Carta al vasallo pro-yanqui

¡Fascistas y pro-imperialistas...no pasarán!

¿Quién arremete contra los pueblos del mundo en función de expropiarlos de sus reservas petroleras, mineras o acuíferas? ¿Quién ha sido cómplice o inspirador de cualquier golpe de Estado, magnicidio o dramáticas guerras en el mal llamado tercer mundo? ¿Quién, basado en su recurso tecnológico-industrial, invade, cerca y humilla a las débiles economías del Sur? Insistimos: ¿Quién, conciente de su poderío militar ocupa pueblos y provincias cual verdadero matón de barrio? Responde lacayo ¿Dirás que es Hugo Rafael Chávez Frías?

 

Ustedes, dirigentes de la Socialdemocracia, del Social cristianismo o sencillamente fascistas, que han permitido y son parte de toda la ingerencia Yanqui en NuestrAmérica y el mundo; Usted, apátrida Caribeño, Centro o Suramericano, que sabe como el Imperio descalifica color de piel y ser de nuestro pueblo por ser diferente, por no ser blanco con nariz apuntando a lo indefinido. Usted currutaco lo sabe, no es Chávez la persona que va por el mundo sembrando muerte, desolación y tristeza. No es el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela quien anda avasallando pueblos y asesinando familias enteras. La historia tiene un discurso, ella dialoga cuando se le convoca en un encuentro sincero y transparente, y la historia de tantos pueblos sometidos a la miseria y el atraso ha conseguido un interlocutor, unos interlocutores, un pueblo de interlocutores que la ha puesto ha disertar: La experiencia bolivariana.

 

Recuerda mancebo del Imperio, sea tu nombre Alan García, Vicente Fox o Francisco Lainez que nunca has tenido el suficiente valor de pararte ante la trasgresión y el crimen que a diario comete U.S.A. sobre el hermano Irak, pero es que tampoco lo hiciste años atrás, cuando tus amos agredían el Vietnam y sembraban el terror a lo largo y ancho de nuestras tierras. Tú que denigras de Chávez, cuyo delito es revindicar su mezcla indígena con negroide, la identificación con los pobres, el uso del petróleo para el ejercicio de la solidaridad NuestrAméricana y abogar por la gran unidad de este suelo en una sola voluntad para la vida y para la garantía de vida digna de todos en este planeta, te haces parte, eres el arlequín que más grita y guarimbea en los escenarios internacionales, en las empresas privadas de la comunicación, en cualquier tablado cuyo techo sea los verdes dólares, en función de generar las condiciones para el aislamiento de la Venezuela Bolivariana y posterior invasión Yanqui, tu lo sabes bastardo. Bien sabes que a la final el problema no es Chávez, sino el optimismo que su discurso y naturalidad genera en seres desoídos y pisoteados que sobreviven precariamente en las grandes ciudades del planeta. Es tu terror y el miedo de quien te paga, constatar que el proceso bolivariano, en su poco tiempo de existencia, ha demostrado ser democrático, respetuoso de los derechos humanos, justo en el esfuerzo por la distribución de la riqueza nacional y sobretodo, ser una gran puerta para la inclusión del hombre y de la mujer venezolana. En fin la causa bolivariana, inscrita dentro del ideal del Socialismo del siglo XXI, viene ratificando que la única salida real ante el capitalismo salvaje es el socialismo.

 

Hoy, cuando la sonrisa del Che es un inmenso horizonte que estimula y cautiva y un varón, hijo de este pueblo, yergue su mirar proyectando sueños colectivos; cuando por primera vez se presenta la posibilidad, en toda Nuestramérica, de pedirle cuenta a los asesinos y dictadores apoyados por los gobiernos Yanquis, tu dices: “Alto, paremos el intervencionismo de Hugo Chávez”. Te lo dije al inicio de esta carta, no fue Chávez Frías quien les robó la sonrisa a los pueblos del mundo, fue gente como Bush apoyado por gentuza como tú, que han usurpado hasta la manera en que te asumes cuando quieres conquistar la vida, mirar a los tuyos o hacer el amor.

 

Sabes lacayo, para los opresores del norte tu presencia produce asco, el único sentimiento que genera la figura del traidor, del lame-suela, mientras la valía de todos nuestros antepasados y hermanos postergados resurgen en la gestión de Chávez por el orbe, en esa solidaridad con los más marginados entre los abandonados; en la nobleza de Danilo Anderson entrando al canal 8, aquel memorable 13 de abril de 2002, desde donde la Dignidad Nuestramericana grita y seguirá gritándole al mundo, a la Historia y a ti mismo: ¡Fascistas y pro-imperialistas del coñ…, No Pasaran¡

 

Por todas nuestras luchas, 10 millones de razones

 

¡SOLO EL PUEBLO SALVA EL PUEBLO!

 

Luis Villafaña

M13-PNA

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2969 veces.



Luis Villafaña/PNA-M13


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: