Venezuela calzó sus zapatillas de cristal

¡Los logros son evidentes!

Con el Presidente Hugo Chávez, la República Bolivariana de Venezuela calzó sus zapatillas de cristal.

Aunque en la Cumbre de Brasilia no se lograron los convenios deseados y el Presidente Chávez se negara a firmar por no estar de acuerdo en la forma que fue redactado, no por protagonismo como ha sido divulgado en los diferentes medios de comunicación internacionales y retransmitidos con profusión por los medios nacionales. Incluso dándoles el mérito y reconociendo el trabajo y esfuerzo efectuado por los Cancilleres de los países asistentes. Lo hizo con la mejor de las intenciones ya que realmente no había habido tiempo suficiente para iniciar un debate acerca de los conceptos ahí plasmados. De haberlo firmado sería como haber firmado un cheque en blanco. El Presidente es acucioso en cuanto a Cumbres y Reuniones Presidenciales se trata y en este caso parece que el objetivo principal de la Cumbre no cumplía estas expectativas.

Ya Brasil y Venezuela han firmado importantes acuerdos petroleros, de refinados, gasíferos, mineros y de construcción. La construcción de una Refinería en el Estado de Pernambuco, capital Recibe, al noreste de Brasil y que llevará el nombre de uno de los próceres, que al lado del Libertador Simón Bolívar, llevara la independencia y librara del yugo español a algunos países de nuestra América, el ilustre latinoamericano Jose Inacio Abreu De Lima

Especulaciones y críticas inmisericordes, que vienen y van sobre las relaciones de Venezuela con los otros países de la región, y la desestabilización que lleva a cabo, “derrocando presidentes y alentando guerrillas y disidencia”, pero demostrado ha quedado que esos desacuerdos no pueden involucrar los países. Los países los forman los pueblos y muchos de estos pueblo están de acuerdo con el presidente Chávez...La Voz del Pueblo es la voz de Dios...

Las críticas severas y malintencionadas no persiguen otro objetivo sino el decir que “Venezuela está aislada” y así –tratar- de aplicar la Carta de las Américas. Nada lejos de la realidad. Ahora es cuando nos estamos uniendo. El momento de la América Latina ha llegado y ya no seguiremos –por lo menos, lo estamos intentando- siendo el patrio trasero de la potencia guerrera, invasora y genocida del norte. Aún nos falta la consolidación férrea. Como ejemplo podemos citar la Comunidad Europea que durante más de cincuenta años trataba de fortalecerse y ahora tienen un Parlamento Europeo, una moneda única y una Legislación única, no obstante la falta de aceptación de algunos países del área.

Absolutamente claro y demostrado está que algunos países de la región latinoamericana se han plegado a las peticiones de la nación más poderosa, pero para fortuna nuestra, estas han sido los menos. Muchos países han visto con beneplácito y están estudiando la posibilidad de la integración latinoamericana como una realidad tangible... Ya el sólo hecho de que el ALCA muera sin nacer ante la alternativa del ALBA, propuesta por Venezuela, es una demostración fehaciente del fortalecimiento que ha tomado en la América Latina y los Países del Caribe.

Desde que el Presidente Chávez asumiera su gestión de gobierno, Venezuela es el centro de las críticas malsanas nacionales e internacionales debido a los profundos cambios que se están llevando a cabo, sobre todo en “la guerra al latifundio”. Es impresionante ver como Venezuela después de su pasado glorioso, sus luchas independentistas, vive todavía en el coloniaje. Los grandes latifundistas no han comprendido aún que vamos hace la verdadera Soberanía Alimentaria. No confiscando, como dijera el Presidente Chávez, el que posea sus títulos probatorios de propiedad de la tierra le serán reconocidos, además de probar la cantidad de ella que está productiva. Las tierras ociosas serán inexorablemente expropiadas acogiéndose a la Constitución Nacional y al Decreto que el Libertador Simón Bolívar dictara en 1821, y que aún en estos días está más vigente que nunca.

Somos un País libre y soberano y en franca vía hacia el SOCIALISMO DEL SIGLO XXI. Dándole poder al pueblo, sacándolos de la miseria e ignominia que se habían visto sometidos por siglos, sin ningún tipo de seguridad social, mucho menos de tenencia de tierras. Sin tener oportunidad de desarrollar sus capacidades, arraigadas en lo más profundo de su ser. Nacieron y vivieron toda la vida a expensas de lo que el “Amo y Señor de las tierras” les permitiera: el acceso a una porción mínima de ella, y por supuesto, pagándoles las regalías de la tierra de todos los venezolanos. ¡Se acabó! Llegó un Presidente que le colocó la zapatilla de cristal a la Patria de Bolívar.

...Para finalizar y como dijera el Libertador Simón Bolívar: “Promover la agricultura en todos sus ramos y procurar el aumento y mejoras de las crías de ganado caballar, vacuno y lanar, presentar al pueblo proyectos, mejoras y reformas, extendiendo de todos modos hasta hacer vulgar el conocimiento de los principios científicos de estas artes y facilitándolo de libros y manuscritos que ilustren al pueblo en esta parte...


¡HUGO PARA TODOS Y TODOS PARA HUGO!
¡LA TRINCHERA SÓLO TIENE DOS LADOS.!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3345 veces.



María Antonieta Guevara Rengel


Visite el perfil de María Antonieta Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Antonieta Guevara

María Antonieta Guevara

Más artículos de este autor


Notas relacionadas