La CIA en plena acción

El plan de la CIA en Venezuela está en pleno desarrollo y es absolutamente necesario que los revolucionarios tomemos total conciencia de ello, pues hay el peligro de que muchos afectos al proceso, sin darse cuenta, comiencen a arrimar agua al molino del imperialismo. Las acciones de la CIA en los actuales momentos son fáciles de detectar por típicas: generación de conflictos, incluso violentos, de acuerdo a un guión preestablecido, promoción de la división en el campo revolucionario y eventos o declaraciones terroristas orientados a la creación de angustia e incertidumbre en la población. Todo ello persigue, tácticamente, dos objetivos: debilitar tanto el liderazgo del presidente Chávez como a las fuerzas revolucionarias de cara al venidero proceso electoral para elegir los diputados a la Asamblea Nacional. Varios eventos están ocurriendo que confirman lo que digo:

- Intentos de calentar la calle por medio de situaciones provocadas como la guarimba hospitalaria y la lucha "en defensa de la propiedad privada"
- Generación de factores divisionistas en el seno del proceso revolucionario, tales como la reciente situación en VTV y la división electoral en el estado Trujillo.
- Declaraciones terroristas de unos supuestos Carapaicas anunciando la creación de una "Corte Popular Anticorrupción" que incluso podría aplicar la "Pena de Muerte". Coincidencialmente, estas declaraciones terroristas se fundamentan en unas supuestas denuncias sobre corrupción en VTV ¡de hace dos años! las cuales vinculan con "el caso Walter Martínez"

El libreto es claro, y bien pendejo el verdadero revolucionario que se preste a los distintos manejos de la CIA precisamente antes de las elecciones de diciembre. Para sus acciones la CIA utiliza tanto agentes encubiertos vinculados a la oposición, como quintacolumistas infiltrados en el campo revolucionario; éstos a su vez se alimentan, entre otro nutrientes, de la cortedad de visión de algunos sectores del campo revolucionario.

Los revolucionarios debemos enfrentar la más reciente embestida de la CIA con tres objetivos bien claros:
1) Fortalecer cada vez más el liderazgo del presidente Chávez
2) Obtener en las elecciones de diciembre la mayoría calificada en la Asamblea Nacional
3) Desarrollar las medidas que profundizan la Revolución, como la lucha contra el latifundio

El deber de los revolucionarios, de aquí al 4 de diciembre, es postergar temporalmente y al máximo las contradicciones internas, y en general todas las contradicciones secundarias, en función de resolver victoriosamente la contradicción principal, que se dirimirá tácticamente en la próxima batalla electoral contra el imperialismo y sus lacayos.

Todo lo que atente contra la fortaleza del liderazgo de Chávez y contra la posibilidad de lograr la mayoría calificada en la AN, favorece al imperialismo y a sus aliados del campo contrarrevolucionario.

Abramos los ojos, pues las batallas que se avecinan pueden ser decisivas y eso lo saben muy bien el imperialismo y la CIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2803 veces.



Néstor Francia


Visite el perfil de Néstor Francia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Néstor Francia

Néstor Francia

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a17065.htmlCd0NV CAC = Y co = US