Valores humanistas

Un gran abrazo bolivariano, revolucionario y chavista para todos y todas; este nuevo año 2014 debe ser y será, un año fructífero para el pueblo barines y venezolano, para la aceleración de la construcción socialista, en este nuevo ciclo de nuestra revolución. Este nuevo año viene cargado de nuevas metas, de grandes objetivos, de buenos proyectos, muchos de ellos bastante adelantados y andando para ser concretados; y otros en sus inicios, como parte del nuevo plan estratégico de este proceso bolivariano, que sigue fortaleciéndose y avanzando. Es un año repleto de sueños, que seguirán concretándose en este camino de consolidación de la Patria que Chávez nos dejó.

Venimos de un año difícil, de librar importantes y duras batallas, pero que también sirvió para conquistar grandes victorias; y ahora, ya a mediados del mes de Enero, debemos sentirnos con energías renovadas para seguir trabajando por la patria que todos queremos, por alcanzar los ideales concretos que nos hemos trazado dentro del Socialismo Bolivariano.

De los buenos proyectos, en marcha y acelerando, tenemos el Plan Patria Segura. Las estrategias implementadas a lo largo de estos años para combatir la inseguridad que aún sigue haciendo estragos, no solo en nuestro país, sino a escala mundial, podemos decir responsablemente que han venido rindiendo frutos tangibles. La eficiencia y eficacia de estos planes y programas que se han ideado con amor, inteligencia y pericia para darle la batalla frontal a la inseguridad son palpables. En el caso de Barinas, después de haber pasado por “rachas” de secuestros y homicidios frecuentes, los números demuestran que hemos avanzado. A principios del año 2013 el estado se ubicaba en el puesto 17 (entendiéndose la cifra mayor como la menos favorable) de los 23. El año lo cerramos ubicándonos en el puesto 11. Es un resultado importante, sin lugar a dudas, pero, comprometidos como está nuestro gobierno bolivariano con la felicidad suprema del pueblo barinés, mientras haya un solo delito que se cometa en nuestro territorio, por pequeño que este sea, no habrá tregua en esta batalla decisiva.

Más allá de cifras e índices, sumamente importante es destacar la raíz de los planes que la Revolución Bolivariana viene implementado y que, seguro estamos, rendirán frutos definitorios por estar atacando el problema desde su fondo mismo; y que no es otro que el rescate verdadero y la promoción de nuestros valores humanistas, socialistas y revolucionarios, dentro del objetivo fundamental de la prevención del delito y la educación integral del pueblo. Valores como la lealtad, el patriotismo, la humildad, la generosidad, la solidaridad, el respeto, la honestidad, el sacrificio, la dignidad, la tolerancia, la verdad, la justicia, la igualdad, todos ellos enmarcados en la práctica del verdadero amor hacia los semejantes.

Una de las referencias principales, en este sentido, las enseñanzas del Padre Libertador. En el famoso Discurso de Angostura, nos dice Bolívar: “La educación popular debe ser el deber primogénito del congreso. Moral y luces son los polos de una República, moral y luces son nuestras primeras necesidades”. De igual manera, los principios de nuestro Socialismo Bolivariano, del auténtico Cristianismo, de la Teología de la Liberación. Solo como ejemplos tengamos en cuenta las siguientes citas. Mateo (5.9): “Felices los que trabajan por la paz, porque serán conocidos como hijos de Dios”; San Juan (carta): “Jesucristo sacrificó su vida por nosotros y en esto hemos conocido el amor… no nos amemos con puras palabras… sino verdaderamente y con obras”; Padre Miguel D´Escoto: “el auténtico cristiano deberá ser siempre no violento, y por ende, intransigentemente antiimperialista”. Nuestro Comandante Eterno dijo en varias oportunidades: “mientras no haya justicia, verdadera justicia, estamos amenazados por la violencia o inmersos en ella”. Esa justicia, de la que nos habla el Comandante Chávez no encierra solo a abogados, jueces y tribunales, ese tipo de justicia es importante, pero no la más importante. La realmente importante, es la justicia social, la que estamos obligados a lograr como gobierno y como pueblo unidos.

En el Plan de la Patria 2013-2014, algunos objetivos estratégicos y generales, inmersos en el gran objetivo histórico que instruye a continuar construyendo el Socialismo Bolivariano nos invita a: “construir una sociedad igualitaria y justa” y por ende a: “Estimular la ética socialista en los espacios de recreación de los jóvenes, orientados a la paz, prácticas deportivas y convivencia comunal, formando a 900.000 jóvenes en programas recreativos y deportivos e incorporando la participación de 5.200.000 jóvenes en programas para el uso del tiempo libre. Promover espacios de formación integral, con voluntariado que atienda a jóvenes en situación de vulnerabilidad”.

De igual manera nos convoca a: “Avanzar en la transformación social del privado de libertad, a través de la incorporación de familiares, consejos comunales, organizaciones sociales y cualquier otra forma de organización, a labores pertinentes a la materia penitenciaria. Combatir la impunidad, el retraso procesal de pena y de otros beneficios, en coordinación con el Ministerio Público, Defensa Pública y Poder Judicial. Crear condiciones para el apoyo post penitenciario: no divulgación de los antecedentes penales e inserción en programas Socio Educativo y Laboral. Profundizar la acción educativa y comunicacional en función de la consolidación de los valores y principios del estado democrático y social de derecho y de justicia, contemplado en la Constitución; y profundizar condiciones para generar una cultura de recreación y práctica deportiva liberadora, ambientalista e integradora en torno a los valores de la Patria, como vía para la liberación de la conciencia, la paz y la convivencia armónica”

Allí están las indicaciones muy claras, solo tenemos que seguir accionando, seguir trabajando en equipo y no olvidar dar nosotros mismos el ejemplo y promover con testimonio de vida nuestros valores humanistas, y por ende, socialistas.

“Derrotemos la cultura de la guerra, y sigamos fortaleciendo la cultura de la paz. Nuestra senda es la de la paz” Hugo Chávez Frías.

¡Chávez Vive!!
¡La Patria Sigue!!!

Lunes 13 de enero de 2014


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3956 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor