Sentir Bolivariano

Que nadie se deje engañar

Este sábado 31 de octubre, se cumplieron 74 años del nacimiento del eterno Cantor del Pueblo Venezolano, Alí Primera; el "panita" Alí. Su dignidad, su valentía, su amor por la Patria, le hicieron vencer todos los obstáculos. Rompió el cerco de la censura en la industria discográfica del momento, pese a la represión que existía en la Cuarta República, para llevarle a las clases populares su canto rebelde, su voz de protesta frente a la explotación y la exclusión del capitalismo, logrando despertar la conciencia revolucionaria de varias generaciones.

En esta coyuntura, donde el fascismo nacional e internacional ha emprendido una guerra mediática sin cuartel en contra de la Revolución Bolivariana, con técnicas propias de la propaganda nazi, han querido manipular al pueblo usando las canciones de Alí Primera. Al igual que algunos, que se han hecho pasar por "socialistas puros", por "verdaderos revolucionarios", para respaldar a la derecha y a la burguesía, lacayas del imperialismo, en su empeño de derrocar al legítimo gobierno del presidente obrero Nicolás Maduro, hijo de Chávez, alegando que hemos perdido el rumbo en el manejo de la economía del país.

Están tratando de desmoralizar al pueblo chavista y a las grandes mayorías que, sin ser militantes de la Revolución, confían en el futuro, confían en que el Socialismo Bolivariano es la única garantía de paz y de estabilidad para la nación.

Hay que decirlo claramente. Los verdaderos revolucionarios, la izquierda, los verdaderos socialistas, están con Chávez respaldando a Maduro. No hay otra posibilidad. Quienes se disfrazan de "progresistas", "humanistas", "independientes", pero critican al Gobierno revolucionario con los mismos argumentos de la derecha, le hacen el juego a quienes quieren dividirnos para derrotarnos.

Estamos en momentos cruciales de no bajar la guardia ni por un segundo. Hemos visto la arremetida de la derecha internacional contra la Venezuela Bolivariana y Chavista. Pero ante esa ofensiva contrarrevolucionaria, el pueblo valiente de Bolívar y Chávez, demuestra a diario con su lucha, con su resistencia, con su organización y firmeza frente a los intentos de saboteo, frente al abuso de la burguesía comercial y especuladora, que está hoy más consciente que nunca.

Es deber de la vanguardia revolucionaria, del Gran Polo Patriótico, de toda la militancia chavista, iniciar una cruzada por la verdad para desenmascarar las mentiras del fascismo y seguir avanzando en defensa de la Revolución. No hay que subestimar al enemigo, que a través de los medios de comunicación en manos de la burguesía y del capital trasnacional, trata de manipular a sectores de la población que aún no han consolidado la conciencia del deber social. Como decía el Che Guevara: ¡al enemigo ni un tantito así!

Sabemos que las comunidades organizadas en su gran mayoría, tienen claridad en la situación que vivimos y no se dejan manipular; siguen apoyando al gobierno revolucionario. Pero hay sectores menos organizados, con una débil formación política, donde puede permear este descontento infundado para tratar de inducir lo que la contrarrevolución ha denominado el "voto castigo" o la abstención.

Por ello es esencial decirle al pueblo la verdad. Vamos a develar en todos los espacios, cuál es la verdadera cara del fascismo, vamos a demostrar que ellos, la oposición, están en contra del pueblo; vamos a divulgar sin descanso los logros de la Revolución y del Socialismo Bolivariano. Debe ser una batalla sin cuartel para derrotar la mentira fascista, con la verdad socialista.

La población toda debe saber que estamos desmantelando la guerra económica; que a pesar del saboteo a nuestra economía le estamos garantizando la alimentación, la salud, la educación gratuita y de calidad, la vivienda, el empleo, la seguridad social, el salario digno, con lo que continuamos disminuyendo la desigualdad y la pobreza y afianzando el buen vivir de todos los venezolanos y venezolanas.

Seguiremos juntos, seguiremos avanzando en esta construcción socialista. Debemos aplicar la inteligencia social de toda la organización popular para neutralizar a esos factores, grupúsculos, que tratan de hacernos daño, aliándose a la conspiración de la derecha internacional, persiguiendo generar fricciones en las filas revolucionarias.

Son esos elementos que quieren engañar a la gente maximizando y destacando los errores o las fallas que no negamos se hayan podido cometer; pero hay que resaltar siempre, que son más los logros y los aciertos, los avances de la Revolución Bolivariana, que sus equivocaciones.

Que hay obras no culminadas por una u otra razón, que todavía hay gente esperando por su casa, por su pensión; que aún hay burocratismo, corrupción y lentitud en algunas instituciones, es cierto; pero que nadie se deje engañar.

Lo que ha ocurrido en este país es un milagro, es, lo que parecía imposible: con el proyecto socialista de Hugo Chávez, hemos revertido en apenas 16 años, la pobreza y la exclusión que dejó más de medio siglo de socialdemocracia, de falsa democracia burguesa. Allí están las cifras, allí están los datos, allí está el cumplimiento de las metas del milenio y la erradicación del hambre y del analfabetismo en Venezuela.

El Gobierno Bolivariano, que es el legado de Chávez, tiene el respaldo de la gran mayoría de la población para continuar desmontando los intentos del imperialismo para frenar la Revolución, sacar a Nicolás Maduro de la presidencia, y entregarle nuevamente nuestros recursos a las trasnacionales petroleras.

Con mucha conciencia del deber social, conciencia revolucionaria, chavista, antiimperialista, el 6 de diciembre saldremos con entusiasmo y optimismo a votar por los candidatos y candidatas de la Patria; porque este 6 de diciembre, gana Chávez, que es decir, gana el pueblo, gana la Revolución para seguir acelerando la marcha hacia la consolidación del Socialismo Bolivariano.

Con Chávez y con nuestro padre Libertador Simón Bolívar, seguiremos cumpliendo esa máxima de darle a nuestro pueblo la mayor suma de felicidad posible. ¡No volverán! ¡Al pasado de exclusión, miseria y humillación del pueblo, no regresaremos jamás! ¡¡Todos y todas, juntos, somos Chávez; por eso, unidos y conscientes seguiremos, en paz, construyendo la Patria Libre y Soberana; el estado de derecho y de justicia social!!

¡Viva Chávez!

¡Viva Maduro¡

¡A redoblar la marcha!

¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1520 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: