La confrontación de la Casa Blanca con Miraflores

Don Simón Bolívar expresó aquella profética frase: "…Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad…" cual era repetida, cuasi- permanentemente, por nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías. ¿Por qué los EEUU de América tienen como Política de Estado controlar a todo el histórico territorio de Venezuela? Esa es la pregunta a ser y deber ser respondida sin refugiarnos en la "Doctrina Monroe", únicamente, y, necesariamente, ver más allá e incluir las bases fundamentales de la "teoría de los espacios vitales" y las lógicas del desarrollo lógico en perfectibilidad del sistema capitalista mundial que se corresponden, directamente, con necesidades estratégicas cuales, a su vez, significan las bases fundamentales que sustentan la "etapa superior" en imperialismo y su relación histórico-temporal como, por ejemplo, la actual reingeniería en "pleno desarrollo". Es decir, no podríamos ni entender ni comprender y mucho menos aceptar si no analizamos las realidades globales actuales en curso fundamentalmente como consecuencia en desarrollo de la "Crisis de Wall Street" cual, a su vez, significó el agotamiento de los paradigmas post-2da-Guerra-Mundial cuando los escenarios geopolíticos que se venían trasladando desde el Atlántico hacia el Pacífico alcanzaron un cenit cuando la República Popular China entró de pleno derecho en los juegos geoestratégicos de ese capitalismo en decadencia arriba en referencia; es decir, en este periodo de catalización de las circunstancias referidas a la oferta-demanda, es decir, las materias primas y los mercados han entrado en una profunda crisis no ya de su existencia sino de sus capacidades y demandas-sobre-ofertas.

En esta línea de pensamiento es de obligación recordar las razones de la decisión del Poder, la Casa Blanca y el Congreso estadounidense por las cuales, en su conjunto, deciden aprobar la "Doctrina Monroe" y su periodicidad en desarrollo de su aplicación paulatina hacia los países al sur del río Bravo y al sur de la península de la Florida. Es decir, para la Casa Blanca, el Poder y el Congreso estadounidense, en primera instancia, el Mar Caribe se tendría que convertir en el "Mare nostrum" estadounidense y es por ello que cualquier análisis histórico de "avance de control territorial" en la modalidad tipo "imperialismo siglo XIX" se realizaría en el entorno geográfico del susodicho "Mare nostrum". Al tiempo, es de obligación académica tener presente en el análisis los reales significados del proceso independentista latinoamericano que se contravenía y se contradecía con las tesis fundamentales de los "Padres Fundadores" y su política terrófoga primero hacia su expansión al occidente de América del Norte para, posteriormente, controlar derrotando la presencia borbónico-española en Cuba. Es decir, la Política de Estado estadounidense, desde sus propios inicios, ha sido tanto la expansión territorial como de imposición del poder por las armas ante las propias contradicciones que el sistema capitalista obligaba en función de su etapa primaria del imperialismo.

En ese marco referente, el Poder, la Casa Blanca y el Congreso estadounidenses se han confrontado no con una futura potencia por sus características geoestratégicas como lo es Brasil sino con dos columnas histórico-en-liderazgo como las han sido y representan tanto don Simón Bolívar como el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías sin que ello pudiera significar, en absoluto, la objetiva importancia de todos los líderes latinoamericanos, centroamericanos y caribeños cuando, en esta circunstancia, nos estamos refiriendo, concretamente, a las dramáticas relaciones bilaterales de Venezuela y los EEUU de América en objetividad histórica aún y cuando, como lo conoce perfectamente bien el Pentágono, en momentos histórico-dramáticos para la Humanidad ha habido la "comandita" necesaria y obligante cuales en los actuales momentos históricos no están presentes a pesar de la "nueva política Obama" (JVR dixit) como la viene desarrollando la OTAN tanto y fundamentalmente en los espacios geográficos europeos como en los accionares temerosos en el Medio Oriente y los pinitos en la Región de Asia y el Pacífico.

Pero vayamos a algunas realidades históricas. En el mes de enero del año 1950 se realizó una entrevista entre nuestro Encargado de Negocios ante el Gobierno nacionalista del Presidente Chiang Kaishek en la colonia británica de Hongkong y un delegado representante del recién instalado gobierno del Partido Comunista Chino presidido por Mao Zedong quien le insinuó, según nuestro Encargado de Negocios, que Beijing vería con buenos ojos la permanencia de nuestra Legación ante ese nuevo gobierno del PCCh como así lo habrían decidido algunos otros gobiernos caribeños. El Gobierno de facto instalado en Miraflores ya se había adherido a las tesis de la ""Guerra Fría" por lo cual le ordenó al Encargado de Negocios se trasladara a la ciudad de Taibei (Taiwan). Es decir, podríamos especular que el "Golpe de Estado contra el Presidente constitucional don Rómulo Gallegos" para la Casa Blanca era de necesidad imperiosa ante los resultados objetivos post-2da-Guerra-Mundial no solo en el continente europeo sino por el triunfo del PCCh en China y a las puertas de una guerra civil en la península de Corea. Es decir, el Poder, la Casa Blanca y el Congreso estadounidenses "no se andan por las ramas".

¿Hubiera podido la Casa Blanca realizar acercamientos hacia el gobierno del Presidente constitucional, Hugo Rafael Chávez Frías antes del "Golpe de Abril" (2002)? Probablemente, quizás, se realizarían algunos contactos entre la Casa Blanca y Miraflores pero ello, en última instancia, para aquellos momentos, tendrían carácter de distracción más que de diálogo más cuando el propio golpe de estado se vendría gestando inclusive antes del triunfo electoral del Chávez Frías en aquel diciembre del año 1998. Es evidente que el proceso político que comenzaría con el segundo gobierno de CAP, los acontecimientos dramáticos del "27 de febrero" y las realidades inevitables del "4 de febrero" y el "27 de noviembre" se expresarían en diferentes escenarios políticos y en diferentes niveles de contradicciones. Es de conocimiento de la Política venezolana las profundas contradicciones entre los acólitos de Washington enfrentados a aquellos de Madrid y Berlín a pesar de que pudiéramos considerar aquella reunión de Aznar, Bush y Taylor en Las Azores. Eran diferencias de fondo no de forma, eran y son diferencias de concepciones ideológicas e inclusive de modelos capitalistas e inversiones in situ. Chávez Frías les tumbó sus escenarios, sus objetivos, sus aspiraciones y sus decisiones políticas hacia Venezuela.

Pareciera que el Poder, la Casa Blanca y el Congreso estadounidenses no quieren al huésped de Miraflores, Presidente constitucional Nicolás Maduro Moros, como, aparentemente, tampoco desean sostener diálogo alguno con su Gobierno revolucionario Bolivariano-chavista como se puede demostrar con el desarrollo de los sucesos que se expresaron durante todo el próximo pasado año 2014. Acá cabría una interesante pregunta que, quizás, el propio don Manuel Caballero se haría: ¿fueron los sucesos del 2014 una política "putchista" y/o un estadio preparatorio de un esquema terrorista-golpista de las derechas internacionales viendo esta segunda etapa que se está desarrollando con el denominado como "Golpe Alimentario"? sí ello es aceptado, entonces la denuncia que realizara el Presidente Maduro Moros en el patio de las Academias militares con motivo de la celebración del "4 de febrero" (1992) cuando le informó, directamente y de frente, a todo el alto estamento militar sobre parte de la interpelación que el responsable de la inteligencia militar del Pentágono realizara ante la Comisión del Congreso correspondiente cuando expresó que se desarrollarán "golpes de estado continuado" (¿putchismo?) en meses previos a las elecciones parlamentarias del próximo mes de diciembre del año en curso (2015). Es decir, bien este militar estadounidense es naïve, bien no le queda más remedio que exponer ante los legisladores estadounidenses las políticas que viene desarrollando el Pentágono hacia el Gobierno revolucionario que preside Maduro Moros, bien le está exponiendo a los legisladores que analicen "escenarios futuros" en lo que esos legisladores tanto republicanos como demócratas consideran como el "objetivo fundamental" de la Política de Estado estadounidense conociendo los desarrollos actuales de la "nueva política Obama" más de carácter guerrerista que pacifista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1090 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202339.htmlCd0NV CAC = Y co = US