¡Protesta Evangélica!

El Concilio Vaticano II que fue convocado por Juan XXIII en 1.962 si bien no abrió una clara y real esperanza para la reforma de la Iglesia Católica hacia su mayor acercamiento con los pueblos por vía de su necesaria democratización, rompió con una Iglesia institucional muy encerrada, excesivamente conservadora y atrincherada en su ciudadela santa y ofreció, sin duda, lo creemos así, la posibilidad de que se convocara a uno tercero, que si bien contaba y sigue contando con el apoyo de muy ilustres miembros de Colegio Cardenalicio, no ha sido posible hacerlo una realidad, con la finalidad de poner para la discusión abierta de su feligresía, en perfecta armonía con sus distintas instancias de organización, temas sobre materias de mucha trascendencia y candentes de la vida social y eclesial, entre las cuales se nos ocurre destacar la designación de sus distintos niveles jerárquicos, la participación de los laicos y las mujeres en el manejo y control de los asuntos de la Iglesia, la justicia social como razón obligante e inexorable de vida, la sexualidad, la disciplina del matrimonio y el ecumenismo, entre otros muchos, con la finalidad de encontrar fórmulas de acercamiento reales y concretos de la Institución con los más necesitados del mundo, con los pueblos que por millones mueren de hambre, que reclaman justicia, que cada día sufren más y más un despiadado sistema de relaciones económicas y sociales fundadas en la voracidad por la acumulación de la riqueza, el egoísmo en sus mayores expresiones y la explotación más despiadada.



Sirva este introito para divulgar un excelente planteamiento que, bajo el título indicado, hemos leído en el diario Ultimas Noticias del 14 del mes en curso, suscrito por el Párroco de Petare, Bruno Ranaud, el cual debe llamar a los fieles católicos a la mayor reflexión.



Veamos lo que dice este sacerdote de pueblo (copia textual):



“Al intentar un análisis político global del mundo actual, cómo no ver el impresionante giro hacia la derecha realizado en el espacio de unos veinticinco años. El cambio corresponde al inicio de los años 80, cuando, casi simultáneamente, dos grandes líderes legaron al poder en el mundo. Por una parte, Ronald Reagan, en los EEUU, presidente que se reveló como excelente comunicador para defender el proyecto del neoliberalismo económico y político. Y por otra, el Papa Juan Pablo II, formidable líder para la Iglesia Católica: con un estilo dinámico y una notable influencia sobre las masas, presentó un cúmulo de ideas y prácticas marcadas por una ideología menos optimista, menos “permisiva”, y por consiguiente más centralizadora, que el proyecto “Concilio Vaticano II”. Ambos hombres remaron exitosamente en el mismo sentido histórico: reorientar la política -o la Iglesia- hacia corrientes de sumisión, orden, y triunfo de una institucionalidad a “pensamiento único”.



El resto fue, como se dice, coser y cantar. Con extraña sumisión, a veces, frente a las presiones propias a cada institución, el mundo entero se sometió. Tanto el imperio norteamericano como la Iglesia romana lograron imponer sus planes conservadores. El imperio, con mucho más violencia, por supuesto, que la Iglesia; pero en la Católica, tampoco faltaron la intolerancia y la represión.

La Iglesia Latinoamericana -y la de nuestro país, tan carente de intelectualidad crítica- aceptó esta situación prácticamente sin rechistar; gobiernos eclesiales conformistas, sin envergadura, sin real preocupación social. A menudo, da la impresión de que la misma “opción por el pobre”, audaz declaración de principios en las reuniones episcopales de los años 1968 y 1979, ha llegado a ser una pieza de museo sin interés: esta moda pasó…



A corto plazo, la orientación fundamental del ideario político esclavizante va a seguir produciendo estragos. Pero lo novedoso es la no-conformidad activa de la gente de abajo, en la América Latina y en el mundo entero. ¿Tendrá mi Iglesia la lucidez suficiente para darse cuenta de aquello, y la audacia necesaria para acompañar una gran protesta evangélica?...



oliverr@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2280 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a18908.htmlCd0NV CAC = Y co = US