Sentir Bolivariano

Febrero en Rebelión

I

Inicia febrero, febrero de Rebelión, que nos trae a la memoria hechos trascendentales. El 2 de febrero, se cumplirán 17 años de la toma de posesión del Comandante Eterno Hugo Chávez como Presidente Constitucional de Venezuela. En enero de 1999, el movimiento popular logró colocar a ese ser humano de cualidades excepcionales en el puesto de mando del estado imperante: un estado disfrazado de democrático, arrodillado al imperio del norte. Este sería el punto de partida de un largo proceso de conquista del poder real – más allá del acceso a la maquinaria gubernamental – disputado paso a paso al imperialismo y a la oligarquía criolla: el camino de la transición al socialismo.

Estas casi dos décadas de Revolución Bolivariana y Socialista, con el pueblo convirtiéndose en poder, no tienen precedentes en nuestra vida republicana. Hicimos lo que no se quiso hacer en más de un siglo por falta de voluntad política, por falta de amor al pueblo.

En este tiempo, hemos alcanzado logros sociales que parecían imposibles: reducción de la pobreza extrema de un 30 a un 4,7 por ciento; educación gratuita y de calidad para nuestros niños y niñas, para nuestros jóvenes; desde el año 2005 Venezuela es territorio libre de analfabetismo; protección del empleo y del salario; más de un millón de viviendas dignas; 80% de pensiones y jubilaciones justas para nuestros adultos mayores. Implementación de las misiones sociales, que han beneficiado a millones de compatriotas y puesto de manifiesto el carácter humanista y popular del proceso bolivariano.

Venezuela dejó de ser un empobrecido país subordinado al imperio norteamericano, para convertirse en una nación soberana que se puso a la vanguardia de las luchas de los pueblos del mundo por su liberación nacional.

Han sido años de resistencia, de arduos enfrentamientos con los intereses hegemónicos que han pretendido derrocarnos; de avances en todos los ámbitos sociales, políticos y económicos; años de victorias populares rumbo a la independencia definitiva de nuestra Patria, para convertirnos en una Venezuela potencia.

Y luego, el 4 de febrero. 24 años después de esa rebelión cívico militar, nos sigue impulsando el amor libertario que llevó a esa juventud patriota a alzarse en contra de la dictadura adeco-copeyana, disfrazada de democracia; rebelión que buscaba instaurar un sistema que, como decía el Padre Libertador Simón Bolívar, garantizara al pueblo la mayor suma de felicidad posible.

Esas gestas populares se convirtieron en un amanecer esplendoroso que nos marca el rumbo al futuro, donde el Comandante Chávez continúa guiando e iluminando el camino de la Patria nueva, la ruta del Socialismo Bolivariano que estamos construyendo, pese a todas las dificultades que se nos han presentado en el camino.

No podemos negar que nuestro proyecto se encuentra en grave peligro, como nunca antes en estos años, debido a la corriente fascista y contrarrevolucionaria que de manera circunstancial, tiene mayoría en el Poder Legislativo; pero este pueblo heredero de Bolívar jamás se dejará envilecer por quienes lo desprecian; continuará su batallar como lo hizo contra el conquistador español, como lo ha hecho contra los gobiernos corruptos, como lo hace hoy contra las intenciones siniestras de una oposición entreguista y antipatria. Y decimos que ante esa realidad, con Chávez, como guía espiritual de la Revolución Bolivariana, y con el presidente obrero Nicolás Maduro, nos declaramos en Revolución Permanente, en 4 de Febrero Permanente, nos declaramos en Rebelión Popular para el Renacimiento¡¡

 

II

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), acaba de culminar su IV Cumbre en Quito, hermana República del Ecuador. En este importante cónclave quedó en evidencia la vigencia del legado bolivariano e integracionista del Comandante Chávez.

Pese a las intenciones de la derecha continental de revivir las tesis panamericanistas, los países integrantes de la CELAC continúan firmes en su propósito de mantenerse como un bloque político sin presencia de EE.UU y Canadá.

Se ha venido levantando con inmensa fuerza en América Latina y el Caribe un poderoso movimiento, producto del despertar colectivo de los pueblos del continente. Las fuerzas progresistas y de izquierda son mayoría en la Patria Grande, pese a los reveses electorales que hemos sufrido en los últimos meses.

Nadie puede dudar que el epicentro de esas fuerzas telúricas es la Venezuela bolivariana, chavista, socialista y antiimperialista. Estamos consolidando la senda para la independencia definitiva, la segunda independencia de nuestros pueblos, en momentos difíciles en los que la crisis estructural del capitalismo mundial causa estragos en nuestras economías.

Escuchamos con suma atención las palabras que pronunció en esta Cumbre regional nuestro presidente obrero Nicolás Maduro. Es por ello que respaldamos su propuesta vanguardista de diseñar un plan táctico anticrisis económica para las naciones que conforman esta estructura integracionista. Solo la unidad nos mantendrá libres e independientes, nos llevará a contener las pretensiones belicistas, y nos permitirá superar las dificultades mediante la cooperación, la solidaridad y la hermandad.

Muy importante ha sido aprender a respetarnos, a conservar la unidad en la diversidad. Esperamos que los acuerdos de la CELAC, formen parte de nuestras acciones diarias en todos los ámbitos.

Debemos hacer cada día más esfuerzos para incrementar la conciencia de la unidad en nuestras repúblicas y gobiernos, para impedir que la cizaña imperialista se imponga con su doctrina Monroe, "divide y vencerás". Estoy seguro que la inmensa mayoría del pueblo de Bolívar aportará todo lo que pueda para la redención de la América Nuestra, defendiendo la soberanía, la independencia y la autodeterminación de nuestras naciones.

Es por eso que si los halcones del Pentágono llegaran a equivocarse y decidieran intervenir en nuestro sagrado suelo, morderían el polvo desde las costas del Caribe a las orillas del imponente Orinoco; serían derrotados ténganlo por seguro, en las heroicas sabanas de Venezuela donde cabalgaron los centauros de Bolívar, libertadores de cinco naciones, precursores de la independencia en todo un continente. Nuestros pueblos han decidido ser libres y no hay fuerza capaz de detenerlos. Y en Venezuela, nadie lo dude, la defensa de nuestra libertad y soberanía está indisolublemente vinculada a la propuesta del Socialismo Bolivariano de Hugo Chávez. Queremos seguir en paz y en democracia, pero que no se equivoquen nuestros enemigos.

III

 

Este sábado 30 de enero se cumplieron 11 de años de la histórica participación del Comandante Eterno Hugo Chávez en el V Foro Social Mundial en Porto Alegre, Brasil, donde expresó la necesidad de trascender al capitalismo por la vía del socialismo, de manera pacífica y en democracia.

Y ese planteamiento, tiene hoy más vigencia que nunca, no sólo para Venezuela sino para todos los pueblos del mundo que luchan por su liberación y su soberanía.

Para cumplir con esa máxima, es necesario fortalecer cada día más nuestras instituciones democráticas y actuar cada vez con mayor eficacia y eficiencia política y revolucionaria. Necesitamos combatir los viejos vicios, la corrupción, el burocratismo, la falta de ética y de valores, de conciencia del deber social.

Enfrentamos en este momento una ofensiva contrarrevolucionaria adeco-burguesa que pretende, desde la Asamblea Nacional, hacernos retroceder. Pero nosotros nos preparamos para el contraataque blindado.

Ante las pretensiones de arrebatarnos las conquistas sociales, emprendemos una heroica cruzada nacional de todo el pueblo: el gobierno revolucionario en el ámbito nacional, regional, municipal, junto a civiles, militares, comunidades organizadas, estudiantes, obreros, campesinos, hombres y mujeres, articulados para el reimpulso productivo de la Patria, cerrando filas en la defensa de los logros alcanzados en socialismo. Hoy, con más fuerza y convicción moral que nunca, estamos decididos a continuar la senda que nos trazó Hugo Chávez: la construcción del Socialismo Bolivariano del Siglo XXI. Que nadie se equivoque¡¡.

El capitalismo está atravesando una compleja y definitiva crisis estructural cuyo desenlace transformará el destino de nuestra civilización. Aquí en Nuestramérica, tenemos siglos resistiendo al colonialismo y al imperialismo y no han podido exterminarnos.

La Venezuela Bolivariana está resistiendo desde hace más de 17 años, y podemos decir, que de cada ofensiva contrarrevolucionaria hemos salido fortalecidos. Así fue después del golpe de 2002, del paro petrolero, de la pérdida de la reforma.

De esta difícil coyuntura vamos a salir con una unidad patriótica y revolucionaria más consolidada y se perfeccionará la metodología científica y la planificación socialista para trascender finalmente el sistema capitalista rentista petrolero venezolano.

Hoy, cuando la firmeza y la lealtad son más importantes que nunca, rememoro aquellas palabras que nos legó nuestro Comandante Eterno a inicios del 2012, cuando retornó a la Patria para seguir el combate PARA SIEMPRE junto a su amado pueblo, Chávez nos dijo: "Viviremos, venceremos, habrá Patria y Venezuela será la Patria de la Paz, la Patria del Amor, la Patria del Pueblo y la Patria Feliz, y nadie nos va a sacar de ese camino. Lo prometido es deuda, voy a vivir, vamos a vivir y vamos a seguir venciendo, y en este compromiso daré toda mi fuerza, espiritual y física que cabe en mi corazón, en mi alma y en mis entrañas".

No te fallaremos Comandante Hermano Pueblo. Aquí sigues en batalla convertido en millones. ¡Cumpliremos tu promesa y venceremos!

¡Viva Chávez!

¡Viva Maduro!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Venceremos!

Barinas, domingo 31 de enero de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1962 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: