C.V.G. ALCASA, Cogestion obrera en el Ojo del Huracan

Desde que los trabajadores de C.V.G. ALCASA y su sindicato comprendieron que los cambios debían ser profundos en las relaciones internas de la empresa. La conciencia revolucionaria empezó a plantearse la necesidad de derrumbar una estructura burocrática, representada por los gerentes que patentaron una nueva manera de perpetuarse en sus puestos por medio de crear escenarios para la “crisis” que le permitieran justificar los enormes gastos a nombre de la crisis y vivir de ella, pero por otro lado ponía en evidencia su ineficiencia por el déficit que durante más de cinco lustros presentaban en el presupuesto de la empresa, lo que justificó que personajes del pasado como Teodoro Petkoff, expresara la infeliz frase de “Es mejor regalarla que venderla”.

Los trabajadores mantuvimos la esperanza e hicimos un llamado a el pueblo de Guayana para juntos librar una de las importante batallas para ganar terreno a la oligarquía criolla en las empresas básicas, expresando ante el gobierno revolucionario la posibilidad de nuestras propuestas, como en efecto ocurrió y gracias al Dios omnipotente, nuestro clamor fue oído por nuestro Presidente Comandante: Hugo Chávez, quien nombra a Víctor Álvarez como Ministro del MIBAM y a Carlos Lanz como Presidente de Alcasa y una nueva junta directiva de la empresa dando así a los trabajadores la posibilidad de iniciar el Proceso Cogestión Obrera y Desarrollo Endógeno en el cual la corresponsabilidad es la nueva relación de trabajo para realizar los cambios estructurales.

Desde ese momento se impulsaron las asambleas en el portón principal para escoger la metodología de selección del nuevo tren gerencia que estaba representada por dieciocho (18) gerencias; en estas asambleas intervinieron los trabajadores, el sindicato, el Presidente y la Junta Directiva de la empresa quienes aplastaron los intentos de boicoteo de las asambleas, por parte de los factores que adversan este proceso, pertenecientes a la oposición e inclusive de compatriotas confundidos por su frustración y carentes de base ideológica, a esto hay que agregar la intromisión de las anteriores autoridades de la Corporación Venezolana de Guayana quienes hicieron un pacto de no agresión con la gerencia maula y así presentar una imagen de gobernabilidad.

La sabiduría de los trabajadores otra vez se puso en evidencia cuando empezaron las elecciones por la base para escoger de manera transitoria por tres (03) meses a los gerentes provisionales, obteniendo resultados en las gerencias operativas que representan la mayoría de los trabajadores y donde se obtuvieron sendas victorias por parte de la avanzada revolucionaria en gerencias como servicios industriales, laminación, fundición y otras, allí se eligieron ternas gerenciales integradas por tres (03) trabajadores profesionales que en lo adelante tienen la misión de repuntar la producción y evidenciar que los trabajadores si pueden aplicar una gerencia seria y responsable de sus obligaciones.

Un proceso innovador y desconocido por la mayoría como lo es la Cogestión Obrera, generaba una duda en muchos de nosotros que fue despejada por los aciertos de los trabajadores en escoger a los mejores para asumir la dirección y liquidó el paradigma de que solo una elite era capaz de conducir una empresa de la dimensión de ALCASA. Es decir, iniciamos un transito que enlaza el planteamiento de la Revolución y construir el Socialismo del Siglo XXI. Este resultado no fue el mismo en las gerencias administrativas como Logística, Finanzas, Planificación Estratégica, Comercialización y otras que fueron escogidas en elecciones manipulables por el escaso número de trabajadores en estas gerencias que hasta ahora no permite tener un control de los ingresos y egresos de la empresa. A pesar de los contra tiempos los trabajadores hemos adquiridos mayor conocimiento de nuestra planta y tenemos determinado los puntos críticos con los cuales hay que trabajar para consolidar la toma del poder por parte de los trabajadores.
Ahora nos plateamos unos retos interesantes luego de conocer “potes de humo” como los denomina el Comandante Chávez a los proyectos desvinculados de la realidad, como es el caso de la construcción de V línea de ALCASA , donde el pueblo venezolano salía desfavorecido de manera grosera en un contrato donde tenia todas las ventajas comparativas la transnacional, así como normalizar las condiciones de operatividad en la empresa, manteniendo más de Quinientas (500) toneladas diarias de producción, rompiendo record de producción en laminación de más de Tres Mil (3.000) toneladas mensuales y haciendo ahorros significativos en los insumos para la producción.

Mientras hay un ataque persistente de los medios de comunicación social de la región (periódicos, televisión y radios) pertenecientes a factores de la oposición, que todos los días mantiene un asedio a los cambios que ocurren en ALCASA e intentan desprestigiar de cualquier manera esta esperanza que se extiende por las empresas hermanas VENALUM, BAUXILUM, CARBONORCA y otras que están dando pasos tímidos, pero con la real intención de convertir a todas las empresas básicas en núcleos de Desarrollo Endógeno.
Un ejemplo de la perversión administrativa en ALCASA es la póliza administrada de Hospitalización, Cirugía y Maternidad H.C.M., que es un negocio redondo para mafias que se apoderaron de un servicio de prestación de salud que nació por la ineficiencia del IVSS y que poco a poco fue cediendo terreno a los mercaderes de la miseria que reúne a intereses diversos. En ALCASA, en el 2003 se canceló la grosera suma de Dieciocho Millardos de Bolívares (18.000.000.000 Bs.); en el 2004 se cancelaron Veinticinco Millardos Bolívares (25.000.000.000 Bs.) y hasta el mes de Julio del 2005 van Dieciocho Millardos de Bolívares (18.000.000.000 Bs.); es decir, unos recursos económicos que pudieron servir para fortalecer el sistema de seguridad de salud y brindar beneficios a toda la comunidad guayanesa.

Se tiene previsto que la C.V.G. y sus empresas filiales cancelen en H.C.M., en este año más de Doscientos Cincuenta Mil Millardos de Bolívares (250.000.000.000 Bs.). Los trabajadores elaboraron una propuesta de la creación del Instituto de Previsión Social de los Trabajadores de ALCASA –IPSTALCASA-, para encargarse de administrar un sistema de salud solidaria, además de consolidar ahorro, vivienda, educación y deporte. Ya salieron los detractores del Instituto quienes buscan confundir a los trabajadores y a la opinión pública con anuncios de calamidades, intentando resistir los cambios que son irreversibles.
Los ALCASIANOS, somos concientes de la responsabilidad encomendada y tenemos por delante la misión de darle forma estructural al proceso de Cogestión Obrera con la próxima elección de los gerentes y el relanzamiento de esta empresa pionera del aluminio en Venezuela.
MANUEL FIGUERA
C.I. 10.386.688


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1723 veces.



Manuel Figuera


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas