, otra vez vuelve con sus acostumbradas payasadas de mal gusto, esta vez para amagar con "sublevar al pueblo", a sabiendas que no es capaz ni siquiera de convocar a su sombra. ¿Verdal que este rompe grupo nos recuerda al misterioso y solitario Robinson Crusoe de la novela del escritor inglés Daniel Defoe, cuya primera publicación apareció en 1719? ¿O acaso no es público y notorio que el susodicho trásfuga del PCV y periodista amarillista, cada vez que intenta convocar la calle solo logra causal pena ajena?

Desde que asumió de manera simbólica la Secretaria Ejecutiva de la MUD el 30 de julio del 2014, Chuo Torrealba solo ha conseguido ridiculizar a los amargados del fascismo. Y decimos que el personaje gris fue escogido como mera pieza decorativa, porque su limitada utilidad apenas sirve para taponear el hueco que dejo la intempestiva salida de Ramón Guillermo Aveledo, quien si tiene trayectoria como doctor en ciencias política, Jefe de la fracción parlamentaria copeyana en el Congreso, dos veces Presidente de la Cámara de Diputado, y además Secretario Privado del entonces Presidente Luis Herrera Campins. Seguramente se habría preguntado Don Rómulo Gallegos: ¿Sera que los escuálidos prefirieron cambiar la morocota por el menudo?

Y conste que no es primera vez que se recurre a la figura del tonto útil. Lo fue Ignacio Andrade cuando Joaquín Crespo lo impuso como sucesor, cumpliendo con una formalidad constitucional que establecía un periodo intermedio para poder optar por la reelección. Pero la fatalidad está de por medio y una bala asesina en la Mata Carmelera impidió que se cumplieran los deseos reeleccionistas del "Taita de la Guerra". También en 1958, los partidos de la rancia derecha pensaron en el Contralmirante Wolfgang Larrazábal, pues consideraban que con cuatro y Liqui Liqui era imposible que el carismático militar representara peligro para quienes se disputaban el coroto.

De modo que el cacareado referéndum revocatorio, es otro ardid puesto en práctica por quienes se emperran en asaltar el poder. Es más, podríamos abreviar diciendo que el fulano referéndum será otro de los fallidos potes de humo del fascismo, algo así como una redición de la Leyenda de El Dorado para distraer a incautos.

En fin, aunque las calles ahora son del pueblo, sin embargo nunca faltan ilusos que quieran hacer de ellas una trampa caza bobo. Menos mal que Dios no le dio cachos al burro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4891 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: