Cuando solo queda el alargue


El alargue, como búsqueda de oxigeno y nuevas anhelos de triunfo es parte del lenguaje del momento. Todos sueñan con un quimérico alargue. Asombró lo obtenido por algunos equipos en este arrebato del azar. Para la oposición pareciera ser la única guarimba que les queda hoy por escarbar con su errática y desunida antigualla: la MUD.

Al evaluar el juego de la Mesa, los seguidores le dieron tarjeta rojo por el error de apostar al desvarío estratégica de jugar el partido por la vía de la Salida, y, en el campo mostrar mucha furia, y poca técnica. No contentos con este revés, -de abultado score -, se prepararon para un nuevo partido de cuartos de final, y les fue peor, por jugar nítidamente de contragolpe. En este nuevo match recibieron pitazos del arbitro y amonestación, hasta, de la FIFA, por el infortunado truco que propusieron tácticamente como: la Constituyente.
En esa juerga, se vieron des armónicos, poco coherentes, desdibujados en el engramado, debido entre otros errores, a una defensa sin argumentos que dio lastima.
Sobre todo que al pretender justificar esta broma de la Constituyente, lo hicieron con base en el dudoso triunfo que obtuvieron al armar la partida que jugaron en la calle y que ellos llamaron guarimba. Peor les fue. Obtuvieron un resultado deshonroso por el abuso de la prolongada posesión de pelota boba en su cancha sin lograr goles.

El error es simple, su estrategia fue basada en la violencia y mera acumulación de ataques con jugadas bárbaras, quemantes y alevosas contra sus vecinos. Lances sucios, que ni siquiera refrendó la FIFA. El estadio completo y la teleaudiencia le dieron rechazo del 85%. Fue un pobre y pírrico logro.

Olvidan que este debe ser juego limpio, apoyado en leyes que lo rigen. Que tiene normas que se debe respetar. Hasta cumplir un principio necesario: rescatar la decencia y seriedad política del juego como condición indispensable para ser fiables en esta final de partida ante los ciudadanos que padecieron sus lances. Resultado: hasta un autogol le brindaron al publico. Lastimoso desenlace

Los errores que comete el equipo se suelen acreditan a los Directores Técnicos. Peor cuando arman estrategias sobre bases inexactas de un equipo que se caracteriza por su falta de temple. Y estar convencidos de que los males del siglo XXI provenían de la existencia de los chavistas. También negar el valor del énfasis del “jogo bonito” por la raya hasta la bandera, para proteger los derechos sociales de los desasistidos.

Era final de juego esperado. Ellos vienen compitiendo igual desde 1958 como reformistas y fanáticos neoliberales, haciendo jugadas fuera de lugar que suscitan estruendosas pitas.

Tratando de engañar disfrazan su viejo equipo con la franela MUD. Solo para hacer visible que son la sombra triste de una historia que siempre fue falsa con el engaño del reformismo del statu quo. En ese juego se dedicaron a driblar a media cancha y evitar hacer una jugada con pase profundo contra el área del sistema.
Se evidencia que su tradición es la ética reformista; estrategia de jugada al contra golpe hacia la institucionalidad del modelo de Estado de derecho –que ellos habían diseñado- y convirtió en farsa con limitadas jugadas devolviendo pelota a su línea media y nunca sinceras aspiraciones de lograr algún gol de justicia social. Los hinchas abuchearon rotundamente esta forma de jugar en la Copa de 1998. Por eso, jamás se les verá en finales.

Para este momento todo para la oposición es sombrío. Es tremendo el nivel de irresponsabilidad y mentira, aún dentro del equipo se hacen gambetas y pases a jugadores en fuera de lugar que son inmediato pitados. Alevosos fauls, para romper rodillas a sus mismos socios de equipo. Tan trágica plan los lleva a verse como poco dignos, y evidenciar que son parodia de si mismos. Es equipo con la misma alineación y juego demodé, que ya en los setenta, estrenaban para confabular contra lo que hubiera podido ser una real y popular democracia. Era una oncena que confabulaba contra si misma, e iba contra los políticos y sus propios partidos y colaboró desde los ochenta contra el derrumbe del juego.

Doloroso, si viéramos una reseña social de esa época, encontraríamos, las caras de aquellos que en ese tiempo se iniciaban en política. Aunque, en su alma lo que habitaba era el espíritu de negociantes de curul. Desde allí atizaban prometedores y rendidores compadrazgos, o servilismo a caudillos, que los impulsaran en el forjamiento de una carrera política. Así inician su apuesta, hoy la historia, termina mostrándolos, mas qué como lideres de la política, como acaudalados personajes cuya meta es controlar ese pervertido mamotreto de la MUD.

Ahora el tiempo cruel, los revela con mas años, mas mañas y tratando de engatusar “jóvenes estudiantes” para lograr presencia política. A sus “muchachos” los tienen como adorno sentados en la banca y los sacan a ratos a la cancha para que ganen los juegos, que sus rodillas y fuelle, no pueden resolver, ellos bien mandados, cumplen, y, luego sus Directores Técnicos los vuelven a enfriar como suplentes el caso del defensa Requesens lo demuestra.
Tristemente ya no les queda tiempo, sus noventa minutos se están agotando. No quieren seguir la reglas del deporte y en ley anotar, un quimérico gol de empate que les haga ganar el derecho al alargue, soñando, que tal vez –en ese extra tiempo- por fin algún militar les haga el trabajo de colocarlos en el podio. Pero, dudo, ni con alargue podrán llegar.

Su lamentable imagen de hoy no puede esconder sus peluquines, u ocultar los restos de sus peelings o escamotear con tintes sus rebeldes canas, que supone pueda ayudarlos a crear una imagen refrescada. Pero nada, al verlos en jugar, su histórico abdomen los delata, y, aunque se quieren esconder bajo la falda de alguna líder o la gritonearía de un “prometedor joven maravilla”, el destino los descubre.

Es una farsa querer engañarnos cuando todo el mundo sabe, cuanto se apoyaron desde siempre en Caldera o pusieron las ridículas chaquetas de colorines de Pérez, ese es un equipo de veteranos que ya no le meten un gol a nadie, ni tienen como defender una portería.

En este campeonato a la MUD no le valen sus trucos de futbolistas rodillones y marrulleros, su presencia en TV delata, cada vez mas, torpezas, falta de precisión en el tiro al gol, debido a sus meniscos rotos, e ideas de ataque que dan risa por su falta de ingenio, así los veremos tomar el triste camino del regreso.
Sumada su carencia para oxigenar al correr tras las pelota, que los torna candidatos a sufrir, por su estado físico que solo provoca lastima. Sobre todo cuando declaran cínica y terriblemente que todo lo hacen por la “defensa de la democracia”.

Ese equipo de la MUD es una suma de jugadores cuya presencia solo produce pena, por la cantidad de resabios y falta de competencia y escasa responsabilidad para reconocer qué son Directores Técnicos de un equipo perdedor en 18 contiendas. El publico reclama que hace mucho tiempo debieron retirarse, pues ya ni como aguadores están en capacidad de ser parte del equipo.

¿Cual puede ser el camino para que reordenen su equipo?, sin duda esperar acunar una nueva generación. Lastimosamente, esa nueva camada de jugadores han sido formados por una escuela de tahúres, con ellos solo aprendieron trucos, o sea, que ya vienen al terreno del play con fallas estructurales de jugadores que no saben a qué juegan.
Son fantasmas que solo esperan la oportunidad de ganar el juego con tiro libre de sicario desde la tribuna.

La alternativa: entre el chingo, -viejo canchero-, o el sin nariz, de los jóvenes madurados con carburo en el parrilla de la guarimba, tampoco, está la salida para este equipo. Pobre alternativa entre los viejos mudistas, acomodaticios o los jóvenes violentos de la Salida.
Duda final por cuanto hasta un veterano ex diputado dijo que LL hizo un plan para ver como entraba en la cárcel y para sacarlos no hay plan posible, ellos mismos lo desahucian. Grave, con pocas opciones donde escoger.

Solo le queda, obvio, el alargue, para llegar según la dama de Panamá, a los tiros directos de metralla en penalty contra un equipo que, sépanlo, volverá a derrotarlos.

Soy optimista, espero si que hay alargue, -que lo dudo, por difícil- al menos nos den un juego no solo digno, sino futbolísticamente limpio y al menos, Constitucional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1346 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a191669.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO