El dólar paralelo

Para el momento en que esto escribo el dólar paralelo ronda entre los 260 y los 270 bolívares por unidad. La fórmula para calcular dicho dólar especulativo en la frontera Colombiana se basa en un empirismo, basado entre otras operaciones aritméticas, al cálculo de las reservas en divisas internacionales de nuestro país, a lo cual hay que sumar además la mala fe propia de la guerra económica que el Imperialismo y sus cómplices internos nos tienen declarada.

Como todos sabemos, para combatir (pulverizar según palabras de altos funcionarios), este dólar paralelo productor en gran parte de la mayor inflación conocida en el país, nuestro gobierno ha implementado dos tipos de compra de divisas para el público, fuera de la fijación oficial del precio del dólar. A saber él llamado SICADI ya implementado el año pasado, donde el ciudadano que por cualquier motivo necesita dólares acude a una subasta de divisas que fraccionada a través del año creo le permite la obtención total de un máximo de cinco ó seis mil dólares U.S.A. Y el actual SIMADI, con la posibilidad de la obtención de 300 dólares diarios al precio del libre mercado, es decir bajo el libre juego de la oferta y la demanda, lo cual en un total laborable de más o menos 240 días al año le permite teóricamente a cada ciudadano, adquirir 72.000 dólares por esta vía, que sumado a los 5.000 del SICADI y 3.000 al precio oficial de Cadivi de 6.30, suman un promedio posible de 80.000 dólares al año, lo cual le omitiría la posibilidad de tener que recurrir a la banca paralela (estas cifras son producto de cálculos aproximados que lo más probable es que puedan presentar márgenes de error).

Al menos esa es la idea, a fin de "escoñetar" al dólar paralelo, dado que el promedio de adquisición de esta tan ansiada divisa haría improductivo el mercado paralelo, pero aquí es donde entra en acción el "infierno venezolano" echando por tierra todos los loables esfuerzos en la lucha contra el dólar paralelo. Por motivos quizás no ajenos a la ineficiencia y falta de motivación de los funcionarios encargados de transferir los fondos en divisas para esos mercados paralelos gubernamentales, los fondos no llegan o llegan "goteaitos", lo cual para no culpar en todo a los funcionarios antedichos, tienen al criterio tanto mío el de muchos otros compatriotas, dos motivos importantes de fondo, a saber: la existencia de "peces gordos" dentro de nuestro gobierno a los cuales no les interesa la caída del mercado paralelo de divisas por estar incurso en el, hasta los "teque-teques", o la suficientemente abultada existencia de los 24.000.000.000 (veinte y cuatro mil millones) de U.S. dólares, en las reservas internacionales proclamadas por el Banco Central, no son más que un "bulo politiquero"; lo cual explicaría también en buena parte (dada nuestra pobre producción agro industrial), la inexistencia de productos de consumo para la población en renglones tan necesarios como la leche por ejemplo (en nuestra casa tenemos ya dos meses sin conseguir leche, y ayer compró mi mujer en un supermercado chino nueve tomates por 190 bolívares), sumándosele a lo anterior la falta de muchos tipos de medicamentos esenciales.

No dudo exista una complementación de todos los motivos anteriores y algunos más que en este momento se me escapan para que el sistema para derrocar el mercado paralelo de divisas no funcione.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4497 veces.



Arnaldo Cogorno


Visite el perfil de Arnaldo Cogorno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a203836.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO