La ciencia, la gerencia y la política

Hacer ciencia es generar nuevas teorías, nuevos hallazgos, nuevas innovaciones, nuevos conocimientos

Hacer gerencia es planificar el desarrollo de competencias para crear una nueva forma de conocimiento en la organización, es propiciar interrelación entre las nuevas tecnologías y nuevos paradigmas, es tener visión de futuro para tomar decisiones, es buscar constantemente alternativas mediante la formulación de escenarios y prospectivas, es realizar cambios de los esquemas mecanicistas mediante la práctica del pensamiento sistémico y el pensamiento complejo.

Hacer política es cumplir las promesas contraídas con el pueblo, ser puntual con sus seguidores, recordar todos los días al militante y no solo cuando se acerca alguna elección, mantener vivo los ideales del movimiento político que se asume, mantener vivo el Estado al cual se pertenece y defender su soberanía, asumir la defensa de la seguridad de la población, propiciar la defensa de los derechos humanos, proporcionar seguridad social al pueblo, y muchas responsabilidades más.

Si, hacer política es una responsabilidad y no una oportunidad, ésta debería ser una reflexión para todos los dirigentes políticos del mundo, pero existen fuerzas naturales que impulsan al hombre a deslindarse de la realidad que los rodea y por la cual ejercen su liderazgo, visto desde la perspectiva de cada quien y de acuerdo a su interés, vocación, formación cultural, religión, convicción personal, y/o articulación con algún grupo, clan o club que vislumbre en el ser humano la posibilidad de poder o el derecho de mantener un principio humano, los valores.

Los tres (3) elementos titulo de este artículo, son fundamentales analizarlos y estudiarlos en la revolución de tal manera que los esfuerzos no se diluyan durante la gestión pública de quienes dirigen las organizaciones del Estado, he observado durante estos 15 años de revolución, que se han tomado excelentes decisiones y se han visualizado excelentes direcciones estratégicas, sin embargo la revolución está en un momento de quietud, es decir a la defensa y en los momentos que ataca, se deja quitar la ofensiva casi de inmediato.

Esto conlleva a que los objetivos logrados muchas veces vuelven a ser controlados del lado opuesto o del lado enemigo como lo quiera interpretar el lector.

Desde mi punto de vista, qué es lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo; es que nuestras políticas no las maduramos, consolidamos, y aseguramos, más bien pareciera que las piezas del ajedrez se debilitan o se distraen en otras tareas que les obliga a descuidar los logros alcanzados.

Como podría pensar un gerente en estas épocas de transcomplejidad, "déjenme pensar, hacer una prospectiva de visión a futuro, para enfrentar la transcomplejidad de las organizaciones, las estructuras y los sistemas, utilizando el pensamiento holístico, sistémico y complejo, para lograr el uso de la transdisciplinariedad, que permita fortalecer las toma de decisiones y aplicar el método correcto en cada situación".

El método correcto de la revolución ya existe, pero pocos lo entendieron y lo han entendido, solo falta aplicarlo y cumplir las reglas que él establece para poder lograr las políticas y las metas propuestas, que permita avanzar en las direcciones estratégicas ya definidas, y que todavía estamos a tiempo de retomar y controlar y restablecer algunos de los logros en peligro de barranco.

Este método revolucionario lo señaló el comandante presidente eterno Hugo Chavéz Frías, "que dios lo tenga en la gloria", este es el método de las 3R.

Este es el método de la revolución, hay que aplicarlo con todas sus extensiones, reglas y principios, de tal manera que permita generar ciencia de las políticas gubernamentales, y que dicho método articule La Ciencia, la Gerencia y la Política.

Cuando esto ocurra en los organismos gubernamentales y empresas públicas del Estado, no solo favorecerá la interpretación de la realidad, sino que también permitirá hacer la transformación necesaria de la realidad de la cual todos formamos parte como objeto de esa realidad.

Venezuela es la realidad, iniciemos la verdadera transformación de la realidad, a partir de la ciencia y la gerencia, articulada con la política la cual es parte de la realidad.

Ya tenemos el modelo para poner orden, tenemos la teoría para generar inferencias, tenemos la metodología que es el plan gubernamental de la revolución, nos ha faltado siempre aplicar nuevos paradigmas, "pareciera que aun queremos transformar la realidad con las herramientas melladas del capitalismo".

Somos hijos de la Patria Grande, estamos llamados a defender la dignidad de nuestros antepasados, no permitamos que algún vende patria o imperio alguno pise y mancille nuestra humanidad y nuestra soberanía, seamos libres y tengamos Patria. Hagamos ciencia y cambiemos la realidad.

¡Viviremos y venceremos!

Patria Socialista del Pueblo Soberano, necesario es vencer.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1471 veces.



Edgar Millán


Visite el perfil de Edgar Millán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Millán

Edgar Millán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a209900.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO