La Corrupción derrotó al Chavismo

Por Ahora, no están dadas las condiciones

La corrupción derrotó al chavismo. ¡Sí señor!, el pueblo cansado de ver en estos tres años del "Madurismo" un chavismo sin Chávez, y a los jerarcas del chavismos de siempre disfrazados de predicadores, de falsos profetas de una revolución, que cada día se hacía más y más invisible a los ojos del pueblo de las colas sabrosas. Cansados del falso discurso de líderes que no eran tales, de prédicas y más prédicas, repitiendo las mismas sandeces como discos rayados por el tiempo, de escuchar: bla, bla, bla y blas, sin dar los dirigentes nuestros, del gobierno o del PSUV, ejemplos fehacientes y creíbles de sacrificio en su vida diaria, menos de pobreza ni de humildad, o de eficiencia en su gestión de gobierno. El pueblo chavista decide sin tantos periquitos ni pericuetos, darle con su voto, donde más le dolía, con su voto, salieron electos los diputados de las 112 sillas, la oposición fascista de derecha, la misma que hizo las guarimbas. La misma del golpe del 11 de abril, la misma de los 43 muertos.

Cuantas palabras vacías, cuantas sin sentido, cuanta paja hablada con esos "ejecútese", como si una revolución se pudiese hacer por decretos, y moldear la mente del pueblo y la conciencia con peroratas mal hechas, música roquera y conjuntos musicales. Mientras tienes al pueblo chavista o no chavista haciendo colas hace ya tres años, aguantando escasez, inflación y dándoles con el garrote, si, ese mismo que tiene el compa Diosdado,. No hile Maduro Moros, así no se ganan elecciones.

Cachicamo trabajo pa lapa, dice un refrán popular, tal parece que fue así. No se si fue la estrategia, o fue la eficiencia de la quinta columna endógena, y de sus infiltrados en el alto y bajo gobierno, pero la casi totalidad de regalos, obsequios e incentivos entregados por el gobierno, fueron a parar a manos de la derecha, ¡si señor!, pregúntenselo al pueblo, a Pablo o a Petra, ni un carrito, ni una tabla, ni siquiera una de las 50.000 pensiones cae en manos chavistas. Si en verdad que existieron estas pensiones, yo tengo diez años esperando la mía y no salí y tengo 73 primaveras y dele además soy chavista inscrito en el PSUV, pero desenchufado. Así mismo sucedió con las viviendas, no fueron a parar al pueblo chavista. No hile, ni que el alma fuera de piedra y el cuerpo un algarrobo. ¡Ni aún así!, Mal agradecidos que son esos opositores, verdad presidente Maduro.

Pobres obreros del barrio cargando sus polarcitas del oso con su caja al lomo, y haciendo su parrillita de pollo, chinchurria y chorizo carupanero, para celebrar el triunfo del cambio. Caracha negro, el humo de las parrillas me tenía asfixiado, los gritos de ¡ganamos!, de los vecinos del barrio no me dejaban dormir. ¡El cambio viene! Vociferaban en alegre algarabía que me ponían casi sordo.

Hoy muchos, ya se lo están pensando. ¡Que cambio del carajo Andelfo!, si lo que viene ahora es candanga con burundanga. Se acabo lo regalado, se acabaron los subsidios, se acabo lo que se daba compa esperen y verán que llegue el 5 de Enero y pongan sus nalgas en los asientos de la ANB estos diputados. Mientras las colas siguen.

Sacan la Harina pan con fecha de cinco a 7 meses encaletada, meada de ratones y cucarachas, lo mismo la malta, pasada, recalentada que da cagantinas, los espagueti con gorgojos, y alguna que otra vainita. Pero eso sí, nada de precios justos o controlados, ahora son precios nuevos, precios de cambios.

Es que esos pactos del gobierno con la derecha empresarial importadora nos llevaron a los infiernos. Conciliábulos de media noche, acuerdos secretos con la derecha oligárquica, llevó al gobierno a la inacción, a olvidarse de Chávez, más que para nombrarlo en los discurso igual que antes hicieron con Bolívar.

Luego, nuestros mejores medios que defendían al proceso con ideología y principios por la radio, televisión, prensa impresa y digital, fueron desapareciendo uno tras otro del mapa.

Había que complacer y cumplir lo pactado. Debíamos conciliar decían los miserables de siempre, dialogar, llegar al consenso con la derecha.

Programas como la Hojilla de Mario Silva, Antonio Aponte, Toby Valderrama, Martín Guedez. Fueron sacados del aire ¡Que brutalidad! El alimento para el alma del pueblo revolucionario se lo quitan.

El gobierno entrega estos programas de concientización y defensa de la patria socialista, anti imperialista y bolivariana. Traicionando el legado chavista a cambio del programa de alias Mata Curas y el de Kiko y Cia de globo Terror.

Hay que conciliar, hay que dialogar, hay que llegar a consensos dicen los miserables traidores de la patria y los Páez entregados a la oligarquía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1744 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor