Respuesta a la propuesta de los técnicos de la UCV, UCAB y SB

Estimados colegas me veo en la necesidad de responderles, de manera de desmontar ante muchos venezolanos la intención de su propuesta; en primer lugar hacer una comparación del último censo con los registros del CNE, de lógica nos va a presentar inconsistencia, ¿las razones? El último censo presenta vicios originados en primer lugar por la forma en que se realizó, por lo menos en el Estado Bolívar, los lideres que estuvieron la responsabilidad de su planificación y ejecución, no tenían la mínima idea de lo que deberían hacer en un estudio de campo y el personal que debían levantar la información presentaban fuertes debilidades de entrenamiento (como siempre se antepuso la filiación partidista y el clientelismo a la hora de la selección del personal). En segundo lugar se difundió una matriz de opinión en el punto donde las virtudes del odio impuestas por nuestra televisión mediática cobraban mayor fuerza, lo que origino que muchas personas, en especial de nuestra clase media, emitiera información inconsistente y no cónsona con la realidad, lo que sumado a la falta de entrenamiento del personal encargado de levantar la información, nos llevara hoy en día a desconfiar de los resultados obtenidos.

Decir que la información del censo es blanda, no es una mentira, cuando levantamos información de campo confiamos en la pericia de nuestros encuestadores y de la sinceridad de nuestros entrevistados, por lo que decir que todo lo que nos dice nuestro entrevistado es una verdad absoluta sería una gran mentira (a pesar de existir técnicas que me permiten disminuir este sesgo).

Cuando se realizó el censo la mayoría de las personas que respondieron las preguntas hablaron en nombre de muchas, fueron ellas las que indicaron cuentas personas vivían en esa casa, el sexo y las edades de las mismas; esto me hace confiar en su sinceridad, la cual a mi entender quedaba en dudas dado la situación mediática planteada para ese momento y las condiciones políticas reinantes. En cambio cuando las personas se registra en el CNE, deben entregar su cédula lo cual permite verificar de manera precisa que ese documento corresponde a dicha persona, su sexo y edad; en relación a su dirección podemos decir que dicha información podría considerarse blanda, ya que dependerá de la sinceridad del encuestado (para verificar que esa cédula fue obtenida de manera legal, podemos cruzar esa información con la información existente en la Onidex. En relación a su dirección la tarea es mucho mas difícil, pero se puede medir el grado de imprecisión (%) en la misma, a través de una muestra representativa).

Por lo antes expuestos estimados colegas matemáticos suponer que todo es cuestión de número es totalmente falso; sino cabe la pregunta si CNN a través de sus sesudos analistas indicaban que Perú había mejorado sustancialmente su economía y que su déficit fiscal era casi cero, lo que supuestamente indicaba que era uno de los pocos países con prosperidad económica en Latinoamérica; ¿Por qué razones la candidata Lourdes Flores, pupila del saliente Presidente Toledo, quedo de última en la preferencia de los Peruanos?

Entrando al problema de la forma de selección de la muestra, imaginemos que el equipo de Gobierno del Presidente Chávez, evaluara el Índice de Precios al Consumidor, tomando en cuenta solo aquellas regiones donde los niveles de inflación son los más bajos. ¿Que dirían ustedes al respecto? Imaginemos que en los EEUU, se evaluara la confiabilidad del padrón electoral tomando como referencia los municipios o Estados limítrofes con México, no cabe duda que es hay donde existiría el mayor número de irregularidades, pero inferir que ese es el comportamiento en todo los Estados sería una gran mentira.

Estimados colegas valernos de situaciones que todos sabemos pueden generar dudas en el electorado, partiendo de la forma en que se utilice (todos conocemos como funcionan nuestras televisoras mediáticas), constituye una irresponsabilidad de nuestra parte. Considero que existen formas de auditar (antes y después de las elecciones) sin tomar en cuenta el censo y bajo la selección de un sistema de muestreo que permita considerar en cierta manera la proporcionalidad basada en edades y sexo, capaz de incluir a todo el universo del padrón electoral; sin llegar a diatribas que solo busca inclinar la balanza a la obtención de resultados que no reflejen una realidad Nacional sino puntual; es lo que los venezolanos queremos, de manera de poder todos contar con un CNE, capaz de brindar la confianza que durante más de 20 años no ha podido lograr.

Profesor Henry Carrero
Universidad de Guayana
henryantonio@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2081 veces.



Henry Carrero

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: