Britto García que no estás en los cielos... el otro credo

Primero que todo o nada, quiero pedirte Luis Brito García que no te enojes por haber encabezado o enunciado el escrito con tu nombre, pero es que tu artículo es una evidencia irrefutable de que el asunto de las supuestas empresas de maletín, no es una alharaca de aporreadores y gente crítica (y aquí debo incluir a la oposición que se ha servido de esto como vehículo para descalificar al gobierno).

http://www.aporrea.org/contraloria/a194519.html

Ya había leído el informe de Luis Enrique Gavazut y pensé que pasaría inadvertido, o que solo sería un motivo de intercambio entre gente responsable y luchadores sociales; pero cuando un escritor como tu   se dispone a comentar tamaño entuerto (que además es un destacado y competente contralor), nos queda el consuelo de que aporrea no sea considerada un circo, ni portal de la desestabilización como insinuó hace poco uno de nuestros detractores.

Días atrás, un articulista de aporrea publicó un expediente o documento legal en donde se  evidencia la conducta de quienes satanizan, vulgarizan, o descalifican a los que día a día se toman el tiempo para investigar y hacer público muchos entuertos que no son conocidos, debido a la censura que se aplica en la denominada red de medios oficiales.

http://www.aporrea.org/ideologia/a194378.html

En dicho artículo, Yuri Valecillo  expone el contenido de un proceso legal a un funcionario que había expresado:

no hay que denunciar hechos de corrupción que hay que hacerse los locos y mirar para otra parte...”

Pero este individuo  es justamente quien se rasga las vestiduras para manifestar su condición de revolucionario impoluto y transparente; acusando a Toby Valderrama de ser algo así como un operador encubierto de la derecha.

Quiero decirles que en una oportunidad, le mostré a un ministro (fallecido, por eso no diré su nombre), documentos probatorios de hechos inequívocos de corrupción en un Ministerio...su reacción fue muy negativa, me conminó a destruir los documentos y  en tono autoritario me espetó que con eso yo no colaboraba para nada con la revolución. Le manifesté que con tener la discreción de entregárselos a él era suficiente muestra de no querer escándalo, pero aun así, insistió en que OLVIDARA EL ASUNTO.

De este modo se origina la comitiva de defensores de la corrupción desde la plataforma del SILENCIO.

Si acataramos el argumento de quienes prefieren el silencio ante semejantes entuertos, porque según ellos  le estamos haciendo el juego a la oposición, entonces imaginense la cantidad de irregularidades que se cometerían consuetudinariamente sin que podamos llamar la atención al respecto:

  • teníamos tiempo denunciando el acoso y el peligro que corría la vida de Sabino y otros indígenas, no nos escucharon y lo asesinaron;
  • a Isea lo denunciaron varias veces en este portal (hoy solicitado por la justicia venezolana);
  • a algunos funcionarios del entorno del presidente Chávez se les hicieron señalamientos que el tiempo demostró que eran ciertos;
  • Roland Denis denunció airadamente hace tiempo ya el asunto de la ausencia o escasez de los medicamentos y no hubo respuesta, ahora la nueva ministra de salud acepta que no fue una denuncia infundada;
  • una diplomática venezolana puso su cargo a la orden cuando un muy alto funcionario del gobierno la trató de asociar con la desaparición de un millón de euros, la investigación demostró la integridad absoluta de esta diplomática y su equipo, y que nunca tuvo acceso al manejo de ese dinero...  el funcionario de marras, sobre el que recae la responsabilidad de ese dinero, está completamente tranquilo y protegido por el alto gobierno...

 

Hace apenas unos años, el mismo Brito García nos alertó en relación a la improcedencia de una ley que estaba por aprobarse en la AN:

“Nosotros, intelectuales y creadores, profundamente preocupados por el avance en la AN de una Ley Orgánica de la Hacienda Pública Estadal cuyo artículo 6 hace posible transferir a los Estados y hacer enajenables los ríos, lagos y lagunas, manifestamos nuestro más categórico rechazo a una norma que trata de arrebatar al pueblo venezolano el dominio de sus fuentes de agua potable en el más puro espíritu del Área del Libre Comercio en las Américas (Alca)”,

Gracias a Brito, se accionaron los mecanismos de defensa y protección del ambiente y la integridad territorial; pero quieranlo o no, se evidenció que en el mismo seno de la Asamblea, funcionan operadores de intereses foráneos que en el mejor estilo de los “pisa pasito”, insertan artículos y contenidos en las leyes que al ser aprobadas, permiten que el capital privado (el nacional está subalternizado al internacional) se adueñe de espacios territoriales estratégicos y recursos no renovables.

Nadie se atrevió a mal nombrar o a descalificar a nuestro gran escritor por esta iniciativa...

En otra oportunidad, en una reunión en Parque Central con el entonces Presidente de la Asamblea Nicolás Maduro (2005-2006), el destacado realizador audiovisual y luchador social de probada lealtad a principios revolucionarios Alberto Monteagudo, le manifestó que el contenido de la Ley de Cine, recientemente aprobada por la Asamblea en aquel entonces, favorecía los intereses de las transnacionales y, palabras más palabras menos, sepultaba las iniciativas de los autores nacionales...Maduro aceptó la lectura crítica que hizo Monteagudo y alcanzó a decirnos “En que estarían pensando los legisladores cuando aprobaron esta ley”...Aquí, como en el caso anterior, se evidencia como trabajan los submarinos de la derecha en los predios legislativos.

El artículo de Brito García resume, sintetiza y amplía el significado económico, ético y moral que representa la desaparición de los 20.000 millones de dólares y la ausencia de respuestas objetivas.

Pero el colofón de este entuerto fue cuando nos enteramos de las penas impuestas a algunos indiciados:

funcionarios de CADIVI, que presuntamente ayudaron a crear unas 30 empresas de maletín, estafando a la nación, fueron condenados a 5 años de presentaciones periódicas ante un tribunal...

El peor de todos los males de la actual Venezuela es LA CORRUPCIÓN y las secuelas que va dejando: impunidad, nepotismo, clientelismo político, subordinación de todo el acontecer al hecho electoral permanente, ineficiencia, funcionarios que actúan al margen de la constitución...todo un ramillete de entuertos que minan el camino hacia una sociedad más justa y equilibrada.

Seguimos insistiendo en el asunto de los 20.000 millones de dólares porque hay una red de complicidades que están operando activamente entre los cuadros medios y altos del gobierno asociados a la entrega de divisas. Por ahora, agradecemos a Brito García que haya puesto la mirada y atención en este vergonzoso caso que cada día se parece más a la famosa “Mancha Negra” de la autopista Caracas-La Guaira en los años 70.

salud!!!

 

PD. La traición es hacer silencio ante crímenes de lesa patria. No estamos pidiendo la dimisión del presidente Maduro ni dada remotamente parecido, no lo estamos atacando como persona ni poniéndo en duda su condición y jefatura; estamos haciendo uso de nuestro derecho a la contraloría social y a la libertad de expresión; estamos mostrando nuestra lealtad a los principios que inspiran este proceso.

 

PD. Un gran acierto de Ramírez al frente de PDVSA fue entregar la seguridad de la empresa a ex-guerrilleros de muy honorable reputación y con el más alto nivel de compromiso político; esto genera cierto ambiente de seguridad dentro de las instalaciones ya que estos compañeros cuidan la empresa como si de su casa se tratara...¿va a conservar este legado el nuevo presidente de la empresa?, o  ¿contratará los servicios de una de esas empresas privadas de vigilancia conformada por ex-policías corruptos y ladrones de cuello blanco?...esperemos que reine la cordura y se mantenga este cordón de vigilancia.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2436 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: